KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Crack

¿Qué es el crack?

El crack es cocaína que se ha procesado para formar cristales de roca. Al igual que la cocaína, el crack es una droga potente y muy adictiva. 

El crack tiene el aspecto de pequeñas piedrecitas blancas o amarillas de varios tamaños y formas. El crack casi siempre se calienta en una pipa y se fuma. Recibe su nombre por el sonido crepitante que emite la droga mientras se calienta. 

Efectos a corto plazo 

El crack es un estimulante que se absorbe a través de los pulmones y casi de inmediato envía una sacudida al sistema nervioso central. Da al consumidor una rápida e intensa sensación de poder, energía, euforia y alerta mental. 

El crack incrementa la cantidad de dopamina, una sustancia química que trasmite mensajes en el interior del cerebro. Esta mayor concentración de dopamina hace que la gente se sienta drogada y experimente un "subidón". Pero el "subidón" del crack suele durar poco, desapareciendo rápidamente al cabo de 5 a 10 minutos. 

Otros efectos a corto plazo son los siguientes:

  • aumento del ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria, la tensión arterial y la temperatura corporal
  • disminución del apetito y menor necesidad de dormir
  • sensaciones de inquietud, irritabilidad y paranoia
  • náuseas y posibles vómitos
  • problemas respiratorios y lesiones pulmonares 

Fumar grandes cantidades de crack puede hacer que la gente se vuelva violenta y que actúe de una forma impredecible. También puede provocar problemas médicos como infartos de corazón, accidentes cerebro-vasculares y convulsiones. Estas afecciones pueden llevar al coma o causar la muerte. 

Efectos a largo plazo 

El crack es incluso más adictivo que otras formas de cocaína. Es posible "engancharse" al crack después de usarlo solo una vez. También es posible tener un accidente cerebro-vascular o un infarto de corazón la primera vez que se consume crack. 

Cuando remite el "subidón" inicial, la gente que utiliza crack dice que se siente más baja o deprimida que antes de consumir esta droga. Esto facilita engancharse a tomar cada vez una mayor cantidad de crack para seguir "colocado" y evitar esos bajones. 

La gente que consume mucho crack desarrolla una tolerancia a esta droga. Tiene que fumar cada vez una mayor cantidad para tener el mismo efecto. Consumir grandes cantidades de crack aumenta las probabilidades de tener accidentes cerebro-vasculares o ataques de corazón. 

Fumar grandes dosis de crack o consumirlo en tomas encadenadas puede volver a la gente nerviosa e irritable. Puede tener ataques de pánico y una psicosis plenamente desarrollada, oyendo voces y teniendo problemas para mantener el contacto con la realidad.

Otros efectos a largo plazo son los siguientes:

  • gangrena intestinal provocada por la reducción del riego sanguíneo
  • agotamiento físico
  • náuseas y dolor abdominal
  • dolores de cabeza y de pecho
  • reducción de apetito, sumada a problemas de salud  derivados de no llevar una dieta adecuada
  • depresión y otros problemas de salud mental 

Otros problemas potenciales 

Fumar demasiado crack de golpe puede llevar a una sobredosis. La gente con sobredosis de crack tiene convulsiones y ataques que afectan al cerebro y puede llegar a morir.

Es sumamente difícil superar una adicción al crack. Incluso después de que la persona lleve largo tiempo sin consumir la droga, sigue habiendo un riesgo de recaída, sobre todo en situaciones que favorecen el consumo de esta droga. 

El crack no es tan caro como otras formas de cocaína porque esta droga está mezclada con otras sustancias que hacen que el polvo forme cristales. Muchas de esas sustancias son inofensivas, pero a veces los fabricantes añaden ingredientes, como las anfetaminas, para que el crack sea más barato. Estos ingredientes añadidos aumentan las probabilidades de efectos secundarios muy graves. 

El crack se considera que pertenece a la lista I de las drogas, lo que significa que tiene un alto potencial de abuso. Consumir o poseer crack es un delito que se castiga con penas de cárcel en la mayoría de los estados. En EE.UU., las sanciones por consumir o poseer crack son mucho más estrictas que las que se aplican para la cocaína en polvo.

¿Cómo se puede dejar el crack? 

Dejar el crack puede ser muy difícil. La mayoría de las veces dejar el hábito de consumir crack significa tener que pasar tiempo en un centro de rehabilitación y/o recibir tratamiento cognitivo conductual o de otro tipo. Ahora no hay ningún medicamento que sea eficaz para tratar la adición al crack. 

Si fumas crack, hablar con un psicólogo y/o unirte a un grupo de apoyo te pueden ayudar a dejarla con mayor facilidad. 

Evita el crack

Puesto que puede costar solo una vez para volverse adicto al crack y puesto que esa vez te puede matar, es fundamental que evites el crack a toda costa. Ninguna tentación (o ninguna presión procedente de tu grupo de amigos) compensa una larga batalla contra la adicción o la muerte. Aunque el crack no acabe con la vida de una persona, la puede arruinar por completo después de una sola toma.

Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com