[Ir al contenido]
KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Nacimientos múltiples

Cualquier libro que trate sobre el cuidado y la educación de los hijos afirma que la vida cambia para siempre tras el nacimiento de un hijo. Por lo tanto, los padres que tienen dos hijos o más en un solo parto pueden tener la sensación de que, al llegar a casa tras salir del hospital, han llegado a otro planeta.

La llegada de varios recién nacidos a la vez representa ciertos desafíos médicos, logísticos, financieros y emocionales para cualquier familia. Pero el incremento de los partos múltiples ha llevado aparejado un aumento de los recursos y servicios disponibles para ayudar a las familias que se encuentran en esta situación.

A menudo, los padres que están esperando varios hijos encuentran una gran ayuda en otras familias que han pasado por la misma experiencia.

Cambios asociados a un nacimiento múltiple

Algunas de las diferencias en el estilo de vida asociadas a un nacimiento múltiple son fáciles de anticipar. Lo más probable es que se vea obligado a relajar los criterios de orden y limpieza domésticos durante unos años, a menos de que se puedan permitir contratar un servicio de limpieza doméstica. Y dormirá mucho menos, ya que los recién nacidos necesitan alimentarse con frecuencia, tanto de día como de noche.

El impacto económico también puede ser importante. Todos los gastos asociados al nacimiento de un recién nacido (pañales, ropita, alimentos, medicamentos, juguetes, silla de seguridad para el coche, etc.) se multiplicarán por la cantidad de hijos. Hasta el precio de dar a luz a mellizos es superior al de un parto de bebé único. Añada a esto las necesidades de ampliar su espacio vital, tener un vehículo más grande y tal vez contratar a alguien a media jornada para que le eche una mano en casa. Es posible que uno de los miembros de la pareja tenga que dejar de trabajar para poder cuidar de los bebés, con la reducción de ingresos asociada.

Así mismo, debido a la alta incidencia de discapacidades en los bebés nacidos en partos múltiples, sobre todo los que son prematuros, existe la posibilidad de tener que afrontar los gastos asociados a cuidar de un bebé con necesidades especiales.

Aunque algunos establecimientos comerciales hacen descuentos a las familias que han tenido varios bebés a la vez, las donaciones a mayor escala de leche de fórmula y pañales por parte de grandes fabricantes son en la actualidad mucho más escasas que antes. Por otro lado, los familiares y amigos que tienen bebés, los servicios sociales, algunas organizaciones sin fines de lucro y los grupos de apoyo de padres que han tenido partos múltiples pueden echarle una mano y ayudarle a satisfacer las necesidades de sus bebés.

Algunos cambios le pueden ser más difíciles de anticipar. Poder dedicar menos tiempo a cada bebé en particular puede hacerlo sentir culpable y triste. Estas emociones pueden ser incluso más difíciles de sobrellevar si usted tiene hijos mayores. El estrés y el agotamiento asociados al hecho de tener que cuidar de los recién nacidos puede repercutir negativamente en su relación de pareja.

Pero, a pesar de todos estos desafíos, los nacimientos múltiples también son muy gratificantes. Usted tendrá la oportunidad de dar amor a varios recién nacidos a la vez y de asombrarse al ser testigo de la relación que establecerán entre sí, que será muy especial. Además, los nacimientos múltiples están rodeados de un halo de fascinación que es difícil de negar.

Déjese ayudar

A la hora de cuidar de varios recién nacidos a la vez, es importante que se deje ayudar. Algunas familias contratan a alguien para que les ayude, otras cuentan con la ayuda desinteresada de familiares, vecinos, feligreses de la misma parroquia o grupos de apoyo de otros padres de mellizos.

Antes de que nazcan los bebés, piense bien en la cantidad y el tipo de ayuda con que se sentirá más cómoda su familia.

Los voluntarios podrán traerle comida a casa, bañar a los bebés, hacerle las compras, limpiarle la casa o cuidar a los niños cuando usted haga la siesta o salga de casa. También pueden hacerle recados. Pero reflexione sobre si se sentirá a gusto con otros cuidadores en su casa, que podrían amenazar su intimidad familiar.

