KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Depresión

Tristeza normal versus depresión

Es natural estar triste, sentirse decaído o desanimado a veces. Todos sentimos estas emociones humanas; son reacciones a las dificultades y los obstáculos de la vida.

Nos podemos poner tristes porque hemos discutido con un amigo, hemos roto con nuestra pareja o un buen amigo nuestro se ha mudado a otro lugar. Nos podemos sentir decepcionados por haberlo hecho mal en un examen o desanimados porque nuestro equipo no sale de su mala racha de perder un partido tras otro. La muerte de una persona allegada nos puede generar un tipo específico de pena: el duelo.

La mayoría de las veces, la gente consigue sobrellevar estos sentimientos y reponerse a ellos con un poco de tiempo y de cuidado.

Pero la depresión es más que sentirse triste, decaído, bajo o con los ánimos por los suelos de forma ocasional. La depresión es un estado de ánimo intenso que implica tristeza, desesperación o desesperanza y que dura semanas, meses o incluso más tiempo.

La depresión no solo afecta al estado de ánimo de una persona. También afecta a sus pensamientos. Interfiere en la capacidad de percibir y disfrutar de las cosas buenas de la vida. La depresión reduce la energía, la motivación y la concentración que necesita una persona para las actividades habituales de la vida.

Signos de la depresión

He aquí algunas de las cosas que la gente puede experimentar cuando está deprimida:

  • Sentimientos y estado de ánimo negativos. La gente deprimida puede sentirse inusualmente triste, desamparada y derrotada. Se puede sentir desesperada, impotente, aislada y/o sola. Algunas personas se sienten culpables, inútiles, indignas, rechazadas y no queridas. Algunas personas deprimidas están irritables, enfadadas, amargadas o se sienten marginadas.

    Cualquiera de estas emociones negativas puede formar parte del estado de ánimo deprimido si persiste durante varias semanas o más.
  • Pensamiento negativo. La gente deprimida se deja dominar por las ideas negativas. Esto puede hacer que se centre en sus problemas y faltas. Puede hacer que las cosas le parezcan más duras o más sombrías de lo que son en realidad. El pensamiento negativo puede hacer que una persona crea que las cosas nunca van a mejorar, que los problemas son demasiado graves para resolverlos, que nada puede arreglar la situación, que nada importa.

    El pensamiento negativo también favorece la autocrítica. La gente puede creer que es indigna y que no merece que la quieran, aunque no sea verdad. Esto puede llevar a las personas deprimidas a pensar en hacerse daño a sí mismas o en acabar con su propia vida. El pensamiento negativo puede bloquear nuestra capacidad de encontrar soluciones o de darnos cuenta de que un problema, en realidad, solo es pasajero.

  • Bajo nivel de energía y de motivación. La gente deprimida se puede encontrar cansada, sin energía, agotada. Se puede mover con más lentitud o tardar más tiempo en hacer las cosas. Siente que todo le supone un gran esfuerzo. A la gente que se siente así, le puede costar mucho motivarse a sí misma para cuidar de cualquier cosa.

  • Falta de concentración. La depresión puede dificultar la capacidad de concentrarse y de focalizarse en algo. Puede costar mucho hacer los deberes, prestar atención en clase, recordar contenidos o concentrarse en lo que nos dicen los demás.

  • Problemas físicos. Algunas personas deprimidas tienen malestar estomacal o falta del apetito. Algunas pueden experimentar un aumento o bien una pérdida de peso. La gente puede tener dolor de cabeza y problemas para dormir cuando está deprimida.

  • Aislamiento social. Las personas con depresión se pueden alejar de sus amigos y familiares o de actividades de las que antes disfrutaban. Esto suele hacer que se sientan más solas y aisladas, lo que puede empeorar sus pensamientos negativos.

La depresión puede pasar desapercibida

La gente deprimida puede no darse cuenta de que está deprimida. Puesto que la autocrítica forma parte de la depresión, algunas personas pueden creer erróneamente de sí mismas que son unas fracasadas, unas malas estudiantes, que tiran la toalla enseguida, unas vagas, unas perdedoras, unas malas personas.

Puesto que la depresión puede afectar a cómo se comporta una persona, se puede confundir con una mala actitud. Otra gente puede creer que la persona no lo está intentando, que no se está esforzando. Por ejemplo, un estado de ánimo negativo o irritable puede hacer que una persona discuta mucho, esté muy poco de acuerdo con los demás y se enfade. Esto puede hacer que resulte difícil relacionarse con esa persona y conllevar que los demás la eviten. La falta de motivación, la falta de energía, las dificultades para concentrase e ideas como "¡Qué más da!" pueden hacer que una persona deprimida se salte clases en la escuela.

