KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


La diabetes en la escuela

Es cierto que las escuelas deberían estar preparadas para atender a niños con diabetes, pero también es cierto que los padres deberían formar parte de todo este proceso. Esto suele suponer que los padres recojan toda la información que necesita el centro escolar, se aseguren de que esa información llega a la gente adecuada y se reúnan con el equipo directivo para hablar sobre el manejo de la diabetes en la escuela. Los padres también deben preparar al niño para que sepa controlar su diabetes cuando esté fuera de casa.

Puede parecer complicado, pero el equipo médico que lleva la diabetes de su hijo les puede ayudar. Y tanto el personal administrativo como el de enfermería del centro escolar suelen tener experiencia para ayudar a los niños con diabetes a participar con éxito y seguridad en las actividades escolares.

Colaborar con el centro escolar

La mayoría de las cosas que usted necesita para cuidar de su hijo en su casa también las necesitarán en su centro escolar, como su plan específico para controlar la diabetes, sus medicamentos para la diabetes y recambios para las pruebas.

Es posible que en la escuela, los niños necesiten:

  • medirse las concentraciones de azúcar en sangre
  • recibir insulina u otros medicamentos para la diabetes
  • tomar tentempiés cuando sea necesario
  • tomar el almuerzo en un momento determinado, disponiendo de suficiente tiempo para acabárselo
  • poder acceder al agua con facilidad y poder ir al lavabo cuando sea necesario
  • practicar actividades físicas y participar en celebraciones escolares y excursiones
  • saber identificar y tratar los episodios en que tengan baja el azúcar en sangre

Entre los artículos para controlar la diabetes que un niño debe llevar a la escuela, se incluyen los siguientes:

  • medicamentos
  • recambios para las pruebas
  • tentempiés
  • una pulsera o collar de identificación o alerta médica

Tal vez prefiera organizar estos artículos en paquetitos para los profesores, el personal de enfermería, los entrenadores, su propio hijo y otras personas.

La Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda entregar al centro escolar un documento que contenga información general sobre la diabetes, que incluya información sobre cómo reconocer y tratar la hiperglucemia y la hipoglucemia, aparte del plan de control de la diabetes de su hijo. También debería incluir información para contactar con usted y otros cuidadores en caso de emergencia, junto con los datos del pediatra de su hijo y los de otros miembros del equipo médico que lleva su diabetes.

Comuníquese con los educadores de su hijo

El personal del centro escolar debería estar bien informado sobre el diagnóstico de su hijo y su estado de salud actual. También es adecuado que se dejen bien claras:

  • sus propias responsabilidades
  • las responsabilidades del centro escolar
  • cualquier adaptación que podría tener que hacer el centro escolar

Para mantener bien informado al personal de la escuela, considere la posibilidad de revisar con ellos el plan de control de diabetes de su hijo anualmente, o siempre que se actualice o que se modifique.

También puede concertar reuniones con el personal del centro, como el director, los profesores de su hijo (incluyendo el de gimnasia), su enfermero y su entrenador. Ellos le informarán si necesitan que les facilite más información sobre su hijo. Asegúrese de preguntarles por su experiencia y nivel de preparación sobre el manejo de la diabetes. Formúleles preguntas al respecto e indíqueles si consideran que deberían prepararse mejor. Por ejemplo, un miembro del personal poco familiarizado con la diabetes y/o que se ponga nervioso por tener que afrontar esta enfermedad en la escuela podría ser demasiado restrictivo con un niño diabético y hacerlo sentir como diferente. Es recomendable crear un clima de intercambio abierto con el personal del centro y hablar con ellos con regularidad para garantizar un ambiente educacional sano en torno a su hijo.

La diabetes, las escuelas y la ley

Existen leyes que protegen los derechos de los alumnos con diabetes. Estas leyes consideran la diabetes como una discapacidad y, por lo tanto, es ilegal que un centro escolar (o una guardería) discrimine a los niños que la padecen.

Además, en EE.UU., cualquier escuela que reciba financiación federal o cualquier tipo de ayuda debe adaptarse bien a las necesidades especiales de los niños con diabetes. Los profesores y el equipo de enfermería del centro escolar evalúan a los niños individualmente para determinar la mejor forma de garantizar su educación al tiempo que se controla su diabetes. Es posible que el centro escolar deba elaborar un documento legal, llamado plan 504, donde se describe cómo se satisfarán las necesidades del niño. También es posible que su hijo disponga de un Programa Educativo Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés), que fija los objetivos educacionales de su hijo y cómo se pueden conseguir en su centro escolar.

El centro escolar necesita satisfacer las necesidades de su hijo en el ámbito del aula ordinaria, con los menores cambios posibles en la rutina habitual. Esto ayuda a los niños a no sentirse distintos de sus compañeros. El centro escolar también debe satisfacer las necesidades de su hijo en actividades que tengan lugar fuera del aula, como en los equipos deportivos y en las actividades extraacadémicas que se impartan en el centro.

Algunos centros escolares disponen de todo el personal necesario para asegurar la atención adecuada de los niños que padecen diabetes, pero otros no. Por ejemplo, muchas escuelas comparten enfermero con otras escuelas del mismo distrito, de modo que no disponen de personal de enfermería constantemente. Asegúrese de que el centro escolar de su hijo garantiza que su personal satisfará las necesidades del niño, tanto cuando esté en el aula como durante las actividades que tengan lugar fuera del aula, como las salidas y excursiones.

Por último, su hijo (como cualquier persona) tiene derecho a la privacidad en lo relativo a la información sobre su salud, de acuerdo con el Acta de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud (HIPAA, por sus siglas en inglés) del año 1996. Pero, para satisfacer sus necesidades especiales, el equipo directivo del centro y el equipo médico que lleva la diabetes de su hijo es posible que necesiten compartir información médica.

Pregunte al equipo médico y al equipo directivo de su escuela si necesitan compartir información médica sobre él y cómo van a garantizan confidencialidad. Es posible que el pediatra del niño y su centro escolar necesiten un permiso paterno por escrito que les permita intercambiar esa información. Esto es importante porque, en el caso de que ocurriera algún problema, el personal del centro escolar podría necesitar información médica sobre su hijo con carácter de urgencia.

Cómo preparar a su hijo

Los padres suelen ponerse nerviosos cuando tienen que mandar al colegio a un niño con diabetes. Es importante educar a los niños sobre su diabetes sin transmitirles al mismo tiempo sentimientos de miedo ni de ansiedad. Los niños deben entender cómo controlar y tratar su enfermedad a un nivel adecuado para su edad y grado de madurez.

Los niños con diabetes necesitan una atenta supervisión en la escuela, pero también necesitan sentir que encajan en sus clases. Si prepara tanto a su hijo como su centro escolar, podrá atenuar sus propios miedos y ayudar a que su hijo se sienta seguro y confiado en la escuela.

Cuando están en la escuela, los niños con diabetes deben:

  • saber a quién deben pedir ayuda, como un profesor, un enfermero o un monitor
  • saber cómo actuar a la hora del almuerzo y en otras situaciones relacionadas con la comida
  • disponer de todos los su suministros y de todos los tentempiés necesarios para controlar su diabetes con facilidad

Dígale a su hijo que le informe sobre cualquier aspecto relacionado con el control de la diabetes en la escuela, y asegúrese de preguntarle con regularidad sobre cómo le están yendo las cosas.

Organizar a su propio hijo y a su centro escolar para un control adecuado de su diabetes durante las horas de escolaridad se le puede hacer una montaña al principio, pero debe saber que tanto el pediatra de su hijo como el personal de su centro escolar están ahí para ayudarles.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2013

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com