KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Consejos de seguridad: hockey sobre césped

Con 20 jugadores y 2 porteros en el campo de juego, con seguridad ocurrirán choques. Si consideramos que todos los jugadores de hockey llevan palos de madera y golpean una pelota plástica dura es fácil darse cuenta de que corren el riesgo de salir lastimados.

En procura de la mayor seguridad posible, durante un partido de hockey, se deben seguir las pautas que aparecen a continuación.

¿Por qué es importante la seguridad en el hockey sobre césped?

Porque el hockey sobre césped es un deporte de contacto en el que suelen ocurrir lesiones. Aunque la mayoría de las lesiones son menores, también pueden ocurrir problemas graves como fracturas de hueso y contusiones cerebrales.

El esguince de tobillo es la lesión más común en el hockey sobre césped. Otras lesiones frecuentes son esguince de rodilla, distención muscular, desgarro muscular, rotura de ligamentos y lesiones por sobrecarga o esfuerzos repetidos (Lesiones por esfuerzo repetitivo, RSI), como la tendinitis y las fracturas por estrés.

El contacto con un palo o la pelota pueden fracturar (romper) o provocar esguinces en dedos, manos o muñecas. Y, si un palo o la pelota le pega a alguien en la cara, puede romperle los dientes o lastimarle los ojos.

Preparación

En cualquier deporte es importante contar con los equipos de seguridad adecuados y el hockey sobre césped no es ninguna excepción. A continuación, encontrarás algunas pautas sobre los equipos de seguridad:

  • Botines. Elije un par de botines con clavos moldeados y suelas estriadas. Los botines con clavos que se atornillan pueden provocar un mayor riesgo de lesiones, así que úsalos en caso de necesitar mayor tracción, como en un campo de juego mojado. Asegúrate de que los botines calcen a la perfección y ata firmemente los botines siempre que entrenes o juegues.
  • Canilleras. Las canilleras para hockey, que están hechas de plástico y gomaespuma, cubren mejor la parte inferior de la pierna y protegen mejor los tobillos que las canilleras para fútbol. Algunos jugadores prefieren usar calcetines debajo de las canilleras para que sean más cómodas.
  • Gafas. Desde 2011, los jugadores de hockey de escuelas secundarias estadounidenses deben usar gafas protectoras. La mayoría de las gafas tienen un armazón de metal que protege los ojos, pero algunos jugadores prefieren gafas de plástico, que interfieren menos con la visión perimetral.
  • Protector bucal. Los protectores bucales son una buena forma de proteger los dientes, los labios, las mejillas y la lengua. Estos se recomiendan a cualquier jugador de hockey sobre césped y son obligatorios en muchas ligas.
  • Guantes. Muchos jugadores no usan guantes. Sin embargo, los guantes para hockey sobre césped pueden reducir el riesgo de fractura de dedos y ayudan a mantener el calor de las manos cuando hace frío.
  • Máscara. En caso de tiros cortos de esquina, los defensores pueden usar máscaras protectoras para reducir el riesgo de lesiones faciales. La reglamentación sobre el uso de máscaras cambia según la liga, pero siempre deben colocarse bien ajustadas al rostro.

Equipos para porteros

En el hockey sobre césped de alta competencia, los jugadores pueden lanzar la pelota a cerca de 160 km/h. Incluso cuando no se mueve muy rápido, una pelota de hockey sobre césped es muy dura. Además de valentía, los porteros necesitan equipos de protección que los cubran de pies a cabeza.

  • Protección para la cabeza. Los porteros deben usar cascos y una máscara o máscara protectora que cubra por completo el rostro. También se suele exigir el uso de protectores bucales y de garganta.
  • Protección para piernas y pies. Los porteros deben usar pantalones acolchados especiales, protectores pélvicos, protectores de piernas que cubran toda la parte inferior de las piernas y no impidan el movimiento y zapatillas de la talla correcta (con protección de gomaespuma arriba de los tacos).
  • Protección para la parte superior del cuerpo y los brazos. Los porteros deben usar pecheras y protectores para brazos y codos, que suelen estar conectados. Todos los equipos deben ser de la talla correcta para evitar que se deslicen o que no protejan lo suficiente.
  • Protectores para manos. Los protectores de ambas manos deben ser de la talla correcta y bien acolchados para evitar golpes fuertes.

