KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


LSD

¿Qué es el LSD?

LSD son las siglas en inglés de la dietilamida de ácido lisérgico. Es una potente sustancia química sintética (fabricada por el hombre) que se elabora a partir del cornezuelo, un hongo que crece en algunos cereales. El LSD puede provocar alucinaciones, cambiar la forma en que la gente ve la realidad o alterar su estado de ánimo. Drogarse con LSD se suele llamar "tener un viaje".

El LSD es un líquido incoloro e inodoro. Suele venir en forma de pequeños cuadraditos de papel secante que se pueden colocar sobre la lengua. Estas "papelinas" o "cartoncitos" de LSD pueden ser de colores vivos o tener imágenes de dibujos animados impresas.

A veces el LSD viene en cápsulas o se añade a cubitos de azúcar o cuadraditos de gelatina que se tragan.

Efectos a corto plazo

No se sabe exactamente cómo el LSD afecta al cerebro. Los científicos creen que sus efectos están relacionados con la serotonina. La serotonina es una sustancia química que trasmite mensajes relacionados con la percepción y el comportamiento. De alguna forma, el LSD altera este proceso, dando lugar a un viaje que puede durar hasta 12 horas o más.

Una persona empieza a tener el viaje entre 30 y 90 minuto después de tomar LSD. La forma en que esta droga afecta a la persona depende de muchas cosas, como la cantidad de LSD que tome, el entorno que la rodee, su personalidad y su estado de ánimo. Algunas personas tienen viajes suaves que pueden incluir emociones exacerbadas o cambios rápidos en el estado de ánimo. Viajes más potentes pueden causar alucinaciones visuales o auditivas y alterar la percepción del tiempo y de la realidad, así como provocar delirios.

Con esta droga, es casi imposible predecir cuánto tiempo durará un viaje o qué efecto tendrá. Lamentablemente, es frecuente que sus consumidores tengan un "mal viaje", una experiencia muy negativa que causa sentimientos de terror, pánico, desesperación, confusión, pérdida de control, sensación de volverse loco o de muerte.

Después de que alguien tome LSD, no hay nada que se pueda hacer para detener su viaje. La experiencia seguirá hasta que el LSD deje de hacer efecto. Esto puede provocar problemas mentales que persistirán mucho tiempo después de que el LSD deje de estar en el organismo de la persona. Hay gente que nunca se llega a recuperar por completo de un mal viaje.

Los efectos del LSD en el cuerpo son mayoritariamente psicológicos. Pero el uso de esta droga también puede tener efectos físicos, como:

  • pupilas dilatadas
  • aumento de la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial
  • sudoración profusa
  • sequedad de boca
  • temblores
  • insomnio
  • pérdida del apetito

En casos contados, una dosis elevada de LSD puede provocar graves problemas de salud, incluyendo las convulsiones y el coma.

Efectos a largo plazo

La gente que ha tomado LSD puede tener recuerdos recurrentes o flashbacks donde revive algunas partes de su viaje. Los flashbacks pueden ocurrir sin aviso y se pueden presentar pocos días después del viaje o hasta un año después de haber tomado LSD.

Los flashbacks ocurren incluso aunque la persona no vuelva a consumir LSD de nuevo. Cuando los flashbacks hacen que la gente lo pase muy mal para rendir y funcionar bien en la vida cotidiana, esta afección se conoce como trastorno perceptivo persistente por alucinógenos (HPPD, por sus siglas en inglés).

Los expertos no consideran el LSD como una droga adictiva; no creen que la gente se vuelva físicamente dependiente de él. Pero el consumo de LSD puede llevar a la gente a tomar la droga más a menudo para afrontar el estrés o para encontrarse bien. Los consumidores de LSD también pueden desarrollar tolerancia a esta droga, lo que significa que deben tomar dosis cada vez mayores para sentir los mismos efectos. Puesto que los efectos del LSD son tan impredecibles, puede ser peligroso.

La gente que utiliza mucho el LSD se expone a desarrollar problemas mentales, como la esquizofrenia o la depresión grave.

Otros problemas potenciales

El LSD altera tanto la percepción y la capacidad de juicio que ha habido muchos informes sobre accidentes fatales mientras la gente se encontraba bajo los efectos de esta droga. La gente se ha hecho daño o lo ha hecho a otras personas porque estaba confundida o alucinando mientras conducía o hacía otra cosa.

El LSD es una droga ilegal que pertenece a la lista I de sustancias en EE.UU. Esto significa que tiene un alto potencial de abuso y que carece de uso médico legítimo. La posesión o el uso de LSD es sancionable con multas o penas de cárcel.

¿Cómo se puede dejar el LSD?

Puesto que se trata de una droga tan potente, la mayoría de los consumidores de LSD acaban decidiendo dejarla por sí solos. Algunas personas lo intentan dejar pero siguen volviéndolo a utilizar para afrontar los problemas mentales que pueden haber desarrollado por el uso de LSD. Esto puede hacer muy duro romper con el hábito de consumir LSD. Mucha gente que necesita ayuda para abandonar el consumo de LSD obtiene mejores resultados en los programas de tratamiento cuando acude a un psicólogo y busca ayuda en un grupo de apoyo.

Evita el LSD

El LSD es una droga increíblemente fuerte. Sus efectos en la mente son tan fuertes que puede hacer que la gente nunca vuelva a sentirse la misma que antes. Esto ya asusta bastante pero aún queda la posibilidad de tener un mal viaje. Tal vez conozcas a alguien que se encuentra bien después de haber tenido un viaje de LSD y tal vez ese alguien seas tú. Pero el problema con el LSD es que no hay ninguna garantía de que todos los viajes sean iguales. Los riesgos de un mal viaje y los problemas de salud mental que se pueden derivar de su consumo hacen del LSD una droga que siempre es mejor evitar.

Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com