KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


La ictericia en recién nacidos sanos

La ictericia, una afección frecuente en los recién nacidos, se refiere al color amarillento de la piel y del blanco de los ojos (o esclerótica) que ocurre cuando hay un exceso de bilirrubina en la sangre.

La bilirrubina es el producto resultante de la descomposición normal de los glóbulos rojos. Normalmente, la bilirrubina pasa a través del hígado, que la libera a los intestinos en forma de bilis (un líquido que ayuda en la digestión). 

La ictericia ocurre cuando la bilirrubina se acumula en la sangre más deprisa de lo que el hígado del recién nacido es capaz de descomponer y de eliminar de su cuerpo.  Esto se puede deber a varios motivos, como los siguientes:

  • Los recién nacidos fabrican más bilirrubina que los adultos porque renuevan más a menudo sus glóbulos rojos.
  • El hígado de un recién nacido todavía se está desarrollando y puede no ser capaz de eliminar suficiente cantidad de bilirrubina de la sangre. 
  • Los intestinos del recién nacido absorben una bilirrubina que normalmente saldría de su cuerpo en forma de heces (o cacas). 

Una ictericia grave (cuando la concentración de bilirrubina es alta, generalmente superior a 25 mg) que no se trata puede provocar sordera, parálisis cerebral u otros tipos de daño cerebral. En casos raros, la ictericia puede ser un signo de otra afección, como una infección o un problema en la glándula tiroidea.

Los médicos recomiendan evaluar a todos los lactantes a los pocos días de nacer para saber si tienen ictericia.

Tipos de ictericia

Los tipos más frecuentes de ictericia son:

La ictericia fisiológica (normal): la mayoría de los recién nacidos presentan este tipo de ictericia leve debido a la inmadurez de sus hígados. Generalmente aparece entre el segundo y el cuarto día de vida y desaparece cuando tienen entre una y dos semanas de vida.

La ictericia del prematuro: es frecuente en los bebés prematuros, porque sus cuerpos están todavía menos preparados para excretar la bilirrubina eficazmente. Para evitar posibles complicaciones, los bebés prematuros se tratan incluso cuando sus concentraciones de bilirrubina son más bajas que las de los bebés a término con una ictericia normal.

La ictericia asociada a la lactancia materna: la ictericia puede ocurrir cuando un bebé amamantado no está ingiriendo suficiente cantidad de leche materna, sea por sus dificultades con la lactancia o porque a su madre todavía no le ha subido la leche. No está provocada por un problema de intolerancia a la leche materna sino porque el bebé no se está alimentando lo suficiente. Si un bebé tiene este tipo de ictericia, es importante que en su resolución  participe un asesor en lactancia materna.

La ictericia asociada a la leche materna: entre el 1 y el 2% de los bebés amamantados presentan un tipo de ictericia provocada por unas sustancias presentes en la leche materna que pueden hacer que aumente la concentración de bilirrubina en sangre. Estas sustancias impiden la excreción de bilirrubina a través de los intestinos. Este tipo de ictericia aparece a partir de los tres a cinco primeros días de vida y suele mejorar lentamente entre la tercera y la duodécima semanas.

Incompatibilidad de grupo sanguíneo (problemas de Rh o ABO): si un bebé tiene un grupo sanguíneo distinto al de su madre, es posible que la madre fabrique anticuerpos que destruyan los glóbulos rojos del bebé. Esto provocará una acumulación repentina de bilirrubina en la sangre del lactante. La ictericia provocada por la incompatibilidad de grupo sanguíneo puede aparecer tan pronto como en el primer día de vida. Antes, los problemas de Rh eran la causa de la forma de ictericia más grave, pero ahora se pueden prevenir inyectando inmunoglobulina Rh a la madre.

Síntomas y diagnóstico

La ictericia suele aparecer alrededor del segundo o tercer día de vida. La piel de un bebé con ictericia se suele empezar a poner amarillenta primero en la cara, luego en el pecho y el abdomen y, por último, en las piernas. La ictericia también puede hacer que el blanco de los ojos (o las escleróticas) del bebé  adquieran una tonalidad amarillenta.

Puesto que ahora la mayoría de los bebés vuelven a casa desde el hospital uno o dos días después de nacer, es importante que sus pediatras evalúen su ictericia uno o dos días después. 

Los padres también deben fijarse en la piel de sus bebés para detectar la ictericia. De todos modos, la ictericia puede ser difícil de ver, sobre todo en bebés de piel oscura. Si usted no está seguro, presione suavemente la piel de la nariz o de la frente del bebé; si presentara ictericia, la piel se vería amarilla en cuanto usted levantara el dedo.

Cuándo llamar al medico

Llame al médico si cree que su bebé podría tener ictericia. Es posible que el médico le extraiga una pequeña muestra de sangre al bebé para medir su concentración de bilirrubina en sangre. En algunas consultas se utiliza un medidor de luz para obtener una medida aproximada de la concentración de bilirrubina en sangre y, en el caso de que sea alta, se toma una muestra de sangre.

Llame al médico de inmediato si:

  • su bebé tiene ictericia durante las primeras 24 horas de vida 
  • la ictericia se está extendiendo, oscureciendo o intensificando 
  • su bebé tiene una temperatura rectal de más de 100º F (37,8º C) 
  • su bebé tiene mal aspecto y/o se comporta como si se encontrara mal
  • su bebé no se alimenta bien 
  • nota que su bebé está más somnoliento que de costumbre 

Es difícil determinar la gravedad de la ictericia solo observando a un bebé. Por lo tanto, cualquier bebé que tenga los ojos y/o la piel amarillos debe ser evaluado por un médico. 

Tratamiento

La mayoría de los casos de ictericia neonatal no requiere tratamiento. La ictericia leve o moderada desaparecerá al cabo de una o dos semanas, cuando el bebé sea capaz de eliminar el exceso de bilirrubina en sangre por sí solo. 

También puede ser recomendable amamantar al bebé con más frecuencia o darle biberones complementarios de leche artificial para ayudarle a eliminar la bilirrubina a través de las heces. En algunos casos, el médico puede pedir a la madre que deje de amamantar al bebé durante cierto tiempo. Si esto le ocurriera a usted, extráigase leche utilizando una bomba de extracción para mantener su producción de leche, y reanude la lactancia materna cuando el bebé haya superado la ictericia.

Jaundice in Spanish

Para los niveles altos de ictericia, se puede utilizar la fototerapia, un tratamiento con una lámpara especial que ayuda al cuerpo a eliminar la bilirrubina.

Si un bebé presenta una ictericia grave que no responde a otros tratamientos, puede ser necesario hacerle una transfusión de sangre

Fecha de revisión: enero de 2015

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com