[Ir al contenido]
KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Centros de maternidad y servicios de maternidad hospitalarios

Durante el embarazo, tomará muchas decisiones y una de las decisiones importantes es si dar a luz en un hospital o en un centro de maternidad.

Dar a luz en un hospital

Los partos hospitalarios continúan siendo la opción más común. Esto significa que la futura madre pasa de una sala de trabajo de parto a una sala de parto y, después del parto, a una habitación semiprivada.

Cuando el nacimiento es en un hospital:

  • Si la madre lo desea, podrá recibir analgésicos durante el trabajo de parto y el parto.
  • Si es necesario, se puede inducir el trabajo de parto.
  • Se suele monitorear al bebé electrónicamente a lo largo del trabajo de parto.

Los médicos “dirigen” el parto junto con los pacientes. El hecho de disponer de un plan para el nacimiento ayuda a la mujer a comunicar sus preferencias y los médicos las respetarán en la mayor medida posible.

Muchos hospitales ahora ofrecen más opciones para los partos de bajo riesgo, que reciben el nombre de atención centrada en la familia. Los servicios que se ofrecen pueden incluir habitaciones individuales provistas de bañera (denominadas suites de maternidad o suites de parto). Allí, la mujer puede hacer el trabajo de parto, dar a luz y recuperarse después del parto en el mismo lugar sin que la tengan que trasladar.

La madre continuará teniendo un médico y personal médico a su disposición. Pero las habitaciones generan un ambiente acogedor, con colores cálidos y tranquilizadores, además de características que intentarán estimular un ambiente similar al del hogar y pueden ser sumamente reconfortantes para las madres. La permanencia del bebé en la habitación después del parto (en vez de su traslado a la sala de recién nacidos) también es más frecuente.

Muchos hospitales ofrecen clases de preparación para el parto y de educación prenatal a fin de preparar a los padres para el parto, además de clases de crianza y educación después del nacimiento del bebé.

La cantidad de personas que pueden asistir al parto depende del hospital. En los ambientes más tradicionales, se permite un máximo de tres personas durante un parto vaginal. En el enfoque centrado en la familia, se admiten más familiares, amigos y, a veces, hasta niños. En los partos por cesárea rutinarios o no asociados a una urgencia médica, la cantidad de acompañantes se suele limitar a uno.

Los partos hospitalarios suelen ser supervisados por una variedad de profesionales de la salud:

Los obstetras/ginecólogos son médicos que, tras completar sus estudios de medicina, se especializan (durante un mínimo de 4 años) en la salud de la mujer y la reproducción, lo cual incluye tanto los cuidados médicos como quirúrgicos. Pueden atender embarazos con complicaciones y también practicar cesáreas.

Busque un obstetra que haya pasado el examen de la American Board of Obstetrics and Gynecology (ACOG, Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). Los obstetras titulados que se siguen formando para poder atender embarazos de alto riesgo se denominan especialistas en medicina materno-fetal o perinatólogos.

Si da a luz en un hospital, también puede utilizar los servicios de una enfermera comadrona titulada, conocida en EE.UU. por las siglas CNM (certified nurse-midwife). Las enfermeras comadronas son enfermeras diplomadas en obstetricia, lo que significa que están preparadas para atender embarazos y partos de bajo riesgo. La mayoría de estas enfermeras asisten partos en hospitales o clínicas de maternidad, aunque algunas asisten partos a domicilio.

Las enfermeras graduadas atienden embarazos para cuidar de la madre y del bebé. Si da a luz en un hospital universitario, es posible que también haya estudiantes de medicina o médicos residentes durante el parto. Algunos médicos de familia también ofrecen cuidados prenatales y asisten partos.

Si necesita anestesia, esta le será administrada por un anestesista. En el ámbito hospitalario, se pueden utilizar distintas medidas para controlar el dolor, lo cual incluye los analgésicos y las anestesias local, epidural y general.

