KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Los deportes y las conmociones cerebrales

Si haces deportes o sigues el juego de un equipo de jugadores profesionales o universitarios, probablemente sepas que las conmociones cerebrales son algo serio. La práctica de un deporte aumenta el riesgo de caerse y golpearse con objetos u otros jugadores. Esto puede causar conmociones cerebrales; un tipo de lesión cerebral. Esto vale para todos los deportes, no solamente para aquellos donde hay contacto físico, como el fútbol americano o el hockey.

En tanto haya gente que haga deportes, habrá conmociones cerebrales de vez en cuando. Pero el uso de un equipo de protección adecuado y jugar correctamente puede hacer menos probable que ocurra una lesión cerebral.

Si sufriste una conmoción cerebral, interrumpe los deportes. Si dejas que tu cerebro se cure completamente, podrás evitar problemas a largo plazo.

¿Cómo ocurren las conmociones cerebrales?

El cerebro es blando. El cuerpo lo protege amortiguándolo con líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo. Dado que el cerebro flota en este líquido, se puede mover e incluso tocar las paredes del cráneo.

Una caída o un impacto que haga golpear el cerebro contra la pared del cráneo puede crear un moretón en el cerebro. Además puede desgarrar vasos sanguíneos y lesionar nervios. Estas lesiones pueden causar una conmoción cerebral —una pérdida temporal de la función normal del cerebro.

Las conmociones cerebrales pueden ocurrir de varias maneras en los deportes:

  • golpes entre cascos al jugar al fútbol americano
  • impactos contra la pared al jugar al hockey sobre hielo
  • golpear la pelota con la cabeza de manera incorrecta
  • tener una caída al andar en bicicleta o al hacer skateboard
  • choques entre esquiadores o esquiadores de snowboard

Cómo evitar las conmociones cerebrales

Comienza teniendo un equipo adecuado

Todos deben usar protección para la cabeza y un equipo de seguridad adecuado al practicar un deporte de contacto o al andar en bicicleta, patinar, andar en patineta, practicar snowboard o esquiar. Es imposible evitar completamente las conmociones cerebrales. Pero los cascos, los protectores bucales y otro equipo de seguridad personal suelen reducir el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza.

Evitar accidentes

Tu primera barrera para evitar accidentes es el uso de un casco. Aun con el uso de un casco puedes tener una conmoción cerebral ya que los cascos no pueden evitar completamente las lesiones que ocurren dentro de la cabeza. Si te golpeas la cabeza, el cerebro de todas maneras puede golpearse contra el cráneo, aun si usas un casco.

No te arriesgues pensando que tienes un casco que te protegerá. Esta es la razón por la cual hay reglas en los deportes. Aprender las técnicas correctas y desarrollar las habilidades que te permitan evitar juegos peligrosos puede reducir un gran número de lesiones.

Cuando ocurre una conmoción cerebral

Si te golpeas la cabeza haciendo deportes, interrumpe el juego inmediatamente. El entrenador debe saber que te debes retirar del campo de juego. Pero si no tienes un entrenador, o si tu entrenador no te hacer retirar del campo, hazlo tu mismo.

Si estás haciendo algún tipo de esquí, pídeles ayuda a los socorristas. Si estás andando en bicicleta o usando una patineta, interrumpe la actividad. No te expongas al riesgo de lesionarte la cabeza nuevamente. Una segunda lesión en la cabeza puede generar una afección llamada síndrome del segundo impacto. El síndrome del segundo impacto no ocurre frecuentemente, pero puede causar daño cerebral permanente y hasta la muerte.

Si te lesionas la cabeza jugando un deporte en una organización deportiva, es posible que el entrenador te examine inmediatamente después de que ocurra la lesión. Este tipo de examen se hace al costado del campo de juego. Es muy común que se haga esta evaluación en las escuelas y en las ligas deportivas. Al observarte y hacerte hacer unas pruebas simples, una persona entrenada puede darse cuenta si necesitas atención médica o no.

Muchas escuelas o ligas deportivas les hacen exámenes a los estudiantes al comienzo de la temporada deportiva con el fin de medir el funcionamiento normal del cerebro. Estos exámenes se denominan exámenes como punto de referencia para conmociones cerebrales. Los entrenadores o los médicos son los que por lo general comparan los resultados del examen que se da como punto de referencia (que se administra al jugador que no ha tenido ninguna lesión) con los exámenes que se hacen al costado del campo de juego (después de ocurrir una lesión) para determinar si el cerebro del jugador está funcionando correctamente.

Si estabas jugando un deporte y te golpeaste la cabeza y no hiciste nada al respecto cuando ocurrió el accidente, está atento a los síntomas de una conmoción cerebral. Los síntomas de las conmociones cerebrales no aparecen inmediatamente. Los síntomas típicos de una conmoción cerebral pueden aparecer hasta 3 días después de la lesión.

Consulta con un médico tan pronto sea posible si crees que tienes una conmoción cerebral y desarrollas algunos de los siguientes problemas:

  • dolor de cabeza
  • mareos
  • deseos de vomitar o vómitos
  • dificultad con el equilibrio o la coordinación
  • visión borrosa
  • tienes dificultad para hablar, o dices cosas sin sentido
  • sentirse confundido o aturdido
  • dificultad para concentrarse, pensar o tomar decisiones
  • problemas para recordar
  • tener sueño
  • dificultad para dormirse
  • dormir más o menos de lo habitual
  • sentirse ansioso o irritable sin causa aparente
  • sentirse triste o más sensible emocionalmente de lo habitual

¿Cuándo puedo volver a jugar?

La pregunta más hecha por los atletas después de una conmoción cerebral es cuándo pueden volver a jugar. La respuesta es simple. Cuando el médico te lo permita.

Las conmociones cerebrales son raras. Es posible que te sientas bien, pero que tu proceso de pensamiento, comportamiento y/o equilibrio todavía no sea normal. Sólo un médico puede saberlo.

Es importante que esperes hasta que el médico diga que puedes regresar a hacer deportes, pero las personas a veces se sienten presionadas a retomar el juego. Les preocupa defraudar a su equipo o se sienten presionados por el entrenador. Esta es la razón por la cual la mayoría de los estados en los Estados Unidos tienen reglas sobre cuándo deben regresar al juego los niños y adolescentes después de una conmoción cerebral. Estas regulaciones existen para proteger a los jugadores de manera que no se vean presionados a regresar a jugar demasiado rápido; cuando el riesgo de sufrir un síndrome de segunda conmoción es elevado.

Los médicos cuentan con varias maneras de saber si una persona puede volver a jugar. El médico considerará que estás completamente curado cuando:

  • los síntomas de una conmoción cerebral hayan desaparecido
  • hayas recuperado toda tu memoria y la capacidad de concentración
  • no tengas síntomas después de correr, saltar, hacer abdominales, o flexiones

Cuando el médico te diga que puedes regresar a hacer deportes, comienza poco a poco. Deja de jugar inmediatamente si te regresa algún síntoma (piensa en el síndrome del segundo impacto). Con un diagnóstico y un tratamiento adecuados, la mayoría de los adolescentes con conmociones cerebrales se recupera en una semana o dos sin que queden problemas de salud permanentes.

Fecha de revisión: enero de 2015

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com