KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Setas alucinógenas

¿Qué son las setas alucinógenas?

Solemos pensar en las setas como si fueran un alimento. Pero hay algunos tipos de setas que contienen unas sustancias que pueden causar alucinaciones.  

Las setas alucinógenas contienen psilocibina y psilocina. Estas sustancias, en dosis lo bastante grandes, tienen efectos muy similares a los de la droga LSD.

Las setas alucinógenas pueden ser frescas o secas (deshidratadas). La gente se las toma como drogas comiéndoselas, mezclándolas con alimentos para enmascarar su sabor amargo o bebiéndoselas en infusión.

Efectos a corto plazo

Cuando alguien ingiere setas alucinógenas, su cuerpo trasforma la psilocibina en psilocina. Los científicos creen que la psilocina afecta a la serotonina, una de las sustancias químicas presentes en el cerebro. Concentraciones elevadas de serotonina pueden crear vivencias de euforia y alterar la percepción de la realidad.

Los efectos de las setas alucinógenas suelen empezar al cabo de 30 a 45 minutos de consumirlas. Estos efectos pueden durar hasta 6 horas. Los efectos iniciales incluyen típicamente náuseas y bostezos excesivos. Tras estos efectos iniciales, empieza el "viaje".

Un viaje puede ser suave, dejando a la persona adormilada o relajada. Pero las dosis altas o las setas más fuertes pueden provocar alucinaciones, ansiedad, paranoia y nerviosismo. La persona puede tener una percepción distorsionada del tiempo, el espacio y la realidad. Una dosis excesiva puede llevar a una afección mental de larga duración conocida como psicosis.

La duración y la intensidad de cada viaje varían, dependiendo de lo fuerte que sea la seta alucinógena y de la cantidad que se tome. En qué se acaba convirtiendo un viaje también depende del estado de ánimo, la personalidad y las expectativas del consumidor.

Algunos viajes pueden ser divertidos, pero hay otros que provocan ideas aterradoras de pérdida de control, paranoia intensa, ataques de pánico y miedo a la muerte. Con las setas alucinógenas, es muy difícil predecir qué tipo de viaje va a tener cada persona. No hay forma alguna de hacer concluir un viaje hasta que el efecto de la seta haya seguido su curso, lo que puede ocurrir varias horas después de consumirla.

Entre los efectos físicos de las setas alucinógenas, se incluyen los siguientes:

  • náuseas y vómitos
  • aumento de la frecuencia cardíaca, la tensión arterial y la temperatura corporal
  • debilidad muscular
  • somnolencia
  • falta de coordinación
  • pupilas dilatadas

En casos muy raros, los efectos secundarios de la toma de una gran cantidad de setas alucinógenas pueden ser tan graves como para provocar la muerte.

Efectos a largo plazo

La gente que toma setas alucinógenas a menudo suele desarrollar tolerancia a la psilocibina y a la psilocina. Necesita tomar cantidades cada vez mayores para conseguir los mismos efectos. Esto aumenta de forma significativa los peligros del consumo de estas setas.

El uso de setas alucinógenas durante mucho tiempo puede hacer que la gente sienta deseos incontenibles de consumirlas (o "mono", en lenguaje coloquial) para sentirse feliz, saber afrontar la vida o sobrellevar cuestiones emocionales. La gente que lleva mucho tiempo consumiendo setas alucinógenas tiene un mayor riesgo de padecer enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia y la psicosis.

Algunos consumidores de setas alucinógenas tienen recuerdos recurrentes o flashbacks en que reviven parte de un viaje cuando ya han dejado de estar "colocados". Los flashbacks pueden llegar sin aviso. Pueden ocurrir pocos días después de haber tomado setas alucinógenas o meses después.

Otros problemas potenciales

Es sumamente difícil saber lo fuerte que va a ser una seta alucinógena. Comprar setas también es muy arriesgado porque hay setas que son drogas y otras que son sumamente venenosas: algunas especies de setas pueden enfermar a la gente de gravedad o, incluso, matarla.

Las setas alucinógenas pueden provocar retortijones estomacales y/o causar vómitos. También pueden provocar diarrea en algunos consumidores. Este tipo de problemas se puede deber a las setas alucinógenas en sí mismas pero también puede indicar que alguien ha ingerido una seta venenosa y necesita atención médica inmediata. No merece la pena asumir este riesgo. Si tú o alguien con quien estás se encuentran mal después de ingerir setas, vayan al hospital o llamen al teléfono de emergencias (911 en EE.UU, 999 en el Reino Unido y 112 en el resto de la U.E.) de inmediato.

Puesto que las setas alteran el sentido de la realidad y afectan al juicio, es muy probable que intentar conducir cuando se está bajo sus efectos provoque accidentes.

Las setas alucinógenas son una droga ilegal que pertenece a la lista I de sustancias en EE.UU. Esto significa que tienen un alto potencial de abuso y que carecen de uso médico legítimo. La posesión o el uso de setas alucinógenas es sancionable con multas o penas de cárcel.

¿Cómo se pueden dejar las setas alucinógenas?

No existe un síndrome de abstinencia cuando se deja de consumir setas alucinógenas, pero el hábito de consumir este tipo de setas puede ser difícil de romper. Esto ocurre porque la gente se vuelve psicológicamente dependiente de las setas alucinógenas y las necesita para encontrarse bien y para afrontar la vida. Signos de que una persona tiene una adicción a las setas alucinógenas incluyen los recuerdos recurrentes o flashbacks, los problemas en el trabajo o en los estudios y el hecho de pensar constantemente en tomarlas.

No existe un tratamiento específico de la adicción a las setas alucinógenas. Mucha gente confía en los programas de tratamiento, la ayuda de un psicólogo y los grupos de apoyo para superar esta adicción.

Evita las setas alucinógenas

Las setas alucinógenas pueden parecer poca cosa en comparación con otras drogas. Pero mucha gente no es consciente de que es muy fácil tener un mal viaje. Este tipo de experiencia es como si la peor pesadilla se hiciera realidad, y no hay forma alguna de despertarse para detenerla hasta que las setas hayan hecho todo su efecto. Y también existe el riesgo de que el viaje sea al servicio de urgencias, en el caso de que las setas sean venenosas.

Algunas personas que toman setas alucinógenas nunca vuelven a ser las mismas mentalmente después de tener un mal viaje. Por esta razón, es una buena idea evitar esta droga.

Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com