KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


La enfermedad de Osgood-Schlatter

Chris está a punto de participar en su primer campeonato de fútbol. Pero últimamente, la parte de la canilla que está justo debajo de la rótula se le ha hinchado, es sensible al tacto y le ha empezado a doler. Parece encontrarse mejor cuando se toma un descanso y deja de hacer deporte y otras actividades físicas durante unos cuantos días.

Después de ir al médico, Chris sabe que padece una afección denominada enfermedad de Osgood-Schlatter, una casusa frecuente del dolor de rodilla en los adolescentes. Se trata de un problema que afecta mayoritariamente a chicos de entre 13 y 14 años y a chicas de entre 11 y 12 años.

¿Qué es la enfermedad de Osgood-Schlatter?

En el año 1903, los médicos Robert Osgood y Carl Schlatter fueron los primeros que describieron la enfermedad de Osgood-Schlatter tras reconocer un patrón de síntomas en sus pacientes. Estos médicos constataron que la enfermedad de Osgood-Schlatter era un problema relacionado con el crecimiento que afectaba mayoritariamente a chicos jóvenes y atléticos. Se trata de una afección que tiene más probabilidades de ocurrir durante el estirón de la adolescencia.

La enfermedad de Osgood-Schlatter es una lesión por sobreuso (uso excesivo o repetitivo) de la rodilla. El uso frecuente y el desgaste provocan inflamación (dolor e hinchazón) en el punto donde el tendón de la rótula se une a la tibia (el hueso de la canilla).

Puesto que el área sufre un degaste provocado por el uso excesivo, este tipo de lesión suele cursar con inflamación (dolor e hinchazón) y/o, incluso, con una diminuta fractura en la parte superior del hueso de la canilla. El dolor suele empeorar con el ejercicio, sobre todo cuando se salta y/o cuando se practican deportes como el baloncesto, el voleibol, el fútbol, el patinaje artístico y la gimnasia. En algunas personas, ambas rodillas pueden quedar afectadas.

Esta afección afecta más a los chicos que a las chicas, sobre todo a los chichos que practican deportes que implican ponerse en cuclillas, flexionar mucho las rodillas, saltar y correr. Pero la enfermedad de Osgood-Schlatter también afecta a las chicas, y la cantidad de chicas que padece esta lesión está aumentando porque cada vez hay más chichas que participan en deportes de competición.

Signos y síntomas de la enfermedad de Osgood-Schlatter

Entre los síntomas de la enfermedad de Osgood-Schlatter, se incluyen los siguientes:

  • dolor, hinchazón y/o sensibilidad a la presión y el tacto debajo la rodilla
  • el dolor empeora durante actividades como correr y saltar
  • renguear después de la actividad física

En la enfermedad de Osgood-Schlatter, los síntomas suelen remitir o mejorar con el descanso.

Esta enfermedad puede provocar síntomas muy diferentes en distintas personas, dependiendo de la gravedad de la afección. Algunas personas solo sienten un dolor leve en la rodilla cuando hacen deporte, mientras que otras sienten un dolor constante que dificulta la práctica de cualquier deporte.

¿Qué hacen los médicos?

Si tu médico cree que podrías padecer una enfermedad de Osgood-Schlatter, te explorará atentamente la rodilla y es posible que solicite que te hagan una radiografía de rodilla, que le ayudará a determinar la causa de tu dolor. Aparte de la exploración física, el médico se informará sobre tus antecedentes médicos, pidiéndote información sobre cualquier síntoma o duda que tengas relacionada con tu salud, tu salud en el pasado, la salud de tu familia, los medicamentos que tomas, las alergias que puedas tener y cuestiones similares.

La mayoría de las personas afectadas por una enfermedad de Osgood-Schlatter pueden seguir haciendo deporte. Si el dolor es intenso, es posible que el médico les recomiende que se tomen un descanso con respecto a las actividades deportivas o bien que traten de practicar actividades que no impliquen saltar ni correr durante cierto tiempo. Solicita información a tu médico sobre los estiramientos y pídele que te indique ejercicios de estiramiento, que te pueden ayudar a aliviar parte del dolor al tiempo que ayudan a mantener fuerte el área afectada. Estos ejercicios se centrarán en los músculos del cuádriceps y en los isquiotibiales.

Los casos más graves requieren más tiempo de descanso (generalmente implican detener por completo todos los deportes y actividades físicas). Las personas muy activas pueden encontrar esta recomendación sumamente difícil de seguir, pero una rodilla gravemente afectada por la enfermedad de Osgood-Schlatter no se puede curar sin reposo. Algunas personas hasta acaban necesitando yesos o férulas para seguir las recomendaciones de sus médicos. Estos últimos es posible que les recomienden seguir un programa de fisioterapia donde aprenderán a estirarse y a practicar ejercicios de estiramiento.

La buena noticia es que la enfermedad de Osgood-Schlatter se suele resolver por sí sola cuando la persona afectada concluye el estirón de la adolescencia y sus huesos dejan de crecer, generalmente entre los 14 y los 18 años de edad.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: diciembre de 2013

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com