KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Por qué hay que usar cascos si no pueden prevenir las conmociones

Un amigo mío me dijo que los cascos no previenen las conmociones cerebrales. Si es así, ¿qué sentido tiene que lleve casco cuando vaya en bici?
– Eddie

He aquí el porqué de que la gente lleve casco cuando monta en bicicleta, esquía o hace otras actividades que pueden conducir a lesiones en la cabeza. Los cascos son una forma de proteger la cabeza de lesiones como los cortes y las fracturas de cráneo. Lleva siempre casco cuando practiques cualquier deporte o actividad donde exista la posibilidad de que te golpees la cabeza contra cualquier cosa, como un árbol, el suelo u otras personas.

Tu amigo tiene razón: ningún casco puede prevenir una conmoción cerebral. No hay forma de impedir que el cerebro se mueva dentro del cráneo. Si te golpeas lo bastante fuerte la cabeza, tu cerebro podría rebotar contra los duros huesos del cráneo y provocarte una conmoción cerebral.

Se afirma que algunos cascos deportivos "especiales" y otros productos de reciente creación protegen contra las conmociones cerebrales. Pero los estudios no han permitido verificar esta afirmación. Si un casco es adecuado para el deporte que practicas, no está estropeado y cuenta con la aprobación del órgano regulador de ese deporte, no importa realmente cuánto cueste ni que te guste su estilo.

Otros elementos, como los protectores bucales y los protectores acolchados, tampoco hacen nada para prevenir las conmociones cerebrales.

Las conmociones cerebrales no siempre se pueden prevenir. Pero puedes evitar otros problemas graves protegiéndote la cabeza con un casco. Si te das un golpe fuerte en la cabeza mientras haces deporte, abandona el campo de juego, siéntate a descansar y consulta a tu médico.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: agosto de 2015

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com