KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


El crecimiento de su bebé: 10 meses

Su bebé ha crecido a pasos agigantados en este primer año de vida, y pesa más del doble que cuando nació. 

¿Está creciendo mi bebé con normalidad? 

El crecimiento de cualquier bebé se empieza a enlentecer conforme se acerca su primer cumpleaños. 

El médico de su hijo lleva midiendo y representando en una gráfica de crecimiento el peso, la longitud y el perímetro craneal de su bebé desde que nació. Es aquí donde se debería fijar si tiene alguna pregunta sobre las medidas de su bebé. 

Cuando revise la gráfica de crecimiento con el médico de su hijo, asegúrese de comparar las medidas de su bebé con su propio patrón de crecimiento, en vez de con el crecimiento de otros bebés. Si el crecimiento de su bebé es sostenido, lo más probable es que no haya motivo para preocuparse. 

Si le preocupa que su bebé esté creciendo más despacio o que haya perdido peso, es posible que el médico le haga las siguientes preguntas: 

  • ¿Su bebé ha estado enfermo? Un par de días sin comer, sobre todo si se combinan con vómitos o diarrea, pueden llevar a una pérdida de peso, que su pequeño recuperará cuando se encuentre mejor.

  • ¿Su bebé no se queda quieto? Gatear, arrastrase y andar queman calorías, por lo que la ganancia de peso de su bebé podría no ser tan importante debido a su mayor movilidad.
     
  • ¿A su bebé le interesa más jugar al "cu-cu" o tirar la cuchara al suelo que comer? El mundo es fascinante y su bebé está aprendiendo cosas nuevas cada día. Mantenga las distracciones al mínimo a las horas de las comidas y preste atención a las pistas de que su bebé ha comido lo suficiente.
     
  • ¿Está introduciendo el tipo adecuado de alimentos en la dieta del bebé? Conforme su bebé vaya aprendiendo a comer más alimentos, empiece a prestar atención a la textura y a la variedad de los alimentos que le sirva. Si a su bebé parece que no le interesan los purés y papillas para bebés, ¿por qué no prueba a introducirle alimentos para adultos blandos y que se pueden comer con las manos, al tiempo que son seguros y divertidos? Hable con el médico de su hijo si le preocupa cómo está creciendo.

¿Y qué pasa con el bebé regordete?

Hay tanta preocupación por la obesidad infantil que a algunos padres les preocupa que sus bebés estén ganando demasiado peso. Hay una cantidad reducida de bebés y de niños pequeños con sobrepeso. Para estos niños, los consejos profesionales procedentes del médico del bebé pueden ser de gran utilidad. 

No deje nunca de ofrecer alimentos a su bebé, pero preste atención a las pistas que indican que el bebé ya está satisfecho. Estírese en la alfombra con su bebé y favorezca la actividad física, asegurándose de que su pequeño tiene un lugar seguro por donde moverse libremente. Limite la cantidad de tiempo que pasa en sillas de seguridad para el coche, sillitas, portabebés y parques para bebés. 

Asegúrese de que las calorías de su bebé provienen de fuentes nutritivas, como la fruta, la verdura y los cereales enriquecidos. La leche materna o artificial debería seguir siendo la principal fuente de alimentación durante el primer año de la vida de su hijo. A esta edad, se puede introducir el jugo de frutas natural al 100% utilizando una taza (limítelo a 4 onzas, o 120 mililitros o menos al día), pero el jugo no es un alimento necesario.

En calidad de padre o de madre, una de las mejores cosas que puede hacer por su bebé es comer bien y estar activo físicamente. Es mucho más probable que su bebé crezca sano y esté en forma si los hábitos saludables forman parte de la forma de vida de su familia. No solo será un buen modelo para su hijo, sino que dispondrá de energía para disfrutar plenamente de la vida con su hijo (y del aguante necesario para seguirle el ritmo). 

¿Qué ocurrirá después? 

Durante lo que queda de este primer año y el siguiente, espere que el crecimiento de su bebé se enlentezca. Conforme su pequeño se vuelva más y más móvil, lo más probable es que esas lorzas de grasa propias de los bebés empiecen a desaparecer y sean substituidas por una silueta más alargada y más magra.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: diciembre de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com