KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


¿Por qué es tan peligroso deshidratarse?

¿Qué es la deshidratación?

Cuando hace mucho calor en el exterior y has estado sudando, te entra sed. ¿Por qué? La sed puede ser un signo de deshidratación. Estar deshidratado significa que tu cuerpo no tiene suficiente cantidad de agua para seguir funcionando correctamente.

Obtienes agua bebiendo y comiendo. Y la pierdes al sudar, orinar (hacer pipí), al tener diarrea o vomitar. Hasta pierdes un poco de agua al respirar.

Nuestros cuerpos necesitan agua para funcionar adecuadamente. Por lo general, reponemos el agua que perdemos, como cuando llegas a casa y te tomas un buen vaso de agua fresca. Si no repusieras el agua que ha perdido tu cuerpo, podrías empezar a encontrarte mal. Y, si pasas demasiado tiempo sin el agua que necesitas, podrías ponerte muy enfermo e, incluso, tener que ir al hospital.

¿Por qué me deshidrato?

Muchas veces los niños se deshidratan cuando se lo están pasando muy bien al jugar de una forma activa. ¿Te has puesto alguna vez rojo como un tomate y sudado como un pollo mientras jugabas con tus amigos? Esto suele ocurrir cuando hace mucho calor en el exterior, pero también puede ocurrir en espacios cerrados, por ejemplo, jugando a baloncesto en un gimnasio.

Los niños también se pueden deshidratar cuando están enfermos. Si tienes un virus estomacal o intestinal, es posible que vomites y/o que tengas diarrea. Encima, lo más probable es que no te apetezca demasiado comer ni beber.

Si te duele la garganta, es posible que te cueste tragar al comer o al beber. Y, si tienes fiebre, perderás líquido en forma de sudor, cuando se te evapore el agua de la piel mientras tu cuerpo intenta bajar de temperatura. Por eso tus papás te dicen que bebas abundantes líquidos cuando estás enfermo.

¿Cuáles son los signos de la deshidratación?

La sed es la pista principal. He aquí otros signos de que una persona puede estar deshidratada:

  • estar mareado, cansado o tener la sensación de que se le va la cabeza
  • frecuencia cardíaca acelerada
  • boca y labios secos

Otro signo de deshidratación es orinar menos de lo habitual o hacer un pipí oscuro o de olor fuerte (normalmente, el pipí es de color amarillo claro).

¿Qué debería hacer?

Lo mejor es evitar deshidratarse en primer lugar. Si vas a estar al aire libre, es importante que bebas agua antes, durante y después de jugar, sobre todo si hace calor. La deshidratación puede darse junto con enfermedades relacionadas con el calor, como el golpe de calor y la insolación.

¿Es verdad que tienes que beberte ocho vasos de agua al día? No, pero necesitas beber lo suficiente para calmar la sed y tal vez un poco más si estás enfermo o haciendo ejercicio. También es recomendable vestir ropa fresca y holgada y hacer pausas regulares en interiores o, por lo menos, a la sombra.

Si estás enfermo, no dejes de tomar pequeños sorbos de líquido, como agua o jugo diluido, incluso aunque no tengas sed ni hambre. Tomarse un polo es una forma estupenda de obtener líquidos. Otros alimentos, como la fruta, la verdura y las hortalizas, también son ricos en agua, pero, si te duele el estómago, es posible que no te convenga ingerirlos.

Limita los refrescos y las bebidas azucaradas, como los jugos de frutas, la gaseosa, la limonada, y el té helado. Estas bebidas contienen una cantidad excesiva de azúcar que tu cuerpo no necesita. Algunas también contienen cafeína, que puede hacerte orinar mucho. Es decir, la cafeína indica a tu cuerpo que elimine líquido. Y, como ya sabes, ¡eso es lo contrario que necesitas hacer cuando estás deshidratado!

¿Necesito ir al médico?

Algunos casos de deshidratación se pueden tratar en casa. Pero a veces eso no basta para que un niño se encuentre mejor. Un niño puede necesitar ir al médico o a un servicio de urgencias si tiene una enfermedad relacionada con el calor o si ha contraído un virus que le provoca vómitos y/o diarreas que no remiten.

La bueno es que los hospitales disponen de una forma de introducir líquido en el cuerpo llamada "vía intravenosa" (VI). Una vía intravenosa es un tubito especial (como una pajita muy fina) que te insertan directamente en una vena, lo que permite que el líquido vaya directamente a las partes del cuerpo que más lo necesiten. Puede molestar un poco cuando el personal de enfermería te la coloque, pero te ayudará a encontrarte mucho mejor.

Fecha de revisión: junio de 2017

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com