KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


El estreñimiento

James sabía que tenía que ir de vientre. Pero cuando fue al baño de la escuela y se sentó en el inodoro, no pasó nada. Él esperó un par de minutos pero. . . seguía sin salir nada. Intentó hacer fuerza pero le dolió un poco. Al cabo de un rato, le salió un poco de caca, pero era muy pequeña y muy dura, como si fueran canicas.

James tiró de la cadena, se subió la cremallera y se lavó las manos. No se encontraba mucho mejor. ¿Por qué? Estaba algo estreñido.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento consiste en no ir de vientre (o hacer caca) tan a menudo como uno suele ir o pasarlo muy mal al ir de vientre porque las heces son duras y secas. Las heces normales son blandas y fáciles de expulsar, por lo que el hecho de ir de vientre no debería ser un esfuerzo.

Cuando haces caca, lo que acaba en el inodoro es el último paso de la digestión, un proceso que empezó cuando te comiste el sándwich tostado de queso a la hora del almuerzo. Después de masticar y de tragarte los alimentos, estos se dirigen hacia tu estómago. Desde allí, pasan al intestino delgado, luego al intestino grueso y, finalmente, abandonan el cuerpo a través del recto y del ano.

Todas estas partes forman tu sistema digestivo. A medida que la comida se va desplazando a través de este sistema, tu cuerpo va absorbiendo el agua y los nutrientes que necesita extraer de la misma. Lo que sobra sale en forma de heces o de caca. ¡Luego tiras de la cadena y se va!

Lo más probable es que no pienses en todo este proceso cuando vayas al baño. De hecho, es posible que no pienses casi nunca en lo que haces cuando vas al baño. Pero cuando no vas de vientre como sueles ir, es posible que lo tengas bastante más presente y que te sientas incómodo.

Hay gente que cree que está estreñida solo porque no va de vientre cada día, pero los hábitos de cada persona son distintos. Algunos niños hacen caca tres veces al día, pero hay otros que solo van de vientre una vez cada 3 días. Por lo tanto, el verdadero signo del estreñimiento es que vayas con menos frecuencia de la habitual o que tus heces sean duras.

¿Cuáles son los síntomas?

Aparte de no hacer caca tan a menudo como sueles hacer, te puedes sentir lleno y tener menos apetito si estás estreñido. También es posible que tengas más barriga que de costumbre. Cuando vayas al baño, es posible que notes que te cuesta mucho expulsar las heces y también es posible que te duela cuando las expulses.

Si la caca es dura y seca, el hecho de hacer demasiada fuerza para expulsarla puede provocar pequeños desgarros en la piel de tu ano. Cuando te ocurra esto, es posible que veas un poco se sangre en el papel higiénico cuando te limpies la cola. Después de ir de vientre, es posible que sientas que has hecho muy poca caca y que sigas teniendo ganas de hacer más.

A veces, cuando un niño está muy estreñido, una caca acuosa similar a la diarrea se le puede escapar mientras la caca dura se queda en el interior de su cuerpo. Y esto puede provocar accidentes desagradables, incluso en niños que dejaron de tenerlos hace tiempo.

Si crees que tienes estreñimiento, o si ves sangre en el papel higiénico cuando te limpias después de hace caca, díselo a tu padres. Lo más probable es que no sea nada importante, pero es una buena idea que sepan qué te ocurre.

¿Por qué los niños están estreñidos?

El estreñimiento es bastante habitual y lo pueden provocar distintas causas. Entre los motivos de que un niño esté estreñido se incluyen los siguientes:

  • Dieta insana. Si tu dieta contiene alimentos grasos, dulces o azucarados pero no ingieres suficiente fibra, tus intestinos irán más lentos de lo que deberían ir. La fibra, que se encuentra en la fruta, la verdura y los cereales integrales, puede impedir que la caca se endurezca y se seque. Por lo tanto, ¡come abundantes peras y manzanas!
  • No hacer suficiente ejercicio. Cuando nos movemos, ayudamos a que los alimentos se muevan a lo largo de nuestro tubo digestivo. Si no juegas de forma activa (como correr por el exterior) lo suficiente, podrías estreñirte.
  • No beber suficiente líquido. El hecho de beber agua y otros líquidos mantiene la caca blanda mientras sigue avanzando por los intestinos. Cuando bebemos poco, la caca se nos endurece y se nos seca y nos sentimos como "obstruidos".
  • No ir al baño cuando se necesita ir. A veces, los niños no van al baño cuando deberían hacerlo. Tal vez no les guste utilizar el baño del colegio o tal vez no quieran dejar de hacer lo que estén haciendo en ese momento. Pero, si conviertes en un hábito el hecho de ignorar las señales que te envía tu cuerpo de que es hora de ir al váter, cuando vayas, te costará mucho más.
  • Estrés. Los niños pueden estar estreñidos cuando están ansiosos por algo que está ocurriendo en su escuela o en su casa. Esto suele pasar ante acontecimientos estresantes, como un cambio de escuela, la preocupación ante un exceso de deberes o la llegada de los exámenes. Estar fuera de casa durante más de unos pocos días también te puede hacer sentir un poco estresado. Si crees que el estrés te está poniendo las cosas difíciles, habla con un adulto de confianza.
  • Síndrome de intestino irritable. Algunos niños padecen un trastorno llamado "síndrome de intestino irritable". Este trastorno se puede reactivar cuando están estresados o cuando se exponen a determinados desencadenantes, como los alimentos grasos o picantes. Un niño que padezca este síndrome puede estar estreñido a veces y tener diarrea otras veces; también puede tener dolor de vientre y gases.

¿Cómo se trata?

Si estás estreñido, lo más probable es que no necesites ningún tratamiento especial y que pronto empieces a ir regularmente por ti mismo. Si te aconsejan pedir un turno con el médico, es posible que este profesional te sugiera que tomes algunos medicamentos o que hagas un cambio en tu dieta para que vayas mejor de vientre. Pero no tomes ningún medicamento para el estreñimiento a menos que te lo indique tu médico.

Aparte de recomendarte un medicamento, es posible que el médico pida radiografías u otros tipos de pruebas para avaluar tu aparato digestivo. De todos modos, generalmente el estreñimiento es solo estreñimiento. Acabarás yendo de vientre y te encontrarás mejor.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi intestino?

Puedes seguir estos pasos cuando estés estreñido ¡e incluso cuando no lo estés!

  • Bebe abundante agua. Así evitarás que se te endurezca demasiado la caca.
  • Come más fibra. La fruta, la verdura y los cereales integrales, como la avena y el maíz, añaden fibra a la dieta. Y la fibra ayuda a que se muevan las cosas.
  • Pide a tus padres que utilicen aceite de oliva y otros aceites especiales para cocinar. Así ayudarán a que tus heces avancen con mayor facilidad.
  • Haz ejercicio. Juega a la pelota con tus amigos, monta en bicicleta o practica baloncesto. La actividad ayuda a ir al baño regularmente. En otras palabras, ¡si tú te mueves, tus intestinos también se moverán!
Fecha de revisión: octubre de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com