KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


5 formas de afrontar los nervios anticipatorios

Mucha gente se estresa cuando tiene que hablar delante de su clase y teme se le rían si comete algún error ante su audiencia. Estar nervioso antes de hacer una exposición en clase forma parte del modo en que tu cuerpo se prepara para que des lo mejor de ti mismo. Las "hormonas del estrés" (como la adrenalina), que produce tu organismo en este tipo de situaciones, te pueden ayudar a centrarte en la tarea.

Pero, cuando tu cuerpo produce una cantidad excesiva de hormonas del estrés y de la preocupación sobre cómo lo vas a hacer, estas hormonas te trasmiten una señal de alarma que hace que tengas sudores fríos, que se te pongan los nervios en el estómago y que no puedas pensar con claridad.

Los siguientes consejos te pueden ayudar a evitar este tipo de sensaciones:

  1. Actívate psicológicamente. ¡La confianza en uno mismo ayuda a combatir las hormonas del estrés! Observa a un equipo de fútbol antes de salir al campo. Los miembros del equipo se reúnen y cantan o recitan la canción del equipo para darse fuerzas a sí mismos con confianza y espíritu de equipo. Tú puedes hacer lo mismo, independientemente de que tu actuación vaya a ser individual o en grupo. Haz que tus padres, otros parientes y/o tus amigos te animen diciéndote lo bien que lo vas a hacer. Anota en tu diario todo el tiempo que dediques a prepararte. Y, consciente de que lo puedes hacer, consulta tu diario para comprobar lo bien preparado que estás.
  2. Prepárate a conciencia. Es mucho menos probable que te quedes bloqueado durante la exposición (o la actuación) si vas bien preparado. Ensaya cuanto puedas y practica delante de otras personas siempre que puedas. Y, sobre todo, piensa en positivo: dite a ti mismo: "Lo hare bien" o "Lo puedo hacer ", incluso aunque no estés seguro al 100%.
  3. Aprende formas de relajarte. Las personas jóvenes que han de rendir ante el público, como los gimnastas de los juegos olímpicos y los solistas, hablan sobre lo importante que es prepararse, tanto para vencer a los nervios anticipatorios como para la actuación en sí misma. Algunos consultan álbumes de sus fotos favoritas, escuchan a sus cantantes favoritos para relajarse, o bien aprenden yoga o técnicas de respiración para tranquilizarse. Hay gente que necesita actividad para relajarse y otra que necesita calma. Investiga qué funciona más en tu caso y practica, practica, practica.
  4. Cuida de ti mismo. Antes de la exposición, es fácil que te olvides de cuidarte por el tiempo que dedicas a los ensayos y a practicar. Pero darás lo mejor de ti mismo si duermes lo suficiente y te alimentas bien antes de la exposición. El ejercicio físico también te puede ayudar a sentirte bien y, junto con dormir lo suficiente y alimentarse bien, son formas excelentes de mantener las hormonas del estrés bajo control.
  5. Averigua qué hacen los expertos. Puedes encontrar libros, DVD e información online sobre cómo dar lo máximo de ti mismo ante el público, así como consejos adaptados a cada tipo de actuación en concreto. Infórmate sobre lo que hacen los gimnastas olímpicos o tus estrellas favoritas y sigue sus consejos. O pregunta a los compañeros que actúan en obras de teatro de tu escuela, o a tu profesor de música o de teatro cómo luchan contra el miedo escénico. Y, si tus padres o abuelos han actuado en público, es posible que tengan sus propios secretos, que querrán compartir contigo. Hasta sus relatos sobre situaciones complicadas (como olvidarse del diálogo en una obra de teatro o quedarse bloqueado en pleno solo de violín) te pueden ayudar a relajarte, al darte cuenta de que la gente se recupera de las situaciones más embarazosas.
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: mayo de 2013

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com