KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Picaduras de medusas

Jugar en el mar es una tradición veraniega, pero una picadura de medusa puede arruinar la diversión. He aquí cómo proceder si una de estas misteriosas criaturas de mar pica a alguien de su familia.

Sobre las medusas

Las medusas han existido durante millones de años y viven en los mares de todo el mundo. Hay muchos tipos diferentes de medusas. Algunas parecen pequeñas masas transparentes, mientras que otras son de mayor tamaño, más coloridas y con tentáculos que les cuelgan por debajo.

Son los tentáculos los que causan las picaduras. Las medusas pican a sus presas con los tentáculos, liberando un veneno que las paraliza. Las medusas no persiguen a los seres humanos pero, si alguien que está nadando entra en contacto con una o, incluso, si pisa una medusa muerta, puede recibir una picadura suya.

Aunque las picaduras de medusa son dolorosas, la mayoría no son situaciones de emergencia. En una picadura típica, se puede esperar dolor, marcas rojas, picazón, entumecimiento u hormigueo.

Pero las picaduras de algunos tipos de medusas, como las cubomedusas (o cubozoos), también conocidas como "avispas de mar", son muy peligrosas y hasta pueden ser mortales. Estas medusas se encuentran con mayor frecuencia en Australia, las islas Filipinas, el Océano Índico y el Centro del Océano Pacífico.

Picaduras de medusa

Las picaduras de medusa dejan en la piel miles de aguijones diminutos llamados nematocistos. Estos aguijones pueden seguir segregando (o "disparando") veneno de medusa en el cuerpo.

Lo mejor es enjuagar con vinagre la picadura de medusa. El vinagre es un ácido débil que puede evitar que los aguijones se activen (es decir, liberen veneno) en algunos tipos de medusas, sobre todo en los tipos más peligrosos de cubomedusas (o cubozoos). Pero enjuagar una picadura de medusa con agua dulce puede hacer que se activen más aguijones. Antes se creía que enjuagar una picadura de medusa con agua de mar servía para impedir la liberación de más veneno. Pero ahora algunos expertos dicen que, en realidad, puede empeorar la picadura.

Así mismo, no frote ninguno de los aguijones que aún queden sobre la piel. Esto se solía recomendar, pero ahora se cree que empeora la picadura.

Si su hijo sufre una picadura de medusa:

  • Sáquelo del agua.
  • Enjuague el área de la picadura con vinagre. (Lleve siempre una botellita de plástico llena de vinagre en la bolsa de la playa, por si acaso.)
  • No frote el área de la picadura porque la podría empeorar.
  • Utilice unas pinzas para extraer cualquier tentáculo que aún siga en la piel. No frote el área de la picadura con una tarjeta de crédito u otro tipo de tarjeta rígida.
  • No aplique bolsas de cubitos de hielo sobre la picadura. Una ducha caliente (aunque no hirviendo) puede reducir el dolor.
  • Consulte a un profesional de la salud para saber si los analgésicos podrían ayudar a que su hijo se encontrara mejor.

Llame a una ambulancia de inmediato si a alguien le ha picado una medusa y:

  • tiene dificultades para respirar o tragar
  • tiene la lengua o los labios hinchados o le ha cambiado la voz
  • se encuentra mal o tiene malestar general
  • tiene náuseas o vómitos
  • está mareado o le duele la cabeza
  • tiene espasmos musculares
  • tiene aguijones en una parte extensa del cuerpo
  • la picadura afecta al ojo o la boca
  • le puede haber picado una medusa muy peligrosa

Cómo evitar las picaduras de medusa

Es más probable que en las playas vigiladas se avise a los visitantes sobre la presencia de medusas. Esté pendiente de señales o banderas de advertencia (en algunas playas, se coloca una bandera violeta de advertencia cada vez que hay "vida marina peligrosa" en el agua). Considere también la posibilidad de llevar siempre un frasco o botellín de vinagre y un par de pinzas en la bolsa de la playa.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: marzo de 2017

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com