[Ir al contenido]
KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Cómo escoger y usar un protector solar

Con todos los protectores solares disponibles en el mercado, puede ser complicado elegir el más adecuado para su hijo. Pero lo más importante a la hora de utilizar un protector solar es saber lo bien que protege la piel contra los rayos ultravioletas (UV).

¿Qué tipo de protector solar es el mejor?

Al comprar un protector solar, hay que fijarse en tres cosas importantes. Compruebe en la etiqueta que el protector solar:

  1. tenga un FPS (factor de protección solar) de 30 o superior
  2. proteja tanto contra los rayos UVA como contra los rayos UVB (un protector solar de "amplio espectro")
  3. sea resistente al agua (que proteja a los niños mientras estén dentro del agua durante 40-80 minutos)

Distintos tipos de protectores solares

Los protectores solares pueden ser de varios tipos diferentes: cremas, geles, espráis y sticks (aplicadores en bastón o barra) Las cremas van muy bien para las áreas de piel seca, los bastones ayudan alrededor de los ojos y los geles van bien en las áreas con pelo (como el cuero cabelludo). Con los protectores en espray, es difícil saber si se ha aplicado una cantidad suficiente; además, existe la posibilidad de que los niños respiren el protector. Algunos espráis también son inflamables, de modo que se deben evitar las chispas y las llamas cercanas cuando se usen.

Otras cosas a tener en cuenta

  • No utilice protectores solares que contengan PABA, ya que pueden causar alergia en la piel.
  • Para piel sensible, busque productos cuyo ingrediente activo sea el dióxido de titanio.
  • Los adolescentes o preadolescentes que quieran usar un protector auto-bronceador deberían adquirir uno que también tenga protección UV (muchos no la tienen o tienen una cantidad muy reducida de este tipo de protección).
  • Algunos productos de cosmética contienen protector solar, pero no suelen ofrecer suficiente protección contra el sol. Asegúrese de que su hijo en edad adolescente se ponga protector solar antes de maquillarse.

Los bebés menores de 6 meses no se deben exponer al sol. Cuando salgan al exterior, vista a su bebé con ropa ligera que le cubra brazos y piernas; y no se olvide ponerle una gorra provista de visera. Si es imposible evitar el sol, puede usar una pequeña cantidad de protector solar en las partes del cuerpo del bebé que se expongan al sol, como las manos y la cara.

Cómo, cuándo y dónde usar protector solar

Para que el protector solar pueda desempeñar bien su función, se debe usar correctamente. Asegúrese de que:

  • Aplica el protector solar cada vez que su hijo se vaya a exponer al sol. Para obtener los mejores resultados, aplique el protector unos 15 a 30 minutos antes de que el niño se exponga al sol.
  • No se olvide de las orejas, las manos, los pies, los hombros y detrás del cuello. Levante las tiras de los trajes de baño y aplique protector solar debajo (por si las tiras se desplazaran con el movimiento del niño). Protéjale los labios usando una manteca de cacao con un FPS de 30.
  • Sea generoso al aplicar el protector solar: los dermatólogos recomiendan aplicar una onza (una cantidad suficiente como para llenar un chupito o un medidor típico de medicamento) al cubrir las áreas de piel que se vayan a exponer al sol.
  • Aplique el protector solar con frecuencia, aproximadamente cada 2 horas. Vuelva a aplicar el protector solar después de que su hijo haya estado sudando o nadando.
  • Aplique un protector solar resistente al agua si su hijo va a estar nadando o en contacto con el agua. El agua refleja e intensifica los rayos del sol; por lo tanto, los niños necesitan una protección duradera. Los protectores solares resistentes al agua pueden durar hasta 80 minutos dentro del agua, y algunos también son resistentes al sudor. Pero, aunque en la etiqueta del protector solar ponga que es resistente al agua, asegúrese de volver a aplicar el protector cuando su hijo salga del agua.
  • No trate de hacer durar los frascos de protector solar. Haga acopio de varios a la vez, y tire a la basura los protectores solares que hayan caducado o que usted haya comprado hace más de 3 años.

¿Quién necesita usar protector solar?

Todos los niños necesitan protegerse del sol. La Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) recomienda que todos los niños, independientemente del tono de piel que tengan, se pongan protector solar con un FPS de 30 o superior. Aunque las personas de piel oscura tienen más melanina protectora y se broncean con más facilidad, en vez de quemarse, el bronceado es un indicador de lesión en la piel por efecto del sol. Los niños de piel oscura también se pueden hacer quemaduras solares dolorosas.

Y recuerde ser siempre un buen ejemplo. Usar habitualmente protector solar con un FPS de 30 o superior y limitar el tiempo durante el que se expone al sol reducirá su riesgo de lesionarse la piel, y enseñará a su hijo a protegerse bien del sol.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: octubre de 2017