KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Verrugas genitales

Las verrugas genitales, que a veces se denominan verrugas venéreas, son nódulos o abultamientos que normalmente se adquieren por medio del contacto sexual. Las provocan ciertos tipos de virus de papiloma humano (VPH), que es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes.

Hay más de 100 tipos de VPH. Algunos de ellos pueden producir los tipos de verrugas que se ven en las manos y los pies de las personas. Las verrugas genitales y los tipos de verrugas de manos y pies normalmente son provocadas por distintos tipos de VPH. Hay más de 40 tipos de VPH que causan verrugas genitales.

Síntomas

En las mujeres, las verrugas genitales aparecen dentro y alrededor de la vagina o el ano, o en el cuello uterino. En los hombres, aparecen en el pene, el escroto o alrededor del ano. Las verrugas genitales pueden ser voluminosas, planas, pequeñas o grandes. Algunas veces, se unen en racimos en forma similar a la de un coliflor. A veces, las verrugas son tan pequeñas y planas que no se pueden percibir de inmediato.

La mayor parte del tiempo, las verrugas genitales son del color de la piel y no provocan dolor, pero algunas personas pueden experimentar comezón, sangrado, ardor o dolor. Pueden pasar varios meses o años luego de la infección antes de que aparezcan los síntomas; si es que hay síntomas.

Contagio

Los virus que ocasionan las verrugas genitales normalmente se transmiten a través de contacto sexual (anal, oral o vaginal) con una persona infectada, y los virus pueden aparecer luego de varias semanas o meses.

Cuando los niños presentan verrugas genitales, ésto puede ser señal de abuso sexual y los padres deben estar informados de dicha posibilidad. Sin embargo, el VPH también se puede transmitir a través de contacto no sexual entre un niño y la persona que lo cuide, por ejemplo, al bañar al niño o al cambiarle el pañal. Los niños también pueden volver a infectarse ellos mismos si se tocan una verruga en otra parte del cuerpo y luego se tocan la zona genital.

El virus se transmite a través del contacto de piel a piel, pero no todas las personas que se expusieron al virus desarrollarán verrugas genitales. De hecho, la mayoría de las personas expuestas al virus no desarrollarán verrugas. A veces, el propio sistema inmunológico de la persona eliminará el virus y es posible que nunca llegue a enterarse de que lo tuvo. Cuando el VPH no se elimina, se pueden desarrollar verrugas genitales u otros problemas.

Si se dejan sin tratamiento, las verrugas genitales pueden crecer y multiplicarse. Pueden desaparecer solas sin tratamiento, pero ésto no significa que se deban ignorar pues, cuando hay verrugas genitales presentes, se pueden contagiar a otras personas.

Prevención y tratamiento

Existe una vacuna aprobada para personas de 9 a 26 años para prevenir la infección del VPH, el cual provoca la mayoría de las verrugas genitales y los cánceres del cuello uterino. La vacuna se administra en tres inyecciones durante un periodo de 6 meses y, para ser eficaz, se debe administrar antes de que la persona haya estado expuesta al VPH. No protege a las personas que ya fueron infectadas con ciertas cepas de VPH, y no protege contra todos los tipos de VPH, así que asegúrese de que sus niños reciban revisiones físicas de rutina y, en el caso de las niñas, exámenes ginecológicos. Si tiene preguntas acerca de la vacuna, hable con su médico.

Debido a que las verrugas genitales se transmiten por medio de contacto sexual, la mejor manera de prevenirlas es abstenerse de tener sexo. El contacto sexual con más de una pareja o con alguien que tiene más de una pareja aumenta el riesgo de contraer ETS.

Cuando se utilizan adecuada y consistentemente, los preservativos pueden disminuir el riesgo de contraer ETS. Los preservativos de látex proporcionan una protección mayor que la de los preservativos de membrana natural. El preservativo femenino está hecho de poliuretano y también se considera eficaz para prevenir ETS. Sin embargo, los preservativos no pueden proteger completamente contra las verrugas genitales porque el VPH puede infectar áreas que no están cubiertas por el preservativo. De hecho, el uso de la ducha vaginal puede aumentar en las mujeres el riesgo de contraer ETS porque puede cambiar la flora natural de la vagina y puede llevar bacterias a mayor profundidad en el tracto genital.

A veces, el sistema inmunológico puede eliminar las verrugas sin tratamiento alguno. Otras veces, las verrugas genitales se pueden tratar y eliminar con medicamento de venta con receta o mediante otros procedimientos médicos, como los tratamientos de congelamiento o de láser.

Los adolescentes que reciben tratamiento para verrugas genitales también deberán someterse a análisis para detectar otras ETS, y deberán hablar a solas con el médico para hablar sobre asuntos como la actividad sexual. No todos los adolescentes se sienten cómodos al hablar con sus padres acerca de estos asuntos, pero es importante estimularlos a hablar con un adulto de confianza que pueda ayudarlos.

Cómo hablar con adolescentes sexualmente activos

Si su adolescente está considerando ser sexualmente activo o si ya comenzó a tener relaciones sexuales, es importante hablar de ello. Asegúrese de que su adolescente sepa cómo se transmiten las ETS (durante el sexo anal, oral o vaginal) y que estas infecciones frecuentemente no presentan síntomas, así que es posible que la pareja tenga una ETS sin que lo sepa.

Puede resultar difícil hablar acerca de las ETS pero, al igual que con cualquier otro problema médico, los adolescentes necesitan esta información para mantenerse seguros y saludables. Proporcione los hechos y deje que su hijo sepa lo que usted piensa.

También es importante que todos los adolescentes se sometan a exámenes físicos completos periódicamente, los cuales pueden incluir análisis en busca de ETS. Es recomendable que su adolescente consulte a un ginecólogo o especialista en medicina para adolescentes para hablar acerca de los problemas de salud sexual. Las organizaciones de salud de la comunidad y los centros de asesoría sexual en su área local también pueden ofrecer orientación.

Fecha de revisión: marzo de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com