KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


¿El tiempo puede afectar a mi asma?

El tiempo y el asma pueden estar conectados entre sí. Algunas personas se dan cuenta de que su asma empeora en ciertos momentos del año. A otras personas con asma, una tormenta u otro cambio repentino en las condiciones meteorológicas les puede provocar una crisis asmática (o ataque de asma). 

El aire frío y seco puede ser un desencadenante del asma, sobre todo en aquellas personas que practican deportes de invierno y que presentan síntomas asmáticos cuando hacen ejercicio. El aire caliente y húmedo también puede desencadenar síntomas asmáticos. En algunas zonas, el calor y la luz solar se combinan con la contaminación, dando lugar a un gas llamado ozono, que también es un desencadenante del asma.

El tiempo húmedo o ventoso también son problemáticos; muchas personas con asma presentan síntomas durante las tormentas eléctricas.

Tu médico te puede ayudar a saber si el tiempo está causando algunos de tus síntomas asmáticos. Él puede incluir esta información en tu plan de acción contra el asma.

En cuanto sepas cuáles son tus desencadenantes estacionales (relacionados con las estaciones del año) o meteorológicos (relacionados con el tiempo que hace), podrás seguir estos pasos para evitarlos.

  • Fíjate en las previsiones del tiempo que podrían afectar a tu asma, así como en los registros de polen y de moho previstos para tu zona. Un adulto puede ayudarte a hacerlo.

  • Quédate en lugares interiores los días en que tus desencadenantes sean más intensos.

  • Cúbrete la boca y la nariz con una bufanda cuando salgas al exterior los días muy fríos.

  • Cierra bien las ventanas por la noche. Si hace calor, utiliza aire acondicionado, que limpia, refresca y seca el aire.

  • Mantente en un interior a primeras horas de la mañana (antes de las 10), cuando las concentraciones de polen en el aire son más altas.

  • Mantente alejado del césped recién cortado y de las pilas de hojas.

  • Ten siempre a mano tu medicamento de alivio inmediato (también conocido como "medicamento de rescate o de efecto rápido), ¡independientemente de que el tiempo te moleste o no!
Fecha de revisión: enero de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com