[Ir al contenido]

La diabetes: ¿Qué es cierto y qué es falso?

La diabetes: qué es cierto y qué es falso

Si eres como la mayoría de la gente con diabetes, tus parientes y tus amigos te darán todo tipo de consejos sobre esta enfermedad y también los encontrarás en Internet. Parte de esa información es falsa. Aquí tienes la verdad sobre algunas de las cosas que es más probable que oigas o que leas sobre la diabetes.

¿Comer demasiado azúcar causa la diabetes?

No. La diabetes tipo 1 ocurre cuando se destruyen las células del páncreas encargadas de fabricar insulina. Esto ocurre porque hay algo que funciona mal en el sistema inmunitario. Y no tiene nada que ver con la cantidad de azúcar que ingiere una persona.

El azúcar no causa la diabetes. Pero hay una forma en que el azúcar puede influir en si una persona desarrolla o no una diabetes tipo 2. Ingerir demasiado azúcar (o alimentos azucarados y bebidas azucaradas) puede aumentar el peso corporal. Y una ganancia excesiva de peso corporal puede conducir a una diabetes tipo 2 en algunas personas. Por descontado, comer demasiada azúcar no es la única causa de la ganancia de peso. La ganancia de peso provocada por comer demasiado de cualquier tipo de alimento aumenta las probabilidades de que una persona desarrolle una diabetes.

¿Las personas con diabetes pueden comer caramelos?

¡Sí! ¡Y hasta te pueden hacer un pastel de cumpleaños y te lo puedes comer, aunque nunca el pastel entero! Como todo el mundo, la gente con diabetes necesita poner límites a un consumo excesivo de caramelos. Pero puedes disfrutar de tomarte un caramelo de vez en cuando.

¿La gente supera la diabetes con la edad?

La gente con diabetes tipo 1 no la supera con la edad. En la diabetes tipo 1, el páncreas deja de fabricar insulina para siempre. La gente con este tipo de diabetes siempre necesitará inyectarse insulina, por lo menos hasta que los científicos encuentren la cura de esta enfermedad.

La gente con diabetes tipo 2 siempre será propensa a tener concentraciones altas de azúcar en sangre. Pero, si sigue los pasos necesarios para llevar un estilo de vida más saludable, es posible que reduzca su concentración de azúcar en sangre. Si las personas con una diabetes tipo 2 ingieren alimentos saludables y hacen suficiente ejercicio físico para normalizar sus concentraciones de azúcar en sangre, es posible que sus médicos les indiquen que dejen de inyectarse insulina y de tomar otros medicamentos para la diabetes.

¿Te puedes contagiar la diabetes otra persona?

No. La diabetes no es contagiosa. La gente que padece una diabetes ha heredado unos genes que la hacen más proclive a desarrollar esta enfermedad.

¿Las personas con diabetes pueden notar si sus concentraciones de azúcar en sangre son altas o bajas?

No, o no lo bastante bien como para depender de esas percepciones. Es posible que notes algunas cosas en tu cuerpo cuando tu concentración de azúcar en sangre sea muy alta o muy baja. Por ejemplo, puedes tener más sed, orinar mucho o sentirte más débil o más cansado de lo normal. Pero la única forma de saber con seguridad si tu concentración de azúcar en sangre es demasiado alta o demasiado baja es midiéndotela.

La gente con diabetes que no se mide la concentración de azúcar en sangre a menudo puede tener concentraciones tan altas como para dañar su organismo sin ni siquiera saberlo.

¿Toda la gente con diabetes necesita medicarse con insulina?

Toda la gente afectada por una diabetes tipo 1 se debe inyectar insulina. Esto se debe a que su páncreas ha dejado de fabricarla.

Algunas personas con diabetes tipo 2 se deben inyectar insulina y es posible que también necesiten tomar otra medicación para la diabetes. Pero hay gente afectada por una diabetes tipo 2 que no necesita medicarse con insulina. Estas personas pueden controlar su concentración de azúcar en sangre comiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio con regularidad y a veces tomando otros medicamentos para la diabetes.

¿La insulina cura la diabetes?

No. La insulina no cura la diabetes; solo ayuda a controlarla. La insulina ayuda a extraer la glucosa de la sangre y a llevarla al interior de las células, que la utilizan como fuente de energía. Cuando te inyectas insulina, ayudas a mantener bajo control tus concentraciones de azúcar en sangre.

¿Se puede tomar insulina en forma de pastilla o de comprimido?

No. Si la tragáramos, los ácidos y las enzimas digestivas presentes en el estómago y el intestino destruirían la insulina. Por eso, la gente que necesita insulina (como quienes padecen una diabetes tipo 1), se la debe administrar en forma de inyección o a través de una bomba de insulina. Así, entra en el cuerpo sin tener que pasar por el sistema digestivo.

La gente con una diabetes tipo 2 toma comprimidos, pero se trata de medicamentos que ayudan al cuerpo a fabricar más insulina o a usarla de una forma más eficaz. Algunas personas con diabetes tipo 2 también necesitan inyectarse insulina.

¿La gente con diabetes necesita tomar sus medicamentos para la diabetes cuando se pone enferma?

Sí. De hecho, estar enfermo puede hacer que una persona diabética necesite tomar una mayor cantidad de medicamentos para la diabetes. Si te inyectas insulina, es posible que debas reajustar la dosis cuando estés enfermo, pero seguirás necesitando la insulina. Las personas con una diabetes tipo 2 pueden tener que reajustar sus dosis de los medicamentos para la diabetes cuando estén enfermas. Habla con el equipo médico que lleva tu diabetes para asegurarte de que sabes qué deberías hacer cuando te pongas enfermo.

¿La gente con diabetes puede hacer deporte?

¡Sí! El ejercicio físico ayuda a mantener el peso bajo control, es bueno para el corazón y para los pulmones, alivia el estrés, y es genial para controlar el azúcar en sangre. Habla con el equipo de atención de tu diabetes sobre hacer ejercicio y controlar las concentraciones de azúcar en sangre.

Pregunta siempre antes a tu equipo de atención médica

Si alguna vez te topas con información relacionada con la diabetes de la que no estás seguro, pregunta al equipo médico que atiende tu diabetes sobre si es cierta. Sé cauto si alguien te dice que hagas lo contrario de lo que te ha indicado tu equipo de atención médica. Habla siempre con tus médicos para saber la verdad sobre qué ayuda y qué va mal para la diabetes antes de actuar.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2018