Algunas personas deprimidas también tienen otros problemas. Esos problemas pueden intensificar sus sentimientos de que no merecen la pena o su dolor interior. Por ejemplo, las personas que se hacen cortes en el cuerpo o que padecen trastornos de la conducta alimentaria o que tienen cambios extremos en su estado de ánimo pueden padecer una depresión no diagnosticada.

Cuando se diagnostica y se trata una depresión, suele facilitar el tratamiento de los demás problemas que padece la persona.

¿Qué ayuda a mejorar una depresión?

Una depresión puede mejorar con la atención y el cuidado adecuados, a veces con más facilidad de la que cree la persona afectada. Pero, si no se trata, puede seguir igual de mal o empeorar. Por eso, la gente deprimida no debe limitarse a esperar deseando que la depresión se cure por sí misma.

Si crees que puedes estar deprimido, habla con uno de tus padres u otro adulto para recibir la ayuda adecuada. La ayuda adecuada puede suponer hacer todas estas cosas:

Hazte una revisión médica.

Tu médico puede analizar si padeces alguna afección médica que podría causar síntomas depresivos. Por ejemplo, el hipotiroidismo puede causar estados de ánimo deprimido, bajo nivel de energía y cansancio. La mononucleosis puede hacer que una persona se sienta cansada y deprimida.

Habla con un psicólogo o terapeuta

Las sesiones que se hacen con un psicólogo o terapeuta se llaman sesiones de psicoterapia. La psicoterapia puede ayudar a la gente a superar una depresión. Funciona ayudando a la gente a:

  • entender sus emociones, expresar sus sentimientos con palabras y sentirse entendida y apoyada
  • construir la confianza necesaria para afrontar las dificultades
  • afrontar sus problemas
  • modificar los pensamientos negativos que forman parte de la depresión
  • aumentar su autoestima y aceptare a sí misma
  • aumentar sus emociones positivas y sentirse más feliz

Superar una depresión puede incluir psicoterapia, medicación o ambas a la vez. El terapeuta también puede recomendar exponerse a la luz solar, hacer ejercicio físico cada día o comer de una forma más saludable. El terapeuta también puede enseñar técnicas de relajación para ayudar a sus pacientes a dormir mejor por la noche.

Busca apoyo

Muchas personas comprueban que les ayuda abrirse a sus padres a otros adultos de confianza. El mero hecho de decir algo como: "Llevo encontrándome muy bajo de ánimos últimamente y creo que estoy deprimido" puede ser una buena forma de empezar a hablar con tus padres.

Si un padre o pariente no te pueden ayudar, dirígete a tu orientador escolar, a la enfermería de tu centro de estudios o un teléfono de ayuda.

Deja que tus amigos y otras personas a quienes les importas te ofrezcan su apoyo. Ellos pueden:

  • escucharte y hablar contigo, mostrándote que entienden lo que sientes
  • recordarte que las cosas pueden mejorar, y que ellos están allí para los momentos buenos y también para los malos
  • ayudarte a ver las cosas buenas de tu vida, incluso aunque tú no seas capaz de verlas
  • hacerte compañía y hacer cosas divertidas y relajantes contigo
  • hacerte elogios sinceros y ayudarte a encontrar cosas con que reír o sonreír

Ayúdate a ti mismo

Prueba estas sencillas conductas. Pueden tener un poderoso efecto sobre tu estado de ánimo y te pueden ayudar a superar la depresión:

  • come alimentos saludables
  • duerme la cantidad adecuada de tiempo
  • camina, juega o haz algo distinto para hacer ejercicio cada día
  • dedica tiempo a relajarte
  • dedica tiempo a fijarte en las cosas buenas de tu vida, por pequeñas que sean

Centrarte en las emociones positivas y ser positivo con la gente también te puede ayudar. Haz yoga, baile, y exprésate de forma creativa a través del arte, la música o escribiendo en tu diario. El ejercicio físico diario, la meditación, la luz del sol y las emociones positivas pueden afectar a la actividad cerebral de formas que permiten recuperar el buen humor y el bienestar.

La depresión se puede tratar si sigues los pasos adecuados:

  • haz todo lo posible por cuidar de ti mismo.
  • Acude a un médico o a un terapeuta.
  • Y, sobre todo, no esperes que la depresión desaparezca sola.
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: agosto de 2016

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com