KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


La rickettsiosis maculosa

Jared se pasa la mayoría de los fines de semana haciendo excusiones por las montañas pobladas de árboles que hay cerca de su casa. Pocos días después de una de sus excursiones, se levantó con mucha fiebre, dolores musculares, escalofríos y un fuerte dolor de cabeza. Creyó que tenía la gripe. Pero, al cabo de unos días, empezó a tener una erupción a manchas rojas en las muñecas y los tobillos.

Jared, que sabe bastante sobre la naturaleza, se preguntó si aquella enfermedad podría tener algo que ver con las garrapatas que había visto en los arbustos y hierbas que había junto a la senda en su última excusión. Su visita al médico confirmó su intuición: había contraído una rickettsiosis maculosa.

¿Qué es la rickettsiosis maculosa?

La rickettsiosis maculosa (o "rickettsiosis exantemática"), también conocida como "fiebre maculosa de las montañas Rocosas", es una enfermedad provocada por una infección causada por la bacteria Rickettsia rickettsii (R. rickettsii), que suelen trasmitir las garrapatas. La mayoría de la gente que desarrolla esta enfermedad lo hace después de que le pique uno de los siguientes dos tipos de garrapatas: la garrapata americana del perro en la parte oriental y central de EE.UU., y la garrapata de la madera de las Montañas Rocosas en los estados de las montañas Rocosas y el sudoeste de Canadá.

La bacteria que causa esta infección se trasmite a los seres humanos a través de las picaduras de garrapata, de modo que es más frecuente cuando las garrapatas están más activas. Más del 90% de los casos de rickettsiosis maculosa ocurren entre los meses de abril y septiembre en el hemisferio norte.

Menos del 3% de las garrapatas son portadoras de la bacteria R. rickettsii; por lo tanto, el hecho de recibir una picadura de garrapata no significa exponerse automáticamente a contagiarse con la bacteria que provoca la rickettsiosis maculosa. En EE.UU. se registran entre 500 y 600 infecciones de este tipo al año y la mayoría de ellas afectan a la población infantil.

Una persona no tiene que vivir en o cerca de las montañas Rocosas para desarrollar una rickettsiosis maculosa. De hecho, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), se han dado casos de rickettsiosis maculosa prácticamente por todo EE.UU. (con la excepción de Alaska, Hawái y los estados que están más al norte en Nueva Inglaterra). Es más frecuente en los estados del sudeste bañados por el océano Atlántico (Virginia, las Carolinas, y Georgia), así como en los de Tennessee, Arkansas y Oklahoma.

La bacteria que provoca la rickettsiosis maculosa se transmite al ser humano mientras la garrapata sigue enganchada a su piel. Cuando una garrapata pica a una persona, en el fondo se está preparando para seguir adherida a su piel durante cierto tiempo a fin de alimentarse de su sangre. Si la garrapata que pica a una persona está infectada por la bacteria R. rickettsii, cuanto más tiempo siga pegada a su piel, más fácil será que le trasmita la bacteria. Generalmente, hacen falta varias horas para que pueda ocurrir el contagio. Durante este tiempo, la garrapata se hinchará debido a la sangre de que se alimenta. Una vez hinchadas, las garrapatas se suelen ver abultadas y adoptar un color tirando a gris.

También es posible que una persona se infecte y desarrolle una rickettsiosis maculosa si un corte o una ampolla abierta entran en contacto con los jugos corporales procedentes de una garrapata aplastada. Por eso, es muy importante no intentar aplastar ninguna garrapata con los dedos mientras se extrae. Manipular garrapatas con las manos desnudas no es una buena idea. Utiliza guantes de látex siempre que sea posible.

Signos y síntomas de la rickettsiosis maculosa

Los síntomas de la rickettsiosis maculosa suelen aparecer entre 2 y 14 días después de una picadura de garrapata. En muchos casos, la gente que desarrolla una rickettsiosis maculosa no se da cuenta de que ha recibido una picadura de garrapata.

En mucha gente afectada por esta enfermedad, los síntomas aparecen de repente, aunque no siempre ocurre de este modo. Aproximadamente un tercio de los afectados notan que sus síntomas aparecen de forma gradual. Los síntomas iniciales suelen ser de tipo gripal, como fiebre, escalofríos, fatiga, dolores musculares y fuerte dolor de cabeza. También puede haber dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea y pérdida del apetito.

Al cabo de unos días, la persona puede desarrollar una erupción cutánea a base de granitos pequeños o manchitas de un color rojo rosado o rojo oscuro. Suele aparecer entre 2 y 5 después de la aparición de los demás síntomas. Tiende a salir en las muñecas, los tobillos, las palmas de las manos y las plantas de los pies y luego se extiende a brazos y piernas y avanza hacia el pecho, el vientre y la espalda.

