KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


He herido los sentimientos de mis amigos. ¿Qué debería hacer?

Creo que he herido de verdad los sentimientos de varias personas. Ayer dije algo desconsiderado a mi amigo A relacionado con mis dos amigos B y C; y no creo que ninguno de los tres me aprecie ahora. Me siento de lo más culpable. ¿Qué debería hacer, por favor?
– Elizabeth*

Nadie es perfecto. Todos metemos la pata de vez en cuando y nos gustaría disponer de una tecla mágica para "deshacer" lo que hemos hecho. Te puede ayudar un poco recordar que la mayoría de la gente se ha encontrado en una situación similar a la tuya.

Lo que marcará la diferencia y cambiará las cosas es lo que hagas después.

Utiliza el poder de una disculpa sincera. Las disculpas pueden hacer mucho para curar los sentimientos heridos y el enfado. Se necesita valentía para admitir que has actuado mal.

Prueba a decir: "Lo que dije el otro día fue muy desconsiderado. No debería haberlo dicho. No fue justo. Fui demasiado crítico y cotilla; no estoy nada de orgulloso. Solo quiero decir que estoy arrepentido. Metí la pata".

Lo más importante de una disculpa es la sinceridad. Cuando nos disculpamos, necesitamos hacerlo porque sentimos profundamente el daño que hemos hecho a otra persona. La disculpa no debe ser una forma de proteger nuestra propia imagen o de generar agrado en los demás. Si nos disculpamos más por nosotros mismos y por las ventajas que nos puede aportar el hecho de disculparnos, la disculpa puede no ser creíble.

Otro elemento de la disculpa sincera es la intención de cambiar. Dile a la persona que no vas permitir que vuelva a ocurrir. Di a tus amigos: "A partir de ahora, voy a ser más consciente de lo que pienso y lo que digo sobre los demás. Me esforzaré para ser más amable y más positivo con la gente, y no hablaré a sus espaldas, sobre todo si se trata de amigos míos".

Disculparse en persona es mejor. Pero, si no puedes conseguir hablar con la persona herida, escríbele una nota. Independientemente de la forma que escojas para comunicarte, puedes estar seguro de que te sentirás cómodo si, además, compartes todo lo que digas con otros amigos.

Con suerte, tus amigos aceptarán tus disculpas. Pero no te desanimes si no lo hacen de inmediato. Hay gente que perdona enseguida. Y también hay gente que tal vez tenga que pensar en lo que le digas y que necesite su tiempo para superar su dolor o su enfado, o para reconstruir la confianza. Haz lo mejor en la parte que te corresponda. El resto dependerá de otras personas.

Perdónate a ti mismo, también. Podemos aprender de nuestros errores. Céntrate en arreglar la situación, no en volverla a reproducir en tu mente. El hecho de ser demasiado auto-crítico contigo mismo no ayuda. Tampoco sirve de nada regodearse en la situación, pensando una y otra vez en lo que dijiste o lamentándote por lo que deberías haber dicho en su lugar. Avanza hacia delante. ¡Centra tu energía en intentar hace las cosas bien y esfuérzate por los buenos propósitos!

*Se han cambiado los nombres para proteger la intimidad del usuario.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: abril de 2015

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com