Dar a luz en un centro de maternidad

Las mujeres que dan a luz en un centro de maternidad ya han dado a luz sin ningún problema o tienen un embarazo de bajo riesgo (es decir que se encuentran en buen estado de salud y no es probable que tengan complicaciones).

En los centros de maternidad, las mujeres son revisadas cuidadosamente durante la primera etapa del embarazo y reciben atención prenatal para controlar su salud durante todo el embarazo.

En general, en los centros de maternidad no se ofrece la anestesia epidural. Por eso, las mujeres pueden moverse libremente durante el trabajo de parto, adoptar las posturas en que se encuentren más cómodas, relajarse en el jacuzzi, etc. A menudo se utilizan medidas para aliviar a la mujer (como hidroterapia, masajes, compresas tibias y frías, y técnicas de visualización y de relajación).

En los centros de maternidad trabajan una variedad de profesionales del cuidado de la salud, como enfermeros graduados, enfermeras comadronas tituladas y doulas (profesionales especialmente capacitadas para asistir al parto y ofrecer cuidados postparto). En estos centros, no suele haber médicos y es inusual que intervenga un médico. Pero la mayoría de los centros de maternidad trabajan en equipo con consultores de obstetricia y pediatría. Las enfermeras comadronas ofrecen cuidados durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto de una mujer. Los consultores de obstetricia y ginecología están a disposición si aparecen complicaciones que colocan a la mujer en un nivel de mayor riesgo.

La frecuencia cardíaca del bebé se suele monitorizar durante el parto; lo más habitual es hacerlo mediante un ecógrafo portátil Doppler. Los centros de maternidad disponen de equipo médico, como vías y líquidos intravenosos (IV), oxígeno para la madre y el bebé, y otros equipos necesarios para tratar a madres y bebés enfermos.

Un centro de maternidad puede ofrecer controlar el dolor de manera natural o con medicamentos narcóticos suaves. Pero si una mujer decide recibir anestesia epidural o tiene complicaciones, es necesario trasladarla a un hospital.

Los centros de maternidad ofrecen una experiencia de alumbramiento íntima y acogedora para la madre, el bebé y la familia entera. En la mayoría de los casos, se trata de edificios independientes, aunque algunos están conectados a un hospital. Con frecuencia, incluyen servicios como habitaciones individuales con luz tenue, duchas, bañeras con hidromasaje y una cocina para uso de la familia.

Busque un centro de maternidad que disponga de un certificado emitido por la Commission for the Accreditation of Birth Centers (CABC). Algunos estados regulan legalmente los centros de maternidad; por lo tanto, asegúrese de que el centro que usted ha elegido tenga todos los permisos en regla.

¿Cuál es la opción más adecuada a mi caso?

¿Cómo puede decidir si lo que más le conviene es un hospital o un centro de maternidad?

Algunas de las cosas que debe tener en cuenta:

  • Si eligió un profesional del cuidado de la salud, averigüe si solo puede ejercer en un determinado hospital o centro de maternidad.
  • Consulte con su compañía de seguro médico para saber qué opciones están cubiertas. A menudo, la mayoría de las aseguradoras cubren tanto los centros de maternidad como los hospitales.

Hay algunos factores de riesgo que pueden impedirle dar a luz en un centro de maternidad. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

Y, si desea someterse a intervenciones, como la anestesia epidural o la monitorización fetal continua, probablemente la mejor opción para usted sea un hospital.

Los centros de maternidad son una opción para mujeres que:

  • no tienen problemas significativos en sus antecedentes médicos
  • tienen un embarazo de bajo riesgo
  • desean tener un parto natural con un mínimo control del dolor o intervenciones médicas
  • quieren que sus familiares y amigos presencien el nacimiento

Para ayudarla en su elección, pida hacer una recorrida del hospital o el centro de maternidad. Esto le permitirá asegurarse de que el personal es amable y que usted se sentirá relajada en el clima reinante.

Fecha de revisión: abril de 2018