KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Lesiones por estrés repetitivo relacionadas con el uso del computadora

Sea porque tienen que escribir un trabajo para su centro de estudios o porque les gusta navegar por Internet, los niños suelen pasarse horas y horas delante del computadora. Por lo tanto, es importante que los padres conozcan las causas de las lesiones por estrés repetitivo (o sobreuso) y cómo prevenirlas.

Sobre las lesiones por estrés repetitivo

Las lesiones por estrés repetitivo son problemas provocados por haber ejercido una tensión o presión excesivas en una articulación y varían tanto en el tipo como en la gravedad de la lesión. La mayoría de las lesiones por estrés están provocadas por los movimientos repetitivos asociados al uso del computadora o por el uso excesivo de algunas articulaciones en la práctica deportiva. Este tipo de lesiones pueden ocurrir en la población infantil debido al uso del computadora o de los juegos de video, al envío de mensajes de texto, a tocar instrumentos de música o a los movimientos repetitivos propios de algunos deportes, como el tenis.

Una lesión por estrés repetitivo ocurre cuando se fuerza mucho una articulación, que tira de los tendones y de los músculos circundantes. Cuando esa articulación se utiliza de forma repetida, el cuerpo no tiene tiempo para recuperarse y se irrita. Y el cuerpo reacciona a la irritación incrementando la cantidad de fluido en el área afectada a fin de reducir la tensión ejercida sobre el tendón y/o el músculo.

Entre las afecciones provocadas por este tipo de lesiones, se incluyen las siguientes:

  • Síndrome del túnel carpiano: inflamación en el interior de un estrecho "túnel" formado por los huesos y los ligamentos de la muñeca; el túnel rodea nervios que trasportan impulsos sensoriales y motores hacia y desde la mano. Esta afección provoca dolor, hormigueo, cosquilleo y pérdida de la sensibilidad.
  • Radiculopatía cervical: compresión de un disco vertebral del cuello, a menudo provocada por sostener repetitivamente el teléfono apoyándolo en el hombro.
  • Epicondilitis: dolor en el codo, a menudo denominado "codo de tenista".
  • Ganglion: inflamación o bulito en la muñeca provocados por la secreción de una sustancia similar a la gelatina desde una articulación o vaina tendinosa.
  • Distrofia simpático refleja: una afección que caracterizada por tener las manos secas e hinchadas, con pérdida del control muscular; consistentemente dolorosa.
  • Tendinitis: desgarro e inflamación de los tendones que conectan los huesos con los músculos.

Afortunadamente, la mayoría de los niños no tienen lesiones por estrés repetitivo. Tomando medidas preventivas y rediseñando el lugar de la casa donde se utiliza el computadora, usted podrá tener la seguridad de que su hijo no las desarrolla.

Prevenir las lesiones por estrés repetitivo

Las medidas preventivas pueden ayudar a que los niños eviten las lesiones por estrés repetitivo:

  • Recuerde siempre a sus hijos que se sienten bien derechos, con la espalda recta. Encorvarse o flexionarse sobre el teclado puede ejercer una tensión indebida en cuello, espalda y/o la columna vertebral, lo que puede provocar lesiones por estrés repetitivo.
  • Diga a sus hijos que eviten tensar los hombros.
  • Cuando se sienten frente al computadora, sus hijos deberían colocar las piernas de una forma que les resulte cómoda y apoyar los pies planos en el suelo o sobre un reposapiés, colocando las piernas y las caderas perpendiculares (entre 90 y 100 grados) con respecto a la columna vertebral.

Recuerde a sus hijos que no es necesario golpear el teclado. ¡Esta conducta les puede doler y hasta puede llegar a estropear el teclado! Lo mejor es utilizar un toque ligero para escribir. Asegúrese también de que a sus hijos no les cuesta llegar a las teclas para escribir; si le costara, debería acercarles más el teclado. Los niños deben mantener un ángulo de 90 grados entre muñecas-codos y la parte superior de los brazos. Deben mantener los dedos y las muñecas bien nivelados mientras escriben utilizando el computadora.

También es importante hacer descansos con frecuencia para evitar las lesiones por estrés repetitivo. Los niños pierden la noción del tiempo y se olvidan de hacer pausas; por lo tanto, asegúrese de que su hijo descansa los ojos, la espalda, las muñecas y el cuello aproximadamente cada media hora.

Hacer estiramientos, tomarse un tentempié o una bebida, pasear o darse una vuelta en bicicleta pueden ayudar a evitar este tipo de lesiones de cara al futuro. Parpadear, tener los ojos doloridos, cansados, con picor, escozor o muy secos, ver borroso o doble o tener sensibilidad a la luz son síntomas de la fatiga visual. Por lo tanto, diga a sus hijos que miren lejos del computadora y que focalicen la vista en objetos lejanos de tanto en tanto. Tener una buena iluminación en el lugar de trabajo también ayuda a evitar la fatiga visual.

Para acabar, dé un buen ejemplo a sus hijos. Si mira fijamente un computadora en la penumbra durante horas sin hacer descansos, sus hijos recibirán el mensaje de que eso está bien.

Muchas veces, las lesiones por estrés repetitivo están provocadas por el hecho de utilizar instrumentos inadecuados para la tarea que se ha de llevar a cabo. Puesto que la mayoría de los sistemas informáticos están pensados para hombres de unos 25 años de edad, asegúrese de que sus hijos utilizan sillas, pantallas y teclados adecuados para su tamaño.

