KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Conmociones cerebrales: La recuperación

¿Qué es una conmoción cerebral?

Si tienes una conmoción cerebral, significa que te has lesionado el cerebro y que necesitas tiempo para recuperarte. Eso suele significar descansar. También significa que debes seguir las indicaciones del médico sobre las cosas que puedes y que no puedes hacer mientras te recuperas.

Todas las partes del cuerpo necesitan tiempo para curarse, y el cerebro también lo necesita. Si te vuelves a lesionar el cerebro antes de recuperarte de la primera lesión, es posible que tengas problemas médicos graves.

Lo bueno es que, siguiendo las indicaciones de sus médicos, la mayoría de los adolescentes se recuperan de las conmociones cerebrales al cabo de una o dos semanas y no tienen ninguna consecuencia a largo plazo.

¿Cómo me puedo encontrar mejor después de una conmoción cerebral?

A veces, cuando una conmoción cerebral es grave, el médico envía al paciente al hospital para que lo cuiden. Pero la mayoría de las veces los médicos envían a sus pacientes a casa para que descansen.

Cuando estés en casa, tú serás el responsable de cómo te cuides. Tómate este rol con responsabilidad y asegúrate de tener todo lo que necesitas para seguir las recomendaciones de tu médico, como quedarte en una habitación a oscuras y en silencio, si es eso lo que te hace encontrarte mejor. Es la única forma de ayudar a tu cerebro a recuperarse pronto, para que puedas volver a tu vida normal, practicando deporte, estudiando y haciendo otras cosas que te importan.

He aquí las cosas más importantes que debes hacer para recuperarte de una conmoción cerebral en tu casa:

  • Seguir las instrucciones de tu médico.
  • Asistir a todas las visitas de control.
  • Llamar al médico si tienes dolores de cabeza que empeoran u otros problemas que no remiten.
  • Si el médico te dice que te quedes casa y no vayas a la escuela o al trabajo, hazle caso, sin importar lo que tengas entre manos. No dejes que nadie te presione a hacer algo que no entre en tu plan de recuperación.

Es posible que tu médico quiera que hagas todas o algunas de las siguientes cosas:

  • Dejar descansar al cuerpo. Tu médico te dirá que evites hacer deporte y algunas actividades físicas hasta que tu conmoción cerebral se haya curado por completo. Mientras tengas síntomas (como dolor de cabeza, problemas para ver bien o cambios en el estado de ánimo), deberás limitarte a quedarte en casa, durmiendo o estando sentado tranquilamente. Solo podrás hacer lo más básico de la vida, como comer. Esto evitará que sometas al cerebro a más estrés y que te lo vuelvas a lesionar. Cuando todos los síntomas desaparezcan, podrás retomar las actividades físicas poco a poco.
  • Dejar descansar a la mente. Aparte de dejar descansar al cuerpo para evitar lesiones, es posible que el médico te diga que evites cualquier actividad de tipo cognitivo (pensar) que te empeore los síntomas. Dejar descansar a la mente incluye no mirar ninguna pantalla: computadoras, teléfonos móviles, televisiones u otros dispositivos. Lo más probable es que el médico también te diga que evites las tareas escolares, leer, o cualquier otra cosa que haga trabajar a los ojos o a la mente.

    Si estas actividades no empeoran tus síntomas, podrías empezar a hacerlas de forma gradual, pero deberías interrumpirlas de inmediato si reapareciera cualquier síntoma. Algunas actividades, como ver deportes por televisión o jugar a videojuegos, son particularmente perjudiciales porque requieren de mucho movimiento ocular. Lo más probable es que el médico te diga que abandones esas actividades por ahora.
  • Comer bien. 
  • Evitar las luces intensas y los ruidos fuertes. Pueden empeorar los síntomas de una conmoción cerebral.
  • Abstenerte de aquellas actividades que requieran tomar decisiones o reaccionar rápidamente, como conducir o usar máquinas.

¿Cuándo podré volver a la vida normal?

La clave en recuperarse de una conmoción cerebral está en lo siguiente: es necesario esperar a tener el visto bueno del médico antes de volver a hacer deporte o cualquier actividad física. Aunque te encuentres mejor, es posible que tu pensamiento, tu comportamiento y tu equilibrio todavía no hayan vuelto a la normalidad.

Si haces deporte y tu entrenador o alguien de la escuela quiere que empieces a jugar antes de contar con el permiso de tu médico, no te dejes convencer. Prácticamente todos los estados tienen normativas sobre cuándo es adecuado que los niños y adolescentes vuelvan a hacer deporte después de tener una conmoción cerebral. Estas normativas existen para proteger a los jugadores a fin de que no se vean presionados para volver a jugar demasiado pronto, cuando el riesgo de sufrir una segunda lesión cerebral, y más grave, es mayor.

Empezar a hacer deporte u otras actividades físicas demasiado pronto aumenta el riesgo de sufrir una afección conocida como síndrome del segundo impacto. Esto ocurre cuando una persona tiene una segunda lesión en la cabeza. Es muy poco frecuente, pero no te interesa nada padecerlo porque puede causar daño cerebral permanente y hasta la muerte.

Toda persona con una conmoción cerebral tiene que curarse por completo antes de iniciar cualquier actividad que podría producir otra conmoción cerebral.

¿Cómo sabré que si ya me he recuperado?

Las conmociones cerebrales son diferentes a otros tipos de lesiones. Las costras se desprenden y los moretones van perdiendo intensidad hasta desaparecer. Pero es imposible ver si el cerebro se ha curado.

Los médicos tienen varias formas de predecir cuándo el cerebro de una persona está completamente curado. De todos modos, puesto que todas las conmociones cerebrales son diferentes, es difícil saber cuándo una persona está tan recuperada como para volver a hacer deporte u otras actividades.

El médico considerará que estás completamente recuperado cuando:

  • Dejes de tener síntomas.
  • Recuperes la memoria y la capacidad de concentración.
  • No presentes síntomas después de correr, hacer abdominales o flexiones.

Cuando el médico te dé el visto bueno para volver a la vida normal y retomar todas tus actividades, empieza poco a poco. Y deja de jugar de inmediato si vuelves a presentar cualquier síntoma. Solo tienes un cerebro: ¡Protégetelo!

Fecha de revisión: mayo de 2017

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com