KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Fumar y el asma

Es posible que tengan un álbum de fotos familiar lleno de imágenes donde la gente fumaba en todo tipo de situaciones, desde las fiestas de cumpleaños hasta los picnics. Esto se debe a que hubo un tiempo en que fumar estaba bien aceptado en cualquier sitio, hasta en el consultorio de los médicos. Pero todo eso cambió cuando averiguamos más cosas sobre los problemas de salud que provoca el tabaco.

Si tienes asma, fumar es especialmente arriesgado para ti porque el tabaco daña los pulmones. 

El humo del tabaco irrita las vías respiratorias, haciendo que se inflamen, se estrechen y se llenen de una mucosidad pegajosa, las mismas cosas que ocurren durante una crisis asmáticas. Por eso, fumar puede hacer que tengas crisis asmáticas más a menudo. Además, esas crisis pueden ser más graves y más difíciles de controlar, incluso con medicación.

Si fumas

Tal vez hayas empezado a fumar porque lo hacían todos tus amigos o porque has crecido en una familia donde fumaba mucha gente. Algunas personas prueban el tabaco por curiosidad o por aburrimiento. Sea cual sea el motivo que te llevó a fumar, si estás pensando en dejar ese hábito, lo más probable es que eso te ayude a controlar el asma.
He aquí más motivos para dejar de fumar:

  • La conducta de fumar puede impedir que el medicamento de control a largo plazo, o de tipo preventivo, haga su efecto. Fumar también te puede obligar a utilizar el medicamento "de rescate", o de alivio inmediato, más a menudo.
  • Fumar te puede crear interferencias en el sueño al hacerte toser más por la noche.
  • Fumar te puede hacer rendir menos en el deporte o en otras actividades físicas.
  • Y lo peor de todo es que fumar te puede llevar a un servicio de urgencias con una crisis asmática grave.

Si decides dejar de fumar, no tienes que hacerlo solo. Busca el apoyo de otras personas que también estén intentando abandonar ese hábito. También puedes pedir información a tu médico sobre medicamentos u otras cosas que te puedan ayudar a no tener tantas ganas de fumar. ¡Tu médico seguro que te quiere ayudar a dejar de fumar!

Si otra gente fuma

Aunque tú no fumes, puedes encontrarte en situaciones donde la gente fuma, como fiestas, restaurantes o incluso tu propia casa si alguno de tus familiares es fumador. Respirar el humo del tabaco que fuman otras personas es uno de los desencadenantes del asma.  Si tienes asma, deberás hacer todo lo posible para no convertirte en un fumador pasivo.

Si sales con fumadores o si algún miembro de tu familia fuma en tu casa, será más probable  que presentes síntomas asmáticos frecuentes y graves. Es posible que tengas que medicarte más y que tu asma sea más difícil de controlar. Además, probablemente tendrás que ir al médico o al hospital más a menudo debido a tus síntomas asmáticos.

<INSERT DECO AND TABLE>

No hay mucho que puedas hacer sobre el comportamiento de otras personas. Pero informa a tus amigos y familiares de que su conducta de fumar está empeorando tu asma. Pídeles que no fumen en tu casa ni en tu coche. A fin de cuentas, se trata de tu aire.

Fecha de revisión: junio de 2017

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com