Entorno ergonómico

Colocar correctamente el computadora, corregir las posturas para sentarse y escribir y utilizar un mobiliario y unos instrumentos bien diseñados y graduados al tamaño del usuario hará que el entorno informático de su casa sea ergonómico (lo que significa que el equipo sea menos incómodo y menos cansador de utilizar), lo que ayudará a prevenir las lesiones por estrés repetitivo.

En el uso del equipo informático, como en el uso de cualquier otro tipo de equipo, la meta consiste en reducir tanto la fuerza como la repetición, asegurar unas pausas de descanso adecuadas, adoptar una buena postura y utilizar los apoyos adecuados.

El mobiliario informático puede ser una amenaza a la ergonomía si no favorece la adopción de una buena postura corporal o de una buena posición para las manos. No coloque el computadora en una antigua mesa o pupitre junto a una vieja silla de cocina, pues estos objetos no proporcionarían el apoyo necesario.

En lo relativo a la colocación del computadora, busque la máxima adaptabilidad posible. Tenga en cuenta la altura de la mesa y de la silla, la posición del teclado con respecto a los codos y el tronco, y la altura de la pantalla, ya que hay niños de todas las estaturas y tamaños.

Las siguientes directrices ayudarán a que el entorno informático de su familia sea correcto desde el punto de vista ergonómico:

  • Posición de las piernas: las piernas se deben colocar con comodidad, los pies se deben apoyar planos en el suelo o sobre un reposapiés, y las piernas y caderas deben ser perpendiculares (entre 90 y 100 grados) a la columna vertebral.
  • Colocación de la silla: si va a utilizar el computadora más de una persona, no basta con que la silla se cómoda, se debe poder graduar la altura, el ángulo de la espalda y el reposabrazos a cada uno de los usuarios.
  • Posición de la espalda: la zona lumbar de la espalda se debería apoyar en un apoyo lumbar graduable.
  • Ángulo de la muñeca: las muñecas deben estar en una posición neutra (es decir, en una posición natural que sea cómoda y compatible tanto con el movimiento de escribir como con el de utilizar el ratón), ni excesivamente flexionadas ni excesivamente extendidas. Los reposamuñecas facilitan el mantenimiento de las manos en una posición neutra.
  • Ángulo del codo: el ángulo del codo debería ser de 90 grados con respecto a la parte superior de los brazos. Los codos deben estar a ambos lados del cuerpo para que los niños no tengan que doblar lateralmente las muñecas cuando escriban.
  • Posición de la pantalla: la parte superior de la pantalla se debería alinear con la frente del usuario del computadora. Los niños deben sentarse a unos 60 cm (dos pies) de la pantalla. Si se trata de una pantalla que ha de utilizar toda la familia, adquiera una que sea fácil de graduar.
  • Altura del teclado: el teclado debe estar a una altura de entre 68 y 74 cm (entre 27 y 29 pulgadas) con respecto al suelo y de debe poder graduar, para que se pueda elevar con la gente más alta o bajar con la más baja.
  • Posición de los pies: los pies deben reposar cómodamente en el suelo. Un reposapiés más elevado que el nivel del suelo puede ayudar a la gente más bajita a conseguir una postura correcta desde el punto de vista de la ergonomía.

Algunos teclados disponen de la teclas de función organizadas en un formato circular, en vez de en los laterales o la parte superior del teclado, por filas o columnas. Muchos de ellos ofrecen un diseño "curvado" o partido que favorece lo que los especialistas en ergonomía creen que es una posición más natural de manos y muñecas, con las palmas ligeramente orientadas hacia el interior (pronación), en vez de planas con respecto al teclado. Así mismo, los ratones de bola o "trackballs" pueden sustituir a los ratones ordinarios.

Para sentarse, se puede usar una pelota de gimnasia terapéutica lo que puede ayudar a la adopción de una buena postura.

Tratamiento de las lesiones por estrés repetitivo

Los síntomas de las lesiones por estrés repetitivo (también conocidas como lesiones por microtraumatismos acumulativos) incluyen el hormigueo, el cosquilleo, la pérdida de la sensibilidad y el dolor agudo, que indican la presencia de lesiones progresivas en nervios y músculos. Si su hijo se queja de cansancio excesivo o de rigidez en cuello y/o espalda o de cualquiera de los síntomas mencionados más arriba, deberían concertar una vista con su pediatra.

El tratamiento de las lesiones por estrés repetitivo varía; el pediatra de su hijo le puede recetar tratamientos que utilicen el frío para reducir la inflamación y el dolor y reposo para reducir la irritación y acelerar el proceso de curación. Cuando remitan la inflamación y el dolor, es posible que el pediatra sugiera un programa de rehabilitación para ejercitar los músculos a un ritmo lento e impedir pérdidas de movilidad en la articulación afectada. Otra parte del tratamiento puede consistir en administrar medicamentos antiinflamatorios, que también ayudan aliviar el dolor.

Los padres pueden colocar bandejas para el teclado, almohadillas para el ratón o teclados curvados, modificar la ubicación y/o la posición del asiento, junto con la altura de la mesa y del teclado, y/o regular la altura de la pantalla del computadora o del monitor de vídeo para crear un lugar de trabajo y diversión ergonómicamente adecuado para toda la familia.

Dada la importancia que tienen ahora las computadoras, tanto los padres como los niños se deberían esforzar en hacer adaptaciones en su entorno informático para mantenerse sanos.

Fecha de revisión: marzo de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com