KidsHealth
TeensHealth.org

A safe, private place to get
doctor-approved information
on health, emotions, and life.


La abstinencia sexual

¿Qué es?

La abstinencia sexual consiste en no mantener relaciones sexuales. Una persona que decide practicar la abstinencia sexual ha decidido no mantener relaciones sexuales o ningún tipo de contacto sexual íntimo.

¿En qué consiste exactamente?

Si dos personas no mantienen relaciones sexuales, el esperma no puede fecundar el óvulo y es imposible que la chica se quede embaraza. Algunas formas de anticoncepción dependen de barreras que impiden que el esperma alcance el óvulo (como los condones y los diafragmas). Otras interfieren en el ciclo menstrual (como los anticonceptivos orales). Con la abstinencia, no se necesitan barreras ni comprimidos porque la persona no mantiene relaciones sexuales íntimas con otras personas.

No hace falta ser virgen para practicar la abstinencia sexual. A veces personas que ya han mantenido relaciones sexuales deciden dejarlas de mantener. Por lo tanto, personas que han mantenido relaciones sexuales pueden optar por la abstinencia sexual para evitar tanto el embarazo como las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el futuro.

¿Cómo es de eficaz?

La abstinencia sexual es eficaz al 100% para la prevención del embarazo. Aunque muchos métodos anticonceptivos pueden tener tasas de éxito elevadas si se utilizan correctamente, pueden fallar en algunas ocasiones. Practicar la abstinencia sexual asegura que una chica no se quede embarazada porque no se existe ninguna oportunidad de que el esperma fecunde su óvulo.

Protección contra las ETS

La abstinencia sexual protege a la gente de las ETS. Algunas ETS se transmiten a través del sexo oral, el sexo anal y hasta el contacto íntimo piel con piel no asociado a penetración (las verrugas genitales y el herpes se pueden transmitir de esta forma). Por lo tanto, evitando cualquier tipo de contacto genital íntimo (incluyendo el sexo anal y el oral) se pueden prevenir las ETS. Esto se llama abstinencia sexual completa.

La abstinencia constante implica que la persona practica la abstinencia sexual constantemente, es decir, durante todo el tiempo. Mantener relaciones sexuales, aunque sea una sola vez, implica que la persona se expone a contraer una infección.

Solo la abstinencia sexual completa y constante puede prevenir por competo el embarazo y proteger de las ETS. Puesto que la persona no tiene ningún tipo de contacto sexual íntimo cuando practica la abstinencia sexual completa y constante, no existe riesgo alguno de que se contagie de ninguna infección de trasmisión sexual.

La abstinencia sexual no previene las infecciones por SIDA, hepatitis B o hepatitis C que se contraen por actividades no sexuales, como usar agujas contaminadas para inyectarse drogas, tatuarse o inyectarse esteroides.

¿Cómo se hace?

No mantener relaciones puede parecer fácil porque implica no hacer nada. Pero la presión de los amigos y las cosas que ves en la televisión y en las películas te pueden dificultar la práctica de la abstinencia.

Puesto que parece que todo el mundo mantiene relaciones sexuales, algunas personas pueden sentir que también las deberían mantener solo para sentirse aceptadas. No permitas que las bromas o la presión de tus amigos, de una novia o de un novio, o incluso el influjo de los medios de comunicación te lleven a hacer algo que no quieres hacer. La verdad es que la mayoría de los adolescentes no mantienen relaciones sexuales.

Una pareja puede mantener una relación sin mantener relaciones sexuales. Si has tomado la decisión de no mantener relaciones sexuales, se trata de una decisión personal importante que las personas a quienes les importas deberían respetar.

Tal vez tengas dudas sobre tomar esta decisión o sobre otros métodos anticonceptivos. Tu médico o tu enfermero (u otro adulto de confianza, como uno de tus padres, tu profesor o tu orientador escolar) te pueden ayudar dándote algunas respuestas.

Fecha de revisión: diciembre de 2016

Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com