KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Seguridad en casa: cómo prevenir las intoxicaciones

De los abonos a los anticongelantes, y de los medicamentos al maquillaje, hay artículos tóxicos o venenosos en cualquier casa. He aquí algunas recomendaciones importantes para ayudar a prevenir que sus hijos coman o beban sustancias tóxicas:

Los medicamentos

  • Guarde todos los medicamentos (tanto los de venta con receta médica como los de venta libre) fuera del alcance y de la vista de los niños, preferentemente en un armario que se pueda cerrar con llave. Hasta las sustancias que parecen más inocuas, como los enjuagues bucales, pueden ser sumamente peligrosas para un niño si se ingieren en grandes cantidades. Que el armario de las medicinas esté a cierta altura no implica que los niños no puedan acceder a lo que contiene; siempre se pueden subir al inodoro (o a otros objetos) para acceder a su contenido.
  • Asegúrese de que todos los bolsos y carteras (tanto los suyos como de los invitados), que podrían contener sustancias tóxicas (como un medicamento), se guardan siempre fuera del alcance de los niños.
  • Guarde siempre las cápsulas, comprimidos y jarabes en sus envases originales.
  • Intente llevar un registro de la cantidad de comprimidos o cápsulas que quedan en cada envase.
  • Esté al tanto de todos los medicamentos que haya en su casa (y en las de sus parientes, si su hijo pasa mucho tiempo con ellos).
  • No se fíe de que el envase del medicamento protegerá a su hijo: un envase aparentemente resistente a los niños no siempre es un envase a prueba de niños.
  • No prepare la medicación ni se la dé nunca a su hijo a oscuras: podría darle una dosis equivocada o, incluso, un medicamento equivocado.
  • No deje nunca frascos o botes de vitaminas, aspirinas u otros medicamentos en la mesa de la cocina, la encimera, las mesitas de noche o las cómodas de su casa. Un niño puede tratar de imitar a los adultos y servirse sus medicamentos.
  • Nunca le diga a un niño que los medicamentos saben como las golosinas.
  • Todos los medicamentos, hasta los de uso infantil, pueden ser peligrosos si se toman por error, incluso en dosis reducidas. Si su hijo mayor se toma sus propios medicamentos, asegúrese de que conoce y sigue las normas de la familia sobre cómo guardar los medicamentos con seguridad. Y supervíselo siempre, asegurándose de que toma la dosis correcta.

Los productos de limpieza y otras sustancias químicas de uso doméstico

  • No introduzca nunca productos de limpieza en recipientes o botellas donde antes guardaba bebidas o comidas.
  • No ponga nunca polvos insecticidas contra cucarachas o veneno para ratas en suelo de su casa. No utilice insecticidas en espray en muebles o colchones.
  • Guarde los productos para lavar la ropa fuera de la vista y del alcance de los niños y en un armario cerrado con llave o pestillo. El detergente en cápsulas es más peligroso que los demás tipos de detergente para la ropa. Si tiene hijos menores de seis años, considere la posibilidad de utilizar detergente tradicional en vez de en cápsulas.
  • Guarde los productos de limpieza y los espráis en un armario alto e inaccesible a los niños.
  • No guarde recambios de los productos de limpieza, como el detergente para lavar la vajilla, sea en polvo, en líquido o en cápsulas, debajo del fregadero o en un armario que no se pueda cerrar con llave o pestillo.
  • Utilice cierres o pestillos de seguridad en todos los armarios que contengan sustancias peligrosas.
  • Guarde todos los productos peligrosos relacionados con la automoción y la jardinería fuera del alcance de los niños y dentro de un área cerrada con llave o pestillo (idealmente, en el garaje, en el caso de que disponga de uno). Asegúrese de guardarlos a las temperaturas adecuadas según las instrucciones de sus embalajes.
  • Mientras esté limpiando o utilizando productos de limpieza en casa, no deje nunca sus recipientes desatendidos en presencia de un niño pequeño.

