KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Ketamina

¿Qué es la ketamina?

El hidrocloruro de ketamina, o ketamina, es un potente y rápido anestésico que se utiliza en animales y seres humanos durante las operaciones. Cuando se utiliza de forma legal, es un líquido incoloro que médicos y veterinarios inyectan utilizando una aguja.

La ketamina ilegal se vende mayoritariamente en forma de polvo blanco, grisáceo o blanquecino que se esnifa por la nariz. Hay gente que se la toma fumada, a menudo mezclándola con marihuana o tabaco. La ketamina ilegal también viene en forma de un líquido que utilizan los violadores y otros delincuentes, vertiéndolo en las bebidas de sus víctimas antes de atacarlas o de asaltarlas.

Efectos a corto plazo

Poco después de consumir ketamina, la gente puede entrar en un estado similar al de estar soñando o tener alucinaciones. Algunos usuarios sienten como si estuvieran flotando o agradablemente desconectados de sus cuerpos. De todos modos, la ketamina también puede causar una terrorífica sensación de desconexión casi completa que se puede vivir como una experiencia cerca de la muerte. Se conoce como "agujero K" y se parece a tener un mal viaje después de tomar LSD.

Los principales efectos de la ketamine duran solo de 30 a 60 minutos, pero la ketamina puede seguir afectando a la capacidad de juicio y de coordinación durante hasta 24 horas.

Otros efectos a corto plazo son los siguientes:

  • delirio, o una grave alteración del estado mental de la persona
  • amnesia (pérdida de la memoria o volverse olvidadizo)
  • falta de coordinación y de control del cuerpo 
  • depresión
  • hipertensión y aceleración de la frecuencia cardíaca
  • reducción de la frecuencia respiratoria y otros problemas respiratorios; cuando se utiliza a dosis altas, la ketamina puede llegar a enlentecer la respiración hasta el punto de provocar la muerte

Efectos a largo plazo

No se sabe mucho sobre los efectos a largo plazo del consumo de ketamina ilegal. Los médicos e investigadores creen que abusar de la ketamina durante un período largo de tiempo puede llevar a problemas de memoria y de atención. La ketamina también puede tener efectos negativos en la capacidad de aprendizaje y en el estado mental. Sus consumidores también pueden tener recuerdos recurrentes o flashbacks de su experiencia durante varias semanas después de consumir la droga.

El consumo habitual de ketamina puede hacer que una persona se vuelva dependiente de esta droga y la utilice para encontrase bien, afrontar la vida o saber gestionar el estrés. Esto puede favorecer el uso excesivo de esta droga e incrementar el riesgo de efectos secundarios negativos y de problemas mentales a largo plazo.

Otros problemas potenciales

Consumir demasiada cantidad de ketamina o mezclarla con otras drogas o con el alcohol aumenta considerablemente las probabilidades de tener problemas de salud graves, pudendo provocar, incluso, la muerte. Esto puede ocurrir la primera vez que se consume esta droga.

La gente que se inyecta ketamina corre el riesgo de contraer el VIH/SIDA o la hepatitis si comparte agujas con personas que padecen estas infecciones.

La ketamina líquida es incolora e inodora, de modo que se puede verter fácilmente en la  bebida de una persona sin que ella se entere. La gente que toma ketamina de esta forma puede estar más abierta a la sugestión y ser más vulnerable a que abusen de ella sexualmente. Asimismo, puesto que la ketamina puede alterar el funcionamiento de  la memoria, puede resultar difícil recordar lo ocurrido bajo sus efectos. Por eso, la ketamina se conoce como "la droga de las violaciones".

La mayor parte de la ketamina ilegal que se utiliza en EE.UU. se roba a veterinarios en forma de líquido y luego se evapora para obtenerla en forma de polvo. Por este motivo, es imposible que el consumidor conozca el tamaño de la dosis que está tomando o si la ketamina se ha mezclado o no con otras sustancias químicas peligrosas.

La ketamina pertenece a la lista III de sustancias, lo que significa que es aceptable para uso médico, pero tiene el potencial de uso ilegal. La posesión o el uso de ketamina es sancionable con multas importantes y penas de cárcel.

¿Cómo se puede dejar la ketamina?

La ketamina tiene el potencial de ser adictiva, tanto mental como físicamente. Puesto que sus consumidores pueden tener deseos incontenibles de consumirla (o "mono", en lenguaje coloquial), puede ser muy difícil de dejar.

Si no puedes dejar de consumir ketamina, hablar con un psicólogo o unirte a un grupo de apoyo te puede ayudar. Pasar un tiempo en un centro de rehabilitación o de tratamiento también puede ayudar a la gente a dejar el hábito de consumir ketamina.

Evita la ketamina

Con muchas drogas, evitarlas puede ser tan sencillo como decir "no." Esto funciona si te ofrecen ketamina, pero, ¿y si alguien la deja caer a hurtadillas en una bebida tuya? Evitar la ketamina también significa estar pendiente de lo que ocurre a tu alrededor en fiestas, clubs nocturnos y salas de baile. No aceptes nunca la bebida de un desconocido y lleva siempre encima lo que bebas para que no haya ninguna posibilidad de que alguien deje caer algo en su interior.

Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com