KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


MDMA ("éxtasis")

¿Qué es la MDMA?

La MDMA es el ingrediente clave de una droga que se conoce con el nombre "éxtasis" (y también con el de "Molly"). La MDMA es una sustancia sintética, lo que significa que está fabricada por el hombre.

La MDMA actúa alterando las reacciones químicas que ocurren dentro del cerebro. La mayoría de sus consumidores la toman en forma de comprimido o de cápsula.  Sus efectos suelen durar de 3 a 6 horas.

Efectos a corto plazo

La MDMA afecta a dos neurotransmisores cerebrales: la serotonina y la norepinefrina (o noradrenalina). La MDMA provoca una acumulación de la serotonina, una sustancia química para sentirse bien que desempeña un papel en el estado de ánimo, el sueño, la sexualidad, la sensibilidad al dolor y la agresividad.

La MDMA exacerba o intensifica el estado de ánimo de la persona, independientemente de que se sienta feliz, triste o enfadada. La MDMA también puede hacer que la persona se sienta más llena de energía y más cálida y cercana con los demás. También puede cambiar la forma en que percibe las experiencias de tiempo.

Otros efectos a corto plazo son los siguientes:

  • apretar la mandíbula (bruxismo)
  • tensión muscular
  • náuseas
  • visión borrosa
  • sentirse mareado o tener vértigos
  • paranoia y ansiedad
  • sudoración o escalofríos
  • aumento de la frecuencia cardíaca y de la tensión arterial
  • aumento de la temperatura corporal

Tomar MDMA expone a la gente al riesgo de deshidratación y a una afección peligrosa conocida como hipertermia (un tipo de golpe de calor que puede ocurrir cuando a alguien le sube mucho la fiebre). La hipertermia es un riesgo importante si la gente toma MDMA en un lugar caluroso donde se baila o se está muy activo, como en un club nocturno o una sala de fiestas. La hipertermia puede provocar daño cerebral, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca y, en casos raros, la muerte.

Unos pocos consumidores de éxtasis toman más de un comprimido o pastilla a la vez, lo que se conoce como "bumping". Puesto que tomar grandes cantidades de éxtasis en un período de tiempo breve puede hacer que la MDMA se acumule en la sangre, está práctica es peligrosa. La gente que hace bumping puede tener convulsiones y un ritmo cardíaco anormal (arritmia).

La MDMA puede hacer que la gente sea más sensible al tacto. Por este motivo, la gente que la toma es más proclive a mantener relacione sexuales, lo que incrementa el riesgo de contraer enfermedades de trasmisión sexual o ETS.

Efectos a largo plazo

La MDMA puede ser adictiva para algunas personas. Pueden seguir utilizando drogas como el éxtasis incluso aunque conozcan los problemas de salud y otros inconvenientes derivados de su consumo.

La gente que utiliza mucho la MDMA puede acabar desarrollando una tolerancia a esta droga. Y necesita dosis cada vez más elevadas para conseguir los mismos efectos. Tomar cantidades elevadas de MDMA suele someter a estrés al corazón. Un consumidor de MDMA puede tener hipertensión, pulso acelerado, respirar más deprisa de lo normal e, incluso, tener insuficiencia cardíaca.

El consumo de MDMA durante mucho tiempo puede causar daño cerebral permanente y pérdida de la memoria. Un estudio realizado con animales mostró que solo cuatro días de consumo de grandes dosis de éxtasis dañaba el cerebro de una forma perceptible seis o siete años después de su consumo.

Otros efectos a largo plazo son los siguientes:

  • agotamiento físico
  • insomnio e inquietud
  • depresión
  • ansiedad
  • dolores de cabeza
  • pérdida de la memoria

Otros problemas potenciales

Tomar una cantidad excesiva de MDMA de una sola vez puede llevar a una sobredosis. Una sobredosis de MDMA puede provocar un incremento de la temperatura corporal, alucinaciones, convulsiones e, incluso, la muerte.

La gente se puede volver físicamente dependiente de la MDMA. Puesto que se pueden "estrellar" con la realidad conforme los efectos de la droga van despareciendo, algunos consumidores la seguirán tomando para prevenir el síndrome de abstinencia. Esto puede llevar a abusos continuados de esta droga que hacen que el choque con la realidad sea incluso más difícil.

Parte del atractivo de drogas como el éxtasis está en su precio. La gente que fabrica estas drogas las puede hacer más baratas añadiendo otras sustancias o drogas a la mezcla, como la ketamina o la heroína. Esto puede causar interacciones peligrosas entre drogas, sobre todo cuando se toma MDMA junto con alcohol u otras drogas.

La MDMA pertenece a la lista I de sustancias de EE.UU. Esto significa que tiene un alto potencial de abuso y que carece de uso médico legítimo. La posesión o el uso de MDMA es sancionable con multas o penas de cárcel.

¿Cómo se puede dejar la MDMA?

La MDMA puede ser adictiva. Esto puede hacer muy difícil el dejar de utilizarla, y la gente puede tener deseos incontenibles de consumir (o "mono", en lenguaje coloquial) esta droga. La gente que intenta dejarla se puede sentir deprimida o no ser capaz de dormir.

También puede tener ataques de pánico, paranoia y problemas de concentración.

Si crees que puedes ser adicto al éxtasis, el hecho de hablar con un psicólogo y/o de unirte a un grupo de apoyo te puede ayudar a dejarla. Algunas personas constan que les ayuda ingresar en un centro de rehabilitación o de tratamiento.

Evita la MDMA

Drogas como el éxtasis se fabrican en laboratorios clandestinos o en cocinas insalubres. Por lo tanto, es imposible saber qué es lo que contiene una droga ni lo fuerte que es. Siempre existe el riesgo de que haya interacciones entre sus ingredientes o de sobredosis.

Puesto que se utilizan muchos nombres para referirse a la MDMA, aparte de éxtasis y Molly, va bien conocerlos todos. Pero, independientemente de cómo se llame una droga, si alguien te la ofrece en un club nocturno, sala de fiestas u otro lugar (incluso aunque se trate de alguien que conoces), protégete a ti mismo y di "no."

Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com