KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Lo que necesitas saber sobre las drogas: Las metanfetaminas

Qué son: Las metanfetaminas son estimulantes. Un estimulante es un tipo de droga (o de fármaco) que activa y acelera el cerebro. Las metanfetaminas se fabrican en forma de pastillas, polvo o cristales, que reciben el nombre de "hielo".

El uso de esta última modalidad, que también se puede llamar "cristal de anfeta", está muy extendido, sobre todo entre los adultos jóvenes y las personas que asisten a menudo a fiestas y clubs nocturnos.

También se pueden llamar: Anfeta, meta, "metanfeta", Cristina, cruz blanca, ventana, canela cristal, vidrio, tiza, junto con sus variantes en inglés: "chalk", "crank" "meth", "speed", "ice", "crystal".
También se pueden llamar: Las metanfetaminas se tragan, se inhalan o aspiran, se fuman o se inyectan en vena.
Qué efectos pueden tener sobre ti: Cuando se tragan o se aspiran, las metanfetaminas dan al usuario un fuerte "subidón". Las inyecciones generan un rápido, pero fuerte e intenso "subidón", denominado "descarga" o "chute".

Las metanfetaminas, al igual que las anfetaminas, también quitan el apetito, de modo que algunas personas utilizan esta peligrosa estrategia para perder peso en poco tiempo.

Las metanfetaminas incrementan la capacidad de sus usuarios de mantenerse despiertos y activos, sin que apenas necesiten dormir ni descansar. Incrementan la velocidad con que late del corazón (o frecuencia cardíaca), la respiración y la tensión arterial. También pueden provocar latidos irregulares, sudores, dolores de cabeza, visión borrosa, sequedad de boca, sofocos y mareos.

La gente que abusa de las metanfetaminas se siente muy activa y llena de energía y cree que la droga permitirá que su cuerpo siga funcionando sin parar. Pero las metanfetaminas son muy perjudiciales para el cuerpo y para el cerebro, sobre todo cuando se usan repetidamente. El uso de esta droga durante periodos prolongados puede provocar lesiones cerebrales que pueden conllevar problemas en la memoria en los movimientos corporales, cambios de humor y comportamiento violento.

Cuando se utilizan en dosis elevadas, las metanfetaminas pueden provocar peligrosos incrementos de la temperatura corporal, confusión, convulsiones (movimientos espasmódicos e incontrolables) e, incluso, la muerte.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com