KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Poner la casa a prueba de niños y prevenir los accidentes domésticos

¿Cuándo fue la última vez que gateó por su casa, poniéndose a cuatro patas? Por raro que le parezca, pruébelo. Los niños exploran su entorno cada día, por eso es importante que vea las cosas desde su perspectiva para asegurarse de que su casa es segura.

Cuando oímos expresiones como "a prueba de bebés" o "a prueba de niños", solemos pensar en bebés o en niños pequeños de menos de tres años de edad. Y es verdad que los niños pequeños tienen el riesgo más alto de lesionarse en el entorno doméstico: es allí donde pasan la mayor parte del tiempo. Pero las lesiones por accidente son la principal causa de muerte entre los niños menores de 14 años, y más de la tercera parte de estas lesiones ocurren en casa.

He aquí algunas formas sencillas de ayudar a prevenir las lesiones en su casa.

Accidentes que pueden ocurrir en casa

Las causas más frecuentes de muerte por accidente doméstico son el fuego y las quemaduras, la asfixia, el ahogamiento, la asfixia por aspiración, las caídas, las intoxicaciones y las armas de fuego.

La mayoría de los accidentes ocurren en lugares donde hay:

  • agua: en el baño, la cocina, las piscinas o en los baños calientes
  • calor o llamas: en la cocina o cerca de una barbacoa
  • sustancias tóxicas: debajo del fregadero de la cocina, en el armario de los medicamentos, el garaje o el cuarto de jardinería o, incluso, en los bolsos u otros lugares donde se guardan medicamentos.
  • posibles caídas: escaleras, suelos resbaladizos, ventanas muy altas o muebles que vuelcan.
  • riesgo de asfixia por aspiración: incluyendo un entorno para dormir inseguro, alimentos que exponen al niño al riesgo de atragantarse y asfixiarse al aspirarlos (como las uvas o los perritos calientes), las pilas de botón, o los elementos que haya dentro o fuera de la casa donde se puede enganchar, enredar, quedar atrapado o estrangular un niño.

Usted puede conseguir que estos lugares sean más seguros, pero la medida más importante para proteger a su hijo consiste en observarlo constantemente. Incluso si su casa está a prueba de niños, basta con un solo instante para que un bebé o un niño pequeño se caiga, se precipite sobre una estufa caliente o se meta un objeto peligroso en la boca. Estar pendiente de su hijo es su mejor defensa.

Pero, a pesar de todo, los accidentes ocurrirán; de modo que es importante estar bien preparado. Si usted está esperando a un bebé o tiene hijos, es sensato que:

  1. Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich adecuada para cada edad.
  2. Tenga los siguientes números cerca del teléfono (para su uso y el de otras personas que cuiden de su hijo):
    • teléfono del centro de toxicología (1-800-222-1222 en EE.UU.)
    • teléfono del médico de su hijo
    • teléfonos del lugar donde trabajan los padres, así como el de sus móviles
    • teléfonos de un vecino o de un pariente cercano (por si necesitara que otras personas cuidaran de sus otros hijos en caso de emergencia)
  3. Disponga de un botiquín de primeros auxilios y guarde instrucciones sobre cómo actuar en caso de emergencia en su interior.
  4. Instale detectores de humo y de monóxido de carbono en su casa. Y cámbieles las pilas con regularidad.
Para tener más información, revise los siguientes artículos sobre seguridad doméstica:
Fecha de revisión: noviembre de 2016

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com