KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Las armas de fuego y la seguridad

Las armas de fuego se encuentran en más de un tercio de los hogares estadounidenses. Por lo tanto, son un verdadero peligro para los niños, tanto los suyos como los de otras personas. Por eso, es tan importante hablar con los niños sobre los peligros potenciales de las armas de fuego y sobre qué deben hacer si se encontraran una.

Si tiene un arma de fuego en casa, es fundamental que la guarde fuera de la vista y del alcance de los niños. El arma se debe guardar descargada y en un lugar cerrado con llave o candado, y sus municiones, aparte.

Las armas de fuego y el juego simbólico

Dejar jugar a los niños con armas de fuego de juguete es una decisión personal de los padres, al igual que la forma de reaccionar a la conducta de disparar mientras juegan. Pero recuerde que, aunque usted no permita que su hijo tenga armas de juguete, sus amigos las pueden tener. Por lo tanto, explíquele que las armas de fuego de verdad, a diferencia de las armas de juguete y de las que aparecen en la tele, las películas o los videojuegos, pueden herir gravemente a la gente e incluso matarla.

Hablar con los niños sobre la seguridad y las armas de fuego

Enseñe a su hijo a seguir estas normas si entrara en contacto con un arma de fuego:

  • Dejar de hacer lo que estaba haciendo.
  • No tocar el arma de fuego.
  • Abandonar el área donde se encuentra el arma.
  • Decírselo a un adulto de inmediato.

Es especialmente importante que los niños abandonen el área para evitar que alguien, que no sabe que las armas de fuego no se deben tocar, les haga daño. Un niño de solo tres años tiene suficiente fuerza en los dedos como para apretar un gatillo. También es muy importante que los niños informen a los adultos lo antes posible sobre las armas que encuentren.

Si tiene un arma de fuego en su casa

Hay muchos niños que se crían con armas de fuego en sus casas, sobre todo, cuando la caza se encuentra entre las aficiones de su familia. Si guarda un arma de fuego en su casa, es importante que enseñe a su hijo a comportarse con responsabilidad y que sepa garantizar la seguridad de todo el mundo.

Para que el ambiente sea lo más seguro posible para su familia:

  • Descargue el arma antes de guardarla.
  • Guarde el arma con llave o candado y fuera del alcance de los niños. Con esconderla no basta.
  • Guarde bajo llave las municiones y guárdelas en un lugar diferente al del arma.
  • Guarde las llaves con las que ha cerrado el arma y sus municiones en un lugar diferente de donde suele guardar las demás llaves. Guarde las llaves fuera de la vista y del alcance de los niños.
  • Cierre con llave los materiales que utiliza para limpiar el arma de fuego, que suelen ser venenosos.
  • Cuando un adulto está manipulando o limpiando un arma de fuego, nunca la debería perder de vista ni dejarla de supervisar.

Si posee un arma de fuego o encuentra una en su domicilio y se quiere deshacer de ella, llame a la comisaría más cercana. No llame al 911 o al teléfono de emergencias. Aunque las leyes difieren en cada estado en concreto, generalmente el arma de fuego se revisará para asegurarse de que no forma parte de ninguna investigación criminal y luego se destruirá.

Otras formas de deshacerse de la armas de fuego son los llamados días de reventa o de amnistía de armas de fuego. Estos programas permiten que la gente lleve armas que no quiere a lugares designados donde las dejarán inservibles. Para saber si su localidad dispone de estos programas, póngase en contacto con el departamento de policía de su localidad, pero no espere hasta que su localidad disponga de este tipo de programas para deshacerse de un arma de fuego que no desea tener.

Las armas de fuego y la seguridad fuera de casa

La seguridad relacionada con las armas de fuego no acaba cuando su hijo sale de su casa. Los niños siguen pudiendo entrar en contacto con armas de fuego en las casas de sus vecinos, cuando juegan con sus amigos o en otras circunstancias.

Asegúrese de hablar con su hijo sobre la seguridad fuera de casa en relación con las armas de fuego. Hasta es posible que su hijo sepa cuáles de sus amigos tienen armas en sus casas y dónde las guardan sus padres. Pregúnteselo.

Si su hijo pasa tiempo en casa de sus amigos, hable también sobre la seguridad relacionada con las armas de fuego con los padres de sus amigos. Tal vez sea una conversación un tanto incómoda, pero lo más probable es que las personas con quienes hable entiendan que solo le preocupa la seguridad de su hijo. ¡Está bien hablar y preguntar!

Si los padres de un amigo de su hijo guardan un arma de fuego en su casa, usted necesita decidir si esa arma supone algún riesgo para la seguridad de su hijo. Si le incomoda que su hijo juegue allí, considere la posibilidad de ofrecer su propia casa.

Unas palabras sobre las armas de aire comprimido y otros tipos de armas que no funcionan con pólvora

Las armas que no funcionan con pólvora, como las que expulsan balines, perdigones o balas de pintura, no están reguladas por el gobierno estadounidense pero pueden ocasionar heridas graves e incluso la muerte.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños menores de 16 años no utilicen este tipo de armas, cuando sean de alta velocidad. Y que este tipo de armas solo se deben utilizar bajo la supervisión de un adulto. Los niños que posean este tipo de armas o que se pongan en contacto con ellas deben saber que nunca deben apuntar directamente a nadie, incluyéndose a sí mismos.

Se sabe que las armas que disparan balas de pintura pueden provocar lesiones en los ojos y, por lo tanto, los niños deben llevar protectores oculares cuando las utilicen. Los niños no deben meterse en el bolsillo cartuchos para sus armas de juguete porque se podrían encender a consecuencia de la fricción, lo que podría ocasionar quemaduras y ruidos fuertes que les podría dañar la audición.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: julio de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com