KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


Sales de baño

¿Qué son las sales de baño? 

El nombre "sales de baño" suena como si fueran algo inocente, pero no te dejes engañar: las sales de baño son drogas estimulantes muy potentes y peligrosas. 

Las sales de baño contienen unas sustancias químicas artificiales que se llaman "catinonas sintéticas". Incrementan la actividad del cerebro y del sistema nervioso central en gran medida de la misma forma que otras drogas como las anfetaminas o la MDMA (éxtasis).

Las sales de baño se venden en forma de polvo blanco o blanquecino, generalmente en pequeñas bolsas de plástico o paquetitos de papel de aluminio. Se suelen inhalar (esnifar por la nariz). Pero las sales de baño también se pueden tragar, fumar o mezclarse con un líquido e inyectarse con una jeringuilla.

Efectos a corto plazo 

Las sales de baño pueden hacer que sus consumidores tengan una experiencia fuera del cuerpo, vivencias de euforia o delirios. Sus efectos pueden durar hasta 3 o 4 horas. 

Otros efectos a corto plazo son los siguientes: 

  • agitación e irritabilidad 
  • insomnio
  • mareo
  • ataques de pánico 
  • depresión
  • ideas suicidas 
  • paranoia
  • delirios y alucinaciones 
  • sentido distorsionado de la realidad 
  • disminución de la capacidad para pensar con claridad 
  • alteraciones del estado de ánimo y psicosis 

Al igual que otros estimulantes, las sales de baño también pueden afectar al cuerpo del usuario.  Algunos de los efectos físicos de las sales de baño son los siguientes: 

  • menor control muscular y del cuerpo 
  • aumento de la tensión arterial y de la temperatura corporal 
  • dolores torácicos 
  • ritmo cardíaco irregular 
  • hemorragias nasales
  • encontrase mal y vomitar 
  • convulsiones
  • accidente cerebro-vascular 
  • infarto de corazón 
  • inflamación cerebral 

Efectos a largo plazo 

Hay un riesgo elevado de que las personas que utilizan sales de baño se vuelvan adictas a ellas. La gente se puede volver física y emocionalmente dependiente de las sensaciones que le aportan las drogas. Suele constatar que tiene que consumir una mayor cantidad para lograr el mismo "subidón", y desarrolla un síndrome de abstinencia cuando las dejan de consumir. La gente que abusa de las sales de baño puede sentir el impulso de hacer todo lo que sea necesario para seguir drogándose, incluso asumiendo riesgos. 

Los consumidores de sales de baño también pueden desarrollar una afección llamada "delirio agitado". Esta afección causa deshidratación, destrucción de los tejidos musculares y puede acabar provocando una insuficiencia renal e, incluso, la muerte. 

Abusar de las sales de baño durante mucho tiempo puede hacer que la gente tenga alucinaciones, oiga voces, tenga ideas paranoides y desarrolle una psicosis parecida a la esquizofrenia.

Otros efectos a largo plazo son los siguientes:

  • agotamiento físico
  • insomnio e inquietud
  • mareo y visión borrosa
  • dolores de cabeza
  • disminución del apetito y problemas de salud derivados de no comer de una forma adecuada
  • aumento de las probabilidades de enfermar como consecuencia de la desnutrición
  • depresión y otros problemas de salud mental 

Otros problemas potenciales 

Las sales de baño pueden causar problemas de corazón y convulsiones. Tomar una cantidad excesiva de esta droga de una sola vez puede llevar a una sobredosis. Todas estas cosas pueden ser mortales, incluso si la persona es la primera vez que prueba la droga. 

Las sales de baño han causado muertes, suicidios y asesinatos. 

Aparte de las catinonas sintéticas que se utilizan para fabricar sales de baño, distintas marcas pueden contener ingredientes diferentes. Puesto que las sales de baño se fabrican en laboratorios clandestinos, solo quienes las fabrican saben qué es lo contienen realmente. Su combinación con ingredientes desconocidos puede causar graves efectos secundarios. 

Las sales de baño también pueden interaccionar con los medicamentos que toma una persona, como los antidepresivos, los fármacos para dormir o los analgésicos. Esto hace que la reacción a las sales de baño sea todavía más imprevisible. 

Dos de los componentes químicos de las sales de baño (mefedrona y MDPV) se considera que pertenecen a las drogas de la lista I. Esto significa que tienen un alto potencial de abuso y que carecen de uso médico.  La gente a quien encuentran con sales de baño puede tener que pagar multas y pasar tiempo en la cárcel. 

¿Cómo se pueden dejar las sales de baño? 

Las sales de baño son muy adictivas, por lo que pueden ser difíciles de abandonar. Los expertos desconocen muchas cosas sobre estas drogas, pero su síndrome de abstinencia es similar al de otros estimulantes, como las anfetaminas. La gente puede atravesar estados de ánimo problemáticos, como la agresividad, la ansiedad y el intenso deseo de consumir la droga. Los consumidores de las sales de baño que están intentado dejar de consumirlas se pueden sentir deprimidos e incluso tener ideas suicidas. 

Si crees que puedes haber desarrollado una adición a las sales de baño, habla con un psicólogo y/o únete a un grupo de apoyo. Ambos recursos pueden facilitar el abandono de las drogas.

Evita las sales de baño 

El nombre de las sales de baño parece inofensivo, pero estas drogas son tan peligrosas como la cocaína, la metanfetamina (o meth) y el LSD, y hasta podrían ser más peligrosas porque se van fabricando nuevas variantes constantemente. 

Las sales de baño han matado a gente en el pasado y casi seguro que matarán a gente en el futuro. Si alguien te ofrece sales de baño, di no. Recuerda los riesgos que suponen para tu salud y para tu futuro.

Fecha de revisión: abril de 2014

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com