El alcohol

  • No deje bebidas alcohólicas en lugares donde los niños puedan acceder a ellas. Preste una atención especial durante las fiestas para adultos; a los invitados se le podría pasar por alto el lugar donde han dejado sus bebidas. Haga la limpieza poco después de que concluya la fiesta.
  • Guarde las botellas de alcohol en un armario cerrado con llave o pestillo que esté fuera del alcance de los niños.
  • Guarde los enjuagues bucales fuera del alcance de los niños, porque hay muchas marcas que contienen cantidades considerables de alcohol.
  • Los extractos alimenticios, como los de vainilla o de almendra, pueden contener alcohol y pueden ser perjudiciales para los niños.

La pintura que contiene plomo

  • No utilice ninguna cuna, moisés, trona, juguete ni baúl para juguetes que se haya fabricado antes de 1978; podrían estar acabados con pintura que contiene plomo.
  • Si su casa es antigua, asegúrese que comprobar si la pintura contiene plomo. Para obtener más información al respecto, llame al teléfono del Centro Nacional de Información sobre el Plomo (NLIC, por sus siglas en inglés): (800) 424-LEAD (5323).
  • Manténgase bien informado sobre las retiradas de juguetes debido al uso de pintura con plomo; puede recibir notificaciones procedentes de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE. UU. (CPSC, por sus siglas en inglés).

Otros artículos

  • No deje nunca productos cosméticos ni artículos de tocador al alcance de los niños. Preste una atención especial a los perfumes, los tintes y las lacas para el cabello, el esmalte y el quitaesmalte para las uñas y la crema para el calzado.
  • Mantenga a su hijo alejado de las plantas que tengan en casa o en el jardín que puedan ser tóxicas o venenosas. Compre solo plantas que no sean tóxicas o ponga las que lo sean fuera del alcance de los niños. Unos pocos ejemplos de plantas tóxicas son los siguientes: el rododendro, la yedra común, el muguete o lirio del valle y plantas navideñas como el acebo y el muérdago.
  • Deshágase de las pilas de botón usadas (como las de los relojes) de una forma segura y guarde las pilas que todavía no haya utilizado fuera del alcance de los niños (las sustancias alcalinas son tóxicas).

Esté bien preparado

Si está esperando a un bebé o si ya tiene uno o varios hijos, es recomendable que:

  • Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el procedimiento de compresión abdominal (la maniobra de Heimlich).
  • Tenga los siguientes números cerca del teléfono (tanto para su propio uso como para el de otras personas que cuiden de su hijo):
    • el del centro de toxicología1-800-222-1222
    • el del médico de su hijo
    • el del lugar de trabajo de los padres y sus teléfonos móviles
    • el de un vecino o de un pariente que viva cerca de su domicilio (por si necesita que otras personas vigilen a otros niños en caso de emergencia)
  • Disponga de un botiquín de primeros auxilios y guarde las instrucciones a seguir en caso de emergencia en su interior.
  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono en su casa.

Una casa segura y adecuada para los niños

Para comprobar la eficacia de sus esfuerzos para poner su casa a prueba de niños, póngase a gatas cada una de las habitaciones de su domicilio para verla desde la perspectiva de un niño. Preste atención al entorno que rodea a su hijo y fíjese en lo que podría resultarle peligroso.

Poner una casa totalmente a prueba de niños puede ser complicado. Si no puede poner toda la casa a prueba de niños, puede cerrar las puertas (instalando protectores de seguridad en sus pomos) para que su hijo no pueda acceder a lugares no protegidos. Para las puertas corredizas, los protectores de seguridad y los pestillos a prueba de niños van muy bien para impedir que un niño pequeño salga solo de su casa.

Por descontado, la medida en que ponga su casa a prueba de niños es algo que solo depende de usted. Observar atentamente a un niño es la mejor forma de protegerlo de posibles lesiones.

Independientemente de que usted tenga un bebé, un niño pequeño o un niño en edad escolar, su hogar debería ser un lugar seguro donde su pequeño pueda explorar libremente. A fin de cuentas, tocar, agarrar, trepar y explorar el entorno de otras formas son las actividades que permiten desarrollar tanto el cuerpo como la mente de su hijo.

Fecha de revisión: octubre de 2016

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com