Aunque no existe una forma correcta de cuidar y educar a mellizos, le puede ayudar saber qué han hecho otros padres que se han encontrado en situaciones similares a la suya. Busque algún grupo de apoyo de su localidad de padres de hijos nacidos en partos múltiples.

A la hora de organizar su red de voluntarios, tenga en cuenta la salud de sus recién nacidos. Los bebés prematuros pueden ser especialmente vulnerables a las infecciones, incluyendo el virus sincitial respiratorio (VSR), una enfermedad similar a la gripe que puede ser altamente contagiosa y provocar graves problemas de salud. Establezca precauciones de seguridad, como lavarse bien las manos, en toda la casa y pida que las cumplan a todas las personas que lo ayuden. Es importante que quienes cuiden de sus bebés estén familiarizados con cualquier problema médico que puedan tener.

Aspectos básicos del cuidado de los bebés

Alimentar a sus bebés le ocupará una buena parte del tiempo cada día. Los bebés nacidos en partos múltiples pueden ser amamantados o alimentados con biberón de forma satisfactoria, y cada uno de estos enfoques tiene sus partidarios.

La lactancia materna tiene ventajas nutricionales e inmunitarias y sale mejor de precio. Funciona porque el pecho materno se rige por la ley de la oferta y la demanda. Cuanto más mama el bebé, más leche fabrica el cuerpo de la madre.

Se puede amamantar a dos bebés a la vez, aunque se puede tardar un tiempo en dominar la técnica. Por lo tanto, si elige amamantar a sus bebés, considere la posibilidad de hablar con un asesor de lactancia, quien podrá enseñarle las posturas básicas para amamantar a sus bebés, sea individualmente o los dos a la vez. También se puede extraer leche y almacenarla, para que su pareja u otros cuidadores se la puedan dar a los bebés.

El biberón puede aligerar la carga que ha de soportar una madre agotada, sobre todo si tiene que alimentar a más de dos recién nacidos. Algunas madres optan por una combinación de lactancia materna y biberón para obtener algunas de las ventajas de la lactancia materna, al tiempo que comparten las tareas de alimentar a los bebés con otros cuidadores. Independientemente de la opción que usted escoja, tal vez le vaya bien llevar un registro de las tomas de sus bebés.

  • Bañar a varios recién nacidos puede ser un desafío. Algunos padres optan por bañarlos separadamente tanto por seguridad como para poder dedicar tiempo individualizado a cada uno de ellos. Pero, cuando se han tenido más de dos bebés a la vez, bañarlos por separado puede resultar poco práctico, porque supone consumir mucho tiempo. Lo mejor es que pida ayuda a la hora del baño. Cuando los bebés se hagan mayores, le resultará mucho más fácil bañar a varios a la vez.
  • Organizar la ropita de los bebés durante los primeros meses de vida no tiene que ser un problema. Algunos padres marcan con colores diferentes la ropita de cada bebé para saber a simple vista de quién es qué. Pero puede tener sentido que sus bebés compartan algunas prendas de ropa básicas, como los pijamas. Conforme vayan creciendo, será más importante que cada uno tenga su propia ropa y que establezcan su propia identidad.
  • ¡Dormir es necesario para su salud mental! Pida ayuda a sus ayudantes habituales para poder echarse una siesta de vez en cuando. Incluso aunque tenga la suerte de que sus bebés desarrollen patrones de sueño sincronizados, solo podrá dormir unas pocas horas seguidas cada vez.

Muchos padres se alternan en las tomas nocturnas y también hacen turnos para hacer la siesta. También puede considerar la posibilidad de levantarse y alimentar a todos los bebés cuando se despierte el primero por la noche. Así contribuirá a que sincronicen sus patrones de sueño y alimentación, y tendrá que levantarse menos veces por la noche.