Antes de jugar

Ponerse en forma antes de que comiences la temporada hará que juegues mejor y evitará en gran medida que te lesiones. Empieza a entrenarte y a comer sano unos meses antes del comienzo de la temporada. Aún mejor, haz una rutina de ejercicios y come sano todo el año; así no tendrás que preocuparte por ponerte en forma para la temporada.

A continuación incluimos algunas pautas que se deben tener en cuenta antes de empezar a entrenarse o jugar:

  • Inspecciona la cancha para asegurarte de que no haya agujeros u otros obstáculos, como basura o vidrios rotos. Conserva los palos y las pelotas de repuesto, así como otros equipos, bien alejados del campo de juego.
  • Nunca olvides precalentar y elongar los músculos. Salta o corre en el lugar por unos minutos para que la sangre circule y luego estira los músculos lentamente y con suavidad, prestando particular atención a los tobillos, las pantorrillas, las rodillas y los músculos isquiotibiales. Elonga cada músculo durante 30 segundos como mínimo antes de pasar al siguiente movimiento.
  • Sométete a un examen físico antes del comienzo de la temporada. Muchas escuelas les prohíben a los atletas jugar sin haber pasado un examen físico para hacer deporte. Si tu escuela no requiere o no te programa un examen, pídele a tus padres que te lleven al médico. El médico garantizará tu aptitud física para hacer deporte y te recordará las normas de seguridad.

Durante el partido

Debes conocer y respetar las reglas del hockey sobre césped, en particular, las relacionadas con cómo utilizar los palos y cuándo levantar la pelota del suelo. Las jugadas peligrosas son la principal causa de lesiones y te causarán una amonestación. Las tarjetas rojas te causarán la expulsión de un partido y muchas ligas te suspenderán por varios juegos si no respetas el reglamento de seguridad al jugar.

Mantén la cabeza levantada y está atento a tus compañeros y rivales en todo momento. Las posibilidades de choque aumentan si corres desenfrenado por el campo de juego sin prestar atención a los demás jugadores.

Aprende e implementa técnicas adecuadas, en particular, para controlar el palo, derribar al oponente y tirar la pelota. Los usos no permitidos del palo y levantar la pelota del suelo mientras hay jugadores cerca son causas comunes de lesiones.

Si sufres un calambre o sientes dolor al jugar, pide salir del partido y no vuelvas a jugar hasta que el dolor se te pase. Jugar con dolor puede parecer un signo de valentía, pero puede agravar una lesión e inhabilitarte de jugar durante más tiempo.

Otras cosas para recordar

  • Siempre que juegues, asegúrate de que haya primeros auxilios en el campo donde practicas y juegas, así como alguien que sepa cómo prestarlos.
  • Prepárate para las situaciones de emergencia. Asegúrate de que haya un adulto responsable cerca mientras juegas o un plan que te permita pedir asistencia médica en caso de contusiones, fracturas o dislocaciones.
  • Mantente hidratado, en especial en días de sol y de calor, tomando mucho líquido antes, durante y después de los entrenamientos y los partidos.
  • Si tienes "piercings" o joyas, quítatelas antes de jugar.
  • Si un rival te choca o hace algo con lo que no estás de acuerdo, no te lo tomes a pecho. Deja que el árbitro se encargue de la situación y no comiences una pelea con otro jugador.

El hockey sobre césped no es particularmente peligroso y se juega desde hace miles de años. Pero pueden ocurrir lesiones si no se presta atención a lo que pasa alrededor o se realizan movimientos peligrosos al jugar. Respeta las reglas y las normas básicas de seguridad, y está atento a los demás jugadores; así evitarás la mayoría de las lesiones.

Fecha de revisión: abril de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com