KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Sangrado uterino anormal

¿Qué es un sangrado uterino anormal

Sangrado uterino anormal es el nombre que utilizan los médicos para describir algo que no va bien en los períodos menstruales de una chica. Los médicos también lo pueden llamar "sangrado uterino disfuncional" o "hemorragia uterina anormal o disfuncional". Como ocurre con muchas expresiones médicas, su nombre suena peor de lo que es. La mayoría de los sangrados uterinos anormales no son motivo de preocupación.

Una chica con sangrado uterino anormal puede tener períodos menstruales más duraderos y/o sangrar más de lo normal. O también puede significar justo lo opuesto: que sus períodos sean muy escasos y que no tenga la regla tan a menudo que la debería tener.

Puesto que los sangrados uterinos anormales no suelen ser un problema, los médicos no suelen hacer nada al respecto. Pero a veces abordan las afecciones médicas que los están causando. Los médicos también pueden tratar un sangrado uterino anormal si está causando otro problema. Por ejemplo, a los médicos les puede preocupar que una chica esté sangrado más de lo que debería sangrar.

¿Cuál es su causa?

La mayoría de las veces este tipo de sangrados ocurren a consecuencia de los cambios en las concentraciones hormonales del cuerpo.

En las adolescentes, una de las causas más frecuentes de estos cambios hormonales es que uno de sus ovarios no libera un óvulo cuando lo debería liberar. Esto recibe el nombre de anovulación.

La liberación del óvulo forma parte del ciclo menstrual. Si el cuerpo de una chica no libera un óvulo, los cambios hormonales asociados pueden llevar a períodos menos frecuentes o a menstruaciones más copiosas.

La anovulación es más probable que ocurra poco después de que una chica empiece a menstruar. Esto de sebe a que a las señales que envía el cerebro a los ovarios aún no están completamente desarrolladas. Las chicas afectadas por este problema pueden tardar varios años en tener períodos menstruales regulares.

Hay más factores que pueden hacer que una chica tenga sangrados uterinos anormales. Algunas enfermedades (como la enfermedad tiroidea o el síndrome de ovario poliquístico) pueden alterar el equilibrio hormonal del cuerpo. Problemas como hacer ejercicio de forma compulsiva, no comer de forma saludable, o estar demasiado estresada también pueden causar cambios hormonales. Algunos casos graves de sangrado uterino anormal son consecuencia de trastornos hemorrágicos, como la enfermedad de von Willebrand.

¿Cuáles son sus signos?

Todas las mujeres tienen menstruaciones copiosas, donde pierden mucha sangre de vez en cuando. ¿Cómo puedes saber si lo que te ocurre se debe a que tienes sangrados uterinos anormales? Solo te lo puede decir con seguridad un médico, pero hay algunos indicadores de que tus sangrados pueden no ser normales.

Algo que te puede alertar al respecto es la prueba 1-10-20:

  • Utilizas más de una compresa o tampón a la hora.
  • Tu período menstrual dura más de 10 días.
  • Transcurren menos de 20 días entre períodos menstruales consecutivos.

Si cumples cualquiera de los anteriores criterios, llama a tu médico. Sangrar entre períodos menstruales o después de mantener relaciones sexuales también puede ser un signo de sangrado uterino anormal.

Por otro lado, si no tienes el período menstrual durante más de tres meses seguidos, habla con tu médico. Aunque lleves tiempo sin menstruar, el recubrimiento interior del útero te puede seguir creciendo. Y, a la larga, deberá desprenderse y salir al exterior.

¿Cómo se diagnostica?

El médico deberá descartar otros problemas de salud antes de decir que una chica tiene un sangrado uterino anormal. Por ejemplo, es posible que un médico averigüe que una chica que tiene menstruaciones abundantes padece un trastorno hemorrágico, como la enfermedad de von Willebrand.

Para diagnosticar el sangrado uterino anormal, los médicos hacen preguntas a sus pacientes sobre los períodos menstruales y el sangrado uterino. Seguro que tu médico te pregunta por la fecha de tu último período menstrual.

El médico también te puede hacer preguntas que no parecen estar relacionadas con el sangrado uterino, como sobre cambios recientes en tu peso corporal o sobre si has mantenido relaciones sexuales. Los médicos hacen esas preguntas porque hay afecciones, como el síndrome de ovario poliquístico y algunas enfermedades de trasmisión sexual (ETS), que pueden causar un sangrado uterino anormal. Y, si no se tratan, podrían conllevar el desarrollo de problemas de salud más graves, como la esterilidad (no poder tener bebés).

Las chicas que han mantenido relaciones sexuales y no les viene el período menstrual necesitan ir al médico. Saltarse períodos puede ser tanto un signo de embarazo como de sangrado uterino anormal. Si tienes sangrados menstruales abundantes o sangras entre períodos, podría tratarse de una infección o de otro problema. Por ejemplo, un embarazo ectópico (cuando el óvulo fecundado se implanta en un lugar distinto al útero) puede causar sangrados uterinos, y puede ser de riesgo vital.

Es posible que tu médico te haga una exploración física y tal vez un tacto vaginal. A veces, los médicos piden análisis de sangre o ecografías. Los análisis de sangre también pueden indicar si una chica padece anemia (cantidad insuficiente de glóbulos rojos en la sangre).

Cómo se trata el sangrado uterino anormal

Los médicos tratan los sangrados uterinos anormales basándose en sus causas.

Si una chica tiene sangrados menstruales muy copiosos, su médico determinará si padece anemia y, en caso afirmativo, es posible que le recete hierro en forma de comprimidos u otros tratamientos. Para los sangrados menstruales escasos y para las irregularidades en el ciclo menstrual de larga duración, los profesionales de la medicina suelen recetar anticonceptivos orales . Los anticonceptivos orales contienen hormonas que pueden ayudar a equilibrar el ciclo menstrual.

La mayoría de las chicas solo necesitan tiempo para que sus cuerpos se vayan adaptando a sus hormonas. Con el paso del tiempo, sus ciclos menstruales se acaban regularizando de forma natural. Si te preocupa que tu período menstrual pueda no ser normal, habla con tu médico.

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: agosto de 2016

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com