KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


El estreñimiento

¿Qué es?

El estreñimiento consiste en no ir de vientre (no hacer caca) tan a menudo como se suele ir y/o en pasarlo muy mal al ir de vientre porque las heces son duras y secas. Se trata de un problema muy habitual, que suele ocurrir porque la dieta de la persona no contiene suficiente cantidad de fibra ni suficientes líquidos.

El estreñimiento no suele ser motivo de preocupación: se puede prevenir y la mayoría de los casos se resuelven llevando una alimentación saludable y desarrollando unos buenos hábitos de ejercicio físico.

Después de que mastiques y tragues los alimentos, estos se dirigen hacia el estómago. Desde allí, pasan al intestino delgado, luego al intestino grueso y, finalmente, abandonan el cuerpo a través del recto y del ano.

Conforme la comida se va desplazando a través del sistema digestivo, tu cuerpo va absorbiendo el agua y los nutrientes que necesita extraer. Lo que sobra sale en forma de heces (o caca). Las heces normales suelen ser blandas y fáciles de expulsar, de modo que no suele costar esfuerzo ir de vientre. Pero a veces los intestinos no se mueven como se deberían mover.

Se considera que una persona va estreñida cuando va de vientre menos de tres veces a la semana; cuando sus heces son duras, secas y costosas de expulsar por su volumen o cuando la persona tiene dificultades para ir de vientre.

Causas del estreñimiento

Entre los motivos por los cuales un niño puede estar estreñido, se incluyen los siguientes:

  • Dieta insana. En la mayoría de las ocasiones, el estreñimiento obedece a una dieta que no incluye suficiente agua ni suficiente fibra, elementos que ayudan a los intestinos a moverse correctamente. La gente que se alimenta de mucha comida procesada, quesos, pan blanco y carne puede estar estreñida a menudo. Una dieta sana, que incluye alimentos ricos en fibra (como la fruta, la verdura, las hortalizas y los cereales integrales), impide que las heces se endurezcan y se sequen.
  • No hacer suficiente ejercicio. El movimiento ayuda a que la comida avance por el tubo digestivo. Por lo tanto, no hacer suficiente actividad física puede contribuir al estreñimiento.
  • El estrés. La gente puede estreñirse cuando está ansiosa por algo, como un cambio vital o un problema en casa. Las investigaciones indican que el estrés puede afectar al funcionamiento del sistema digestivo, pudiendo provocar estreñimiento y otras afecciones, como la diarrea.
  • El síndrome del intestino irritable. Algunos niños padecen un trastorno denominado "síndrome del intestino irritable" (o síndrome de colon irritable), que se puede reactivar ante el estrés o ante determinados desencadenantes alimentarios, como los alimentos grasos o los picantes. Una persona con este síndrome puede tener tanto estreñimiento como diarrea, así como dolor de estómago y gases.
  • No ir al baño cuando se necesita ir. No ir al baño, incluso cuando urge, puede causar estreñimiento. Si ignoras la necesidad de ir de vientre, te costará mucho más ir de vientre cuando lo intentes más adelante.
  • Ciertos medicamentos. A veces, algunos medicamentos, como los antidepresivos y los que se administran para tratar la deficiencia de hierro, pueden provocar estreñimiento.

En contadas ocasiones, el estreñimiento es un signo de otras afecciones médicas. Por lo tanto, informa a tu médico si sigues teniendo problemas o si el estreñimiento se alarga más de dos o tres semanas.

Síntomas del estreñimiento

Cada persona tiene unos hábitos distintos en lo que respecta a ir de vientre, lo que significa que una persona que no va de vientre cada día no está estreñida necesariamente. Una persona puede ir de vientre tres veces al día, mientras que otra puede defecar solo una vez cada tres días.

Si estás yendo de vientre menos a menudo de lo usual o si te cuesta o resulta doloroso defecar, es posible que tengas estreñimiento. Una persona estreñida puede:

  • sentirse llena e hinchada.
  • sentir dolor mientras va de vientre.
  • tener que esforzarse para defecar.
  • ver un poco de sangre en el papel higiénico después de ir de vientre.

¿Cómo afrontar el estreñimiento?

Para prevenir el estreñimiento:

  • Bebe más líquidos. Beber abundante agua y otros líquidos ayuda a mantener blandas las heces para que se desplacen con mayor facilidad por los intestinos. Si no bebes suficiente, las heces se te endurecerán, se te secarán y te costará expulsarlas.
  • Come más fibra. Los alimentos ricos en fibra, como la fruta, la verdura, las hortalizas y los cereales integrales, pueden prevenir el estreñimiento. La fibra no se digiere, de modo que ayuda a limpiar los intestinos, mientras que una dieta rica en alimentos grasos, azucarados, o con fécula enlentece el avance de los alimentos por el tubo digestivo. Intenta incluir más fibra en tu dieta, tomando fruta fresca, como peras, manzanas (con piel), naranjas y plátanos maduros o fruta seca o deshidratada, como las ciruelas pasas. Otros alimentos ricos en fibra son las judías, la avena, el pan integral y las palomitas de maíz.
  • Asegúrate de que haces suficiente ejercicio físico. La actividad física ayuda a mover los alimentos a lo largo del sistema digestivo y activa los intestinos. Por lo tanto, asegúrate de hacer abundante ejercicio. Puede ser algo tan sencillo como jugar a la pelota, ir en bicicleta o hacer canastas.
  • Desarrolla un horario regular para las comidas. Puesto que la conducta de comer es un estimulante natural de los intestinos, el hecho de comer siguiendo un horario regular te puede ayudar a desarrollar unos buenos hábitos para ir de vientre. Si es necesario, adelanta la hora del desayuno para que tengas la oportunidad de relajarte e ir al baño antes de salir hacia tu centro de estudios.
  • Desarrolla el hábito de ir de vientre. Tal vez no te guste utilizar los baños de la escuela o tal vez no te guste dejar lo que tengas entre manos cuando te entren ganas de ir de vientre. Pero si conviertes en un hábito el hecho de ignorar las señales de tu cuerpo que te indican que debes ir de vientre, te costará mucho más hacerlo más adelante.

Algunas afecciones médicas, como la diabetes, el lupus y los problemas de la glándula tiroidea, pueden causar estreñimiento. Si te preocupa la posibilidad de que tu estreñimiento sea el signo de algo más, habla con tus padres y con tu médico.

Fecha de revisión: octubre de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com