KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Muguet (candidiasis oral)

Sobre el muguet

El muguet (en terminología médica, "candidiasis oral") es una infección muy habitual en los lactantes que causa irritación en y alrededor de la boca del bebé. Ocurre debido a la proliferación de un hongo llamado Candida albicans.

La mayoría de la gente (lactantes incluidos), tiene el hongo Candida en la boca y el tubo digestivo, algo que se considera normal si no crece excesivamente. Un sistema inmunitario sano y algunas bacterias “beneficiosas” son los que se encargan de controlar la cantidad de hongos presentes en el cuerpo de una persona.

Si el sistema inmunitario está debilitado (debido a una enfermedad o a medicamentos, como los de la quimioterapia) o no está completamente desarrollado (lo que les ocurre a los lactantes), el hongo Candida presente en el tubo digestivo puede crecer excesivamente y provocar una infección. La proliferación del hongo Candida también puede provocar dermatitis del pañal e infecciones vaginales por hongos.

La proliferación de Candida (o candidiasis) puede ocurrir después de que el bebé haya recibido antibióticos para tratar una infección bacteriana, porque los antibióticos pueden matar a las bacterias “beneficiosas”, que evitan que el hongo Candida siga creciendo. Esto también puede ocurrir después de utilizar medicamentos esteroides.

Síntomas

Aunque el muguet puede afectar a cualquiera, es más frecuente durante los primeros seis meses de vida y en los adultos entrados en años.

Un bebé con esta infección tendrá la piel de las comisuras de la boca agrietada y placas blanquecinas en los labios, la lengua o la cara interna de las mejillas, con un aspecto similar al del requesón pero sin que se pueda limpiar. El hecho de rascar las áreas blanquecinas para eliminarlas puede hacer que sangren.

La mayoría de los bebés no sienten molestia alguna, pero algunos pueden sentirse incómodos o molestos al succionar. Algunos bebés pueden no alimentarse bien porque les duele la boca.

Los bebés pueden tener muguet y dermatitis del pañal provocadas por el mismo tipo de hongo al mismo tiempo.

Prevención

Aunque el muguet es una infección frecuente en los lactantes, usted puede ayudar a prevenirla, adoptando las siguientes pautas: Si su bebé toma el biberón o utiliza un chupete, es importante que usted limpie a conciencia las tetinas y los chupetes con agua caliente y jabón para la vajilla después de cada uso. Así, en el caso de que la tetina del biberón o del chupete estuvieran infectadas por hongos, su bebé no seguiría re-infectándose.

Guardar la leche y los biberones ya preparados en la nevera impide el crecimiento de los hongos.

Si da el pecho a su bebé y tiene los pezones enrojecidos, doloridos o irritados, existe la posibilidad de que haya desarrollado una infección por hongos en los pezones y de que usted y el bebé se estén contagiando mutuamente. En ese caso, le convendría hablar con el médico para que le recomendara una pomada antifúngica para los pezones mientras trata al bebé con una solución antifúngica.

Cambiarle los pañales al bebé a menudo también ayuda a prevenir la dermatitis del pañal provocada por hongos.

Tratamiento

Vayan al médico si cree que su bebé podría tener muguet. Algunos casos de esta afección desaparecen sin tratamiento médico en el plazo de una semana o dos, pero es posible que el médico de su hijo le recete una solución antifúngica para que la aplique en la boca del bebé. Este medicamento se suele aplicar varias veces al día, "pintando" el interior de la boca y de la lengua con un aplicador provisto de esponja.

Y, dependiendo de la edad que tenga su bebé, es posible que su médico le sugiera añadir yogur con lactobacilos a la dieta del pequeño. El lactobacilo es un tipo de bacteria "beneficiosa" que puede ayudar a eliminar los hongos de la boca de su hijo.

Si su hijo contrae constantemente infecciones por hongos en la boca, sobre todo si tiene más de nueve meses y las sigue contrayendo, hable con su médico porque podría ser un indicador de que su hijo tiene otro problema de salud.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: enero de 2015

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com