KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Pie zambo

¿Qué es un pie zambo?

El pie zambo (también conocido como “pie equino varo” o “pie bot”) es una anomalía congénita frecuente que afecta a los músculos y huesos de los pies. En lugar de orientarse hacia delante y tener la forma típica de un pie normal, el pie zambo se orienta hacia abajo y gira hacia dentro. Esta contorsión hace que los dedos del pie afectados se orienten hacia la pierna opuesta. Un bebé puede nacer con esta anomalía en uno o en ambos pies.

illustration

El pie zambo no duele y no provoca problemas de salud hasta que el niño se empieza a poner de pie y comienza a andar. Pero, cuando esta anomalía se deja sin tratar, puede conllevar graves problemas y hasta puede hacer que el niño sea incapaz de andar. Por eso es muy importante empezar a corregirlo lo antes posible, idealmente cuando el bebé tenga una o dos semanas de vida.

¿Cuál es su causa?

Los médicos no suelen saber cuál es la causa de que un bebé nazca con un pie zambo. Es más frecuente en bebés de género masculino y se puede dar por familias. Los bebés que nacen con pie zambo no suelen padecer otros problemas médicos.

Esta afección se suele detectar en la ecografía que se practica alrededor de la vigésima semana de embarazo. En el caso de que no se detecte en esta ecografía, se diagnostica en cuanto nace el bebé.

¿Cómo se trata?

Los pies zambos no mejoran por sí solos. Antes se solían tratar con cirugía, es decir, mediante operaciones. Pero ahora los médicos utilizan una serie de escayolas, suaves movimientos y estiramientos del pie y una férula ortopédica para ir colocando lentamente al pie en la posición adecuada, lo que recibe el nombre de método de Ponseti.

A un bebé con pie zambo, lo ha de tratar un traumatólogo o cirujano ortopédico (un médico especializado en problemas que afectan a los huesos, los músculos y las articulaciones) que tenga experiencia en el método de Ponseti. Si el bebé tiene un pie zambo, asegúrese de que el traumatólogo que lo trata esté bien formado en este método.

El método de Ponseti se hace en dos fases: la fase del escayolado y la fase de la férula ortopédica.

Escayolado. La primera escayola se coloca una o dos semanas después de que nazca el bebé. Luego, el bebé vuelve a la consulta del traumatólogo una vez por semana para que le mueva y le estire el pie con suavidad y le sustituya la escayola vieja por una escayola nueva. La nueva escayola girará el pie un poco más que la escayola anterior hacia la dirección correcta. La mayoría de los bebés llevan una serie de cinco a siete escayolas a lo largo de unas pocas semanas o meses.

illustration

Férula ortopédica. Cuando el pie ya haya alcanzado la posición correcta, el traumatólogo le colocará al bebé una férula ortopédica (también llamada "órtesis") en vez de una escayola. La órtesis es una férula con unos zapatos o botas especiales en cada extremo. Impide que el pie se vuelva a torcer hacia la posición que tenía antes del escayolado. Los pies crecen mucho y muy deprisa durante los primeros años de vida. Sin disponer de una férula ortopédica que mantenga el pie corregido en la posición adecuada, el rápido crecimiento del pie lo volvería a colocar de nuevo en la posición inicial.

El niño llevará puesta la férula ortopédica durante unos tres meses y luego solo la llevará puesta por la noche o en las siestas durante unos pocos años. La mayoría de los niños se adaptan bien al hecho de llevar puesta la férula de Ponseti, aunque suelen tardar un día o dos en acostumbrase a ella.

De cara al futuro

Corregir de forma permanente un pie zambo puede llevar varios años. Pero dejar un pie zambo sin corregir puede causar problemas físicos y emocionales.

Si usted sigue el plan de tratamiento indicado por el traumatólogo de su hijo, podrá tener la seguridad de que su hijo será capaz de andar, correr y jugar sin dolor. Considérese un compañero de equipo en el cuidado de su hijo.

Y recuerde que el equipo que trata el pie zambo de su hijo ya lo ha oído todo. Si tiene dudas o hay algo que le preocupa sobre el método de Ponseti, ellos le podrán dar consejos útiles y hablarle de los muchos casos de éxito que han tenido al aplicarlo.

Revisado por: L. Reid Nichols, MD
Fecha de revisión: marzo de 2017

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com