KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Los carbohidratos y la diabetes

Los carbohidratos y el azúcar en la sangre

Mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre significa cuidar lo que comes y tomar medicamentos, como la insulina, si es que los necesitas. Es probable que el médico también te haya mencionado que debes controlar cuántos carbohidratos comes. Pero, ¿qué son exactamente los carbohidratos y cómo afectan el nivel de azúcar en la sangre?

Los alimentos que comemos contienen nutrientes que nos proporcionan energía y otras cosas que el cuerpo necesita; una de ellas son los carbohidratos. Las dos formas principales de carbohidratos son las siguientes:

  1. los azúcares, como la fructosa, la glucosa y la lactosa, y
  2. los almidones, que están presentes en alimentos como algunas verduras (como las papas y el maíz), los granos, el arroz, los panes y los cereales.

El cuerpo descompone o convierte la mayoría de los carbohidratos en azúcar glucosa. La glucosa se absorbe en el torrente sanguíneo y, con la ayuda de una hormona denominada insulina, se envía a las células del cuerpo, donde puede ser utilizada para generar energía.

Las personas con diabetes tienen problemas con la insulina; esta puede hacer subir los niveles de azúcar en la sangre. En las personas que tienen diabetes tipo 1, el páncreas pierde la capacidad de generar insulina. En las personas con diabetes tipo 2, el cuerpo no puede responder normalmente a la insulina que genera.

Los carbohidratos pueden formar parte de una dieta saludable

Como el organismo transforma los carbohidratos en glucosa, comer carbohidratos hace subir los niveles de azúcar en la sangre. Pero, si tienes diabetes, no significa que debas evitar los carbohidratos. Los carbohidratos son una parte importante y saludable de una dieta nutritiva.

No obstante, algunos carbohidratos tienen más beneficios para la salud que otros. Por ejemplo, los granos integrales y las frutas son opciones más saludables que los dulces y los refrescos porque proporcionan fibra, vitaminas y otros nutrientes.

La fibra es importante porque te ayuda a sentirte lleno y mantiene el buen funcionamiento del sistema digestivo. De hecho, si en la misma comida ingieres azúcar y grandes cantidades de fibra, la fibra puede ayudar incluso a hacer que el cuerpo absorba el azúcar más lentamente. Todos necesitan fibras y la mayoría de las personas no obtiene la cantidad suficiente. Algunos expertos consideran que las personas que tienen diabetes deben comer más fibra que las personas sin diabetes para ayudarlas a controlar los niveles de azúcar.

Los alimentos azucarados, como los refrescos o los dulces, no suelen tener fibras y, en general, contienen "calorías vacías". Esto significa que tienen calorías pero poco valor nutricional y si comes demasiados, tal vez te quede poco espacio para los alimentos saludables. Además, las personas que comen demasiados alimentos con calorías vacías tienen más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad. Estos alimentos pueden provocar caries.

Equilibrar los carbohidratos

Después de comer alimentos con carbohidratos, el nivel de azúcar en la sangre se eleva. En lo que concierne al control de tu diabetes, tu objetivo es equilibrar la insulina presente en tu organismo y el ejercicio físico que realizas con los carbohidratos que comes. Equilibrar la insulina, la actividad física y la ingesta de carbohidratos mantendrá tus niveles de azúcar en sangre dentro de un nivel saludable.

Seguir un plan de alimentación te ayuda a llevar un control de tu ingesta de carbohidratos. Tú y el equipo de profesionales de la salud que trata tu diabetes diseñarán un plan de alimentación que incluya pautas generales para la ingesta de carbohidratos. Tu plan de alimentación tendrá en cuenta tu edad, tu talla, el nivel de peso que debes mantener, el nivel de ejercicio físico, los medicamentos que tomas y otras cuestiones médicas. El plan de alimentación también incluirá los alimentos que te gusta comer; por lo tanto, asegúrate de decirle al equipo de profesionales de la salud cuáles son esos alimentos.

Si no estás seguro de cuántos carbohidratos contiene un alimento, lee la etiqueta o consulta a tu médico o nutricionista. Además, comprueba las etiquetas de los alimentos dietéticos antes de comerlos porque estos productos pueden tener un bajo contenido de grasas, pero tal vez contengan azúcar agregado. Si logras un equilibrio entre los carbohidratos, el ejercicio físico y la insulina, podrás mantener el nivel de azúcar bajo control y, de todos modos, disfrutar de buenas comidas.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2016

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com