Conforme va avanzando la rickettsiosis maculosa, los granos o manchas rojas iniciales pueden cambiar de aspecto, empezando a parecer moretones o bien puntos o áreas sanguinolentas bajo la piel. De todos modos, una cantidad reducida de las personas afectadas por esta enfermedad no desarrolla ningún tipo de erupción.

La rickettsiosis maculosa puede ser grave. En estos casos, la enfermedad puede afectar a los vasos sanguíneos, el hígado, los riñones, los intestinos, los pulmones y/o el cerebro, pudiendo llegar a lesionarlos gravemente. Por eso es tan importante que vayas al médico si presentas signos o síntomas de rickettsiosis maculosa.

¿Cómo la diagnostican los médicos?

Aunque no estés seguro de que te haya podido picar una garrapata, deberías llamar a tu médico si presentaras cualquier síntoma de rickettsiosis maculosa, como fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolores musculares y/o erupción en la piel, sobre todo si esta última te empieza a salir alrededor de los tobillos o de las muñecas.

Para diagnosticar una rickettsiosis maculosa, el médico te mandará a hacer un análisis de sangre de muestras extraídas en dos momentos diferentes (separados por varias semanas de tiempo) para determinar si los anticuerpos contra la infección van en aumento. Los anticuerpos son unas proteínas especiales que fabrica el organismo para luchar contra infecciones específicas.

Puesto que los resultados de los análisis de sangre tardan bastante tiempo en estar listos, es posible que tu médico iniciara el tratamiento antes de disponer de ellos si sospechara que podrías padecer una rickettsiosis maculosa basándose en tus síntomas.

¿Cómo se trata?

La rickettsiosis maculosa se trata con antibióticos. Las personas con casos leves de esta enfermedad se pueden tratar en casa, pero aquellos pacientes que estén gravemente enfermos a consecuencia de la enfermedad deberán ser tratados en el hospital con antibióticos y fluidos administrados por vía intravenosa (VI). Cuando se administra un medicamento o un fluido por vía intravenosa, estos se introducen directamente en el torrente sanguíneo del paciente a través de una aguja.

El tratamiento a base de antibióticos suele continuar hasta que la persona con rickettsiosis maculosa deja de encontrarse mal y le baja la fiebre. La mayoría de los tratamientos de esta enfermedad duran entre siete y diez días. Cuando surgen complicaciones, como fiebre prolongada o signos de inflamación, se alarga el tratamiento.

Es muy importante que toda persona que padezca una rickettsiosis maculosa reciba tratamiento lo antes posible y que siga las instrucciones de su médico en lo relativo a la medicación y a cómo se debe recuperar en casa. Esto se debe a que la infección puede ser grave y, en casos muy raros, hasta mortal, si no se trata.

¿Se puede prevenir?

La rickettsiosis maculosa no se puede contagiar entre personas; es decir, no te la puede pasar nadie que la haya contraído.

En la actualidad, todavía no existe una vacuna que permita prevenir las infecciones por rickettsiosis maculosa.

La mejor forma de prevenir la rickettsiosis maculosa es evitar las áreas infectadas por garrapatas. A las garrapatas les gusta estar en áreas arboladas, de hierba alta y matorrales. Pero, si te gustan las actividades en la naturaleza, como las excursiones y el campamento, protégete de las garrapatas siguiendo estos consejos:

  • Intenta llevar ropa de colores claros, que facilitará la detección de las garrapatas cuando te trepen por la ropa. Así, podrás verlas antes de que te piquen y se te adhieran a la piel.
  • Utiliza un repelente de insectos que sea eficaz contra las garrapatas y que contenga entre un 10% y un 30% de DEET (o N,N-dietil-meta-toluamida). Sigue atentamente sus instrucciones de uso.
  • Lleva camisetas de manga larga y pantalones largos, metiéndote el extremo de los pantalones dentro de los calcetines.
  • Revisa tu cuerpo por lo menos una vez cada día y antes de acostarte. No te saltes las partes favoritas de las garrapatas: el cuero cabelludo, detrás de las orejas, las axilas, los tobillos y las áreas inguinales o genitales. Los CDC recomiendan utilizar un espejo de mano para revisar estas partes del cuerpo tan difíciles de ver.
  • Lávate la ropa y el cabello después de visitar áreas infectadas por garrapatas.

Si detectas una garrapata en tu cuerpo, extráela de inmediato. Si te resulta difícil de extraer, pide ayuda a otra persona.

Aunque no visites áreas infectadas de garrapatas, ¡tu perro o tu gato te las pueden pegar! Puesto que las mascotas de la familia pueden introducir garrapatas en tu casa, revísales la piel y el pelo siempre que hayan jugado en un área donde haya garrapatas. Las garrapatas pueden saltar de una mascota a sus dueños. Por lo tanto, sigue los consejos del veterinario sobre los collares anti-garrapatas y otros productos que protegen a las mascotas de las garrapatas.

Revisado por: Nicole A. Green, MD
Fecha de revisión: enero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com