KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


La comunicación y su hijo de 4 a 5 años

Comunicarse con su hijo es una de las partes más placenteras y gratificantes de la paternidad. Los niños aprenden absorbiendo información a través de las interacciones diarias y de las experiencias que tienen, no solo con nosotros sino también con otros adultos, miembros de la familia, otros niños y el mundo.

Y, entre los cuatro y los cinco años, muchos niños entran en programas de preescolar o de parvulario, donde las habilidades lingüísticas son una parte fundamental para aprender en clase.

Comunicarse con su hijo

Cuanto en más conversaciones interactivas y en más juegos participan los niños, más aprenden. Las conductas de leerles libros, cantarles, jugar a juegos de palabras o, sencillamente, hablarles, aumentarán su vocabulario, al tiempo que les proporcionan más oportunidades para desarrollar las habilidades para escuchar.

He aquí algunas formas de estimular las habilidades comunicativas de su hijo:

  • Hable con su hijo sobre qué ha hecho durante el día.
  • Hable con su hijo sobre los libros que leen los dos juntos.
  • Hable con su hijo sobre programas de televisión y videos que vean los dos juntos.
  • Guarde los libros, revistas y otro material de lectura en lugares a los que pueda acceder su hijo sin pedir ayuda.
  • Ayude a su hijo a crear su propio álbum "Este soy yo" o "Esta es nuestra familia" con fotografías o recuerdos.

Vocabulario y pautas de comunicación

Conforme los niños van mejorando en sus habilidades lingüísticas, también desarrollan sus habilidades conversacionales. Los niños de cuatro y cinco años son capaces de seguir instrucciones más complejas y hablan con entusiasmo sobre lo que hacen. Son capaces de crear cuentos o historias, escucharlos atentamente y volverlos a contar.

Los niños de esta edad suelen saber que las letras y los números son símbolos de cosas o ideas reales, y que se pueden utilizar para explicar cosas y que nos dan información. La mayoría de ellos se sabe el nombre, el género y otra información personal de los demás miembros de su familia inmediata. Suelen jugar con las palabras y son capaces de crear palabras y cuentos absurdos.

Sus frases pueden contener ahora cinco palabras o más, y su vocabulario oscila entre las 1.000 y las 2.000 palabras. A esta edad, el habla debería ser completamente comprensible, aunque puede haber algunos errores en los sonidos de carácter evolutivo y tartamudeo, sobre todo en el género masculino.

Si sospecha un problema

Si sospecha que su hijo tiene un problema auditivo, en el desarrollo del lenguaje, o en la claridad del habla, hable con su médico. Una prueba de audición puede ser uno de los primeros pasos para determinar si su hijo tiene un problema auditivo.

Si el médico de su hijo sospechara un déficit o un retraso específico en la comunicación, le recomendaría que lo sometiera a una evaluación logopédica (del habla y el lenguaje). Los niños que también parecen tener retrasos en otras áreas del desarrollo se pueden remitir a un pediatra del desarrollo o a un psicólogo.

Problemas de comunicación típicos

Entre los problemas de comunicación principales en los niños en este grupo de edad, se incluyen los siguientes:

  • problemas auditivos
  • problemas para seguir órdenes sencillas
  • problemas para hacer preguntas o para responder a preguntas
  • dificultades para seguir una conversación • escasa adquisición de vocabulario
  • dificultades para aprender los conceptos de preescolar, como los colores y los números
  • tartamudeo
  • dificultades para unir frases entre sí
  • habla poco clara

Algunos niños superan estos problemas con la edad. Pero hay otros que necesitan someterse a tratamiento logopédico y a pruebas más extensas. El médico de su hijo ayudará a determinar si le podría ir bien someterse a una evaluación y a un tratamiento logopédico.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: agosto de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com