KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


La seguridad de los vehículos todo terreno (VTT)

(All-Terrain Vehicle (ATV) Safety)

Los vehículos todo terreno (VTT) son vehículos recreativos para circular por zonas escarpadas e irregulares. En la mayoría de los estados, la ley permite a los niños mayores y a los adolescentes conducir VTT, incluso sin licencia de conducir. Pero la adrenalina que generan estos vehículos va acompañada de serios riesgos de seguridad.

Los VTT pueden ser inestables y difíciles de controlar, particularmente a altas velocidades. A menudo ocurren vuelcos y choques y algunos de ellos son mortales. En un estudio realizado durante casi 30 años, los especialistas informaron que, en Estados Unidos, cerca de 12.000 personas habían muerto mientras conducían VTT, el 25% de las cuales eran menores de 16 años.

También son comunes las lesiones ocasionadas al conducir los VTT. Entre 2001 y 2011, el 33% de las emergencias relacionadas con VTT involucraron menores de 16 años. Como consecuencia, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría, AAP por sus siglas en inglés) desalienta a los niños de 16 años o menores a conducir VTT.

Si autoriza a su hijo a conducir un VTT, asegúrese de que conozca las normas de seguridad y sepa operar el vehículo de forma segura. Aunque ello ayuda a reducir el riesgo de lesiones o de muerte, la única forma de garantizar la seguridad de los menores es prohibiéndoles conducir VTT.

¿Qué son los VTT?

Los VTT son vehículos motorizados que deben circular en zonas escarpadas e irregulares o en caminos de tierra y no en calles pavimentadas o autopistas. Suelen tener cuatro neumáticos grandes tipo globo y un asiento en el medio en el que el conductor se sienta a horcajadas mientras controla el manubrio. Aún existen algunos VTT de tres ruedas. Pero los fabricantes los dejaron de producir en 1988 por inquietudes acerca de su estabilidad y seguridad.

Los VTT pesan más de 363 kilos y tienen un motor grande y poderoso que les permite alcanzar una velocidad de 80 km/h o más. Tienen un centro de gravedad elevado y no tienen barras antivuelco, jaula ni cinturones de seguridad, es decir que pueden volcarse fácilmente, hacer caer al conductor y a los pasajeros e incluso caer encima del conductor. Eso puede causar lesiones graves o la muerte, que suele ser el resultado de lesiones en la cabeza. Otras lesiones comunes son cortadas, raspones y fractura de clavícula, brazos y piernas.

¿Quiénes pueden (y quiénes no deben) conducir?

No existe ninguna ley federal ni límite de edad aplicables al conducir un VTT. Por el contrario, cada estado tiene sus propias leyes y normas al respecto. Algunos estados exigen que el conductor de un VTT tenga al menos 16 años y un certificado de seguridad. Otros estados autorizan a niños de hasta 10 años a conducir VTT con la supervisión de un adulto que tenga una licencia de conducir vigente.

La AAP no recomienda que niños y menores de 16 años conduzcan VTT. Un VTT puede ser muy grande para que un niño pequeño lo conduzca en condiciones seguras, a pesar de que la ley lo permita. Para operar un VTT de forma segura, el conductor deber tomar decisiones con rapidez, como acelerar, reducir la velocidad o inclinar su peso hacia un lado o hacia el otro según los cambios que se produzcan en el entorno. Es más difícil que los menores de 16 años puedan tomar estas decisiones o sean capaces de ejecutarlas.

Si su hijo conduce un VTT, asegúrese de que entienda y respete las normas de su estado. Lo anterior es aplicable aunque su hijo no conduzca el VTT. Muchos estados no autorizan a los pasajeros a andar en un VTT a menos que este esté especialmente diseñado para transportar dos personas.

Normas de seguridad

Los niños de 16 años o menores no deben conducir VTT. Para reducir el riesgo de accidente o lesión, los conductores de VTT deben seguir estos consejos antes y durante la conducción del vehículo:

  • Asista a un programa de certificación de seguridad para aprender a operar un VTT de forma segura.
  • Conduzca un VTT que se adecue a su tamaño y edad. Visite 4-H ATV Safety para saber cómo determinar si un VTT es adecuado para un conductor determinado.
  • Use siempre un casco y antiparras de seguridad aprobados. En muchos estados, la ley exige el uso de casco y antiparras, en especial, para los niños.
  • Use pantalones largos, mangas largas, guantes, y botas hasta los tobillos para evitar raspones y cortadas.
  • Conduzca solamente de día.
  • Conduzca siempre a una velocidad segura y por una senda destinada a VTT.
  • Aprenda prácticas básicas de primeros auxilios para tratar lesiones menores y sea capaz de pedir ayuda en caso de emergencia.

Es importante que nunca haga lo que se describe a continuación mientras conduce un VTT:

  • Nunca conduzca un VTT de tres ruedas.
  • Nunca conduzca bajo la influencia del alcohol o de drogas.
  • Nunca conduzca en superficies pavimentadas o vías públicas (excepto para atravesarlas).
  • Nunca supere el límite de pasajeros permitidos por el fabricante.
  • Nunca permita que niños o adolescentes lleven a otro pasajero.

Conducir VTT siempre será riesgoso, y, como los VTT son divertidos, muchos niños y adolescentes quieren intentarlo. Nada garantiza que no salgan lastimados, por más que respeten las medidas de precaución y las normas de seguridad. No obstante, procurar que los conductores cumplan las normas de seguridad y sepan cómo conducir un VTT de forma segura es lo mejor que pueden hacer los padres para evitar que se lesionen.

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com