Trate de dormir cuando lo hagan los bebés. Aunque puede resultar difícil dejar sin hacer las miles de otras cosas que tiene pendientes, recuerde que su bienestar es fundamental para poder cuidar de sus bebés.

Cuestiones relacionadas con la educación de los bebés

Puede resultar difícil distinguir a los bebés nacidos en un parto múltiple cuando llegan a casa. Muchos padres les dejan puestas las pulseras del hospital o les ponen otras nuevas. Otros les pintan las uñas de los dedos gordos del pie de colores diferentes o marcan con colores diferentes la ropita de cada uno. Cuando sus bebés maduren y se desarrollen sus personalidades, será mucho más fácil distinguirlos entre sí.

A los padres les suele preocupar que los bebés nacidos en el mismo parto tengan problemas para desarrollarse como individuos. He aquí algunas formas de favorecer el desarrollo de la individualidad de cada niño:

  • referirse a ellos por su nombre, en vez de hablar de “los gemelos”, “los mellizos” o “los trillizos” como un bloque
  • evitar vestirlos igual cuando crezcan
  • guardar la ropa de cada uno en cajones diferentes
  • darles sus propios juguetes
  • hacerles regalos diferentes y pasteles diferentes el día de su cumpleaños
  • animarlos a desarrollar aficiones y habilidades diferentes, adaptadas a sus intereses y preferencias cuando crezcan
  • dedicar tiempo a estar a solas con cada uno de ellos

Puede resultar difícil evitar las comparaciones, sobre todo en lo que se refiere a los principales hitos evolutivos, como los primeros pasos, las primeras palabras o el uso del orinal. Si un niño va rezagado en determinada área evolutiva, consulte a su médico para que le informe sobre la edad promedio y sus márgenes de variabilidad a la que se suele dominar esa habilidad.

Si tiene hijos mayores, es importante que satisfaga sus necesidades y que los ayude a superar cualquier dificultad que puedan estar atravesando relacionada con sus hermanos pequeños. No es nada raro que los hermanos mayores tengan envidia de la atención que reciben los bebés y que se comporten en consonancia. Resérvese tiempo para pasarlo a solas con cada uno de sus hijos mayores.

No olvide que usted también debe cuidarse. Es completamente normal que se sienta estresada y agobiada. Asegúrese de encontrar tiempo para dormir, de reservarse un tiempo para usted y de cultivar sus propios intereses.

Tras un parto múltiple, las madres son más proclives a experimentar la denominada “tristeza posparto”, así como la depresión posparto. La tristeza posparto se asocia a facilidad para llorar, susceptibilidad exacerbada y preocupación excesiva. Estos sentimientos pueden durar un par de días, y deberían mejorar al cabo de 1 o 2 semanas.

En la depresión posparto, estos síntomas son más graves y duraderos. Una madre puede sentirse muy triste, ansiosa o irritable. Puede perder el apetito y tener insomnio. También puede perder el interés por sus bebés y/o tener pensamientos de hacerse daño o de lastimar a sus bebés. Si presenta cualquiera de estos síntomas, busque ayuda médica de inmediato.

No descuide su relación de pareja

No es de extrañar que las demandas a que tienen que hacer frente los padres tras un parto múltiple pongan a prueba cualquier relación de pareja. Con toda esa energía centrada en los bebés, suele quedar muy poca para el otro miembro de la pareja, aunque es ahora cuando más se necesitan el uno al otro.

Intenten darse mutuamente momentos de desconexión cuando puedan y de preguntase el uno al otro qué necesita cada día. Puede ayudar mucho tener una vía de escape para expresar sus sentimientos. Los grupos de apoyo para padres que han tenido partos múltiples pueden ayudar, así como un cura o un terapeuta de pareja.

Es importante que haga todo lo posible para reservarse un tiempo para estar a solas con su pareja. Elijan la opción con la que se sientan más cómodos, pero recuerden que pasar tiempo a solas con su pareja es más una necesidad que un lujo.

Educar a varios bebés al mismo tiempo tiene sus retos, pero gratifica el doble (¡o incluso más!)

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2018