KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Los hidratos de carbono y la diabetes

Los hidratos de carbono, que se encuentran en alimentos como el pan, la fruta y las golosinas, aumentan tu concentración de azúcar en sangre. Por eso, si tienes una diabetes, es posible que creas que no debes ingerir ningún tipo de hidrato de carbono. Pero los hidratos de carbono son uno de los tres componentes principales de los alimentos (los otros son las proteínas y las grasas). Todos los niños, incluso los que tienen diabetes, pueden y deben ingerir hidratos de carbono como parte de una dieta saludable.

De todos modos, los niños con diabetes deberán prestar una mayor atención a lo que comen. ¿Por qué? Porque cuantos más hidratos de carbono ingieras, más insulina necesitará tu cuerpo. ¿Por qué? Porque el cuerpo transforma los hidratos de carbono en glucosa, una sustancia que utilizan las células como fuente de energía. Y la glucosa no puede entrar en las células sin insulina

El hecho de seguir un plan de alimentación puede ayudar a los niños a equilibrar la ingesta de hidratos de carbono con los medicamentos y el ejercicio a fin de mantener una concentración equilibrada de azúcar en sangre. Al igual que hacer ejercicio y tomar medicamentos, solo se trata de otro paso que muchos niños con diabetes deben seguir para mantenerse sanos.

Por qué necesitas un plan

La diabetes es un poco más fácil de controlar cuando se ingiere aproximadamente la misma cantidad de hidratos de carbono a aproximadamente las mismas horas cada día. Por eso es tan importante disponer de un plan de alimentación. Tus padres y el equipo médico que lleva tu diabetes te pueden ayudar a crear un plan que indique qué alimentos debes ingerir.

Tal vez estés pensando: "¡Ni siquiera sé qué es un hidrato de carbono!" No te preocupes. Los adultos que forman parte de tu vida te pueden ayudar a entender ese concepto y a aplicarlo a tu plan de alimentación. Pero solo queremos que sepas algunas cosas sobre los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono no se encuentran solo en un tipo de alimentos. Se encuentran en muchos alimentos, como los refrescos, las golosinas, el pan, las galletas saladas, la fruta, la verdura y la leche. Algunos alimentos ricos en hidratos de carbono, como el pan integral, son más saludables que otros, como las golosinas. Estos hidratos de carbono saludables se deben incluir en tu plan de alimentación.

Hablemos un poco más sobre qué ocurre con los hidratos de carbono después de que los ingieras. Ya sabes que tu cuerpo los transforma glucosa. Luego, la glucosa es absorbida por el torrente sanguíneo, lo que hace que aumente la concentración de azúcar en la sangre. A medida que aumenta esta concentración, el páncreas libera la hormona insulina en la sangre. La insulina es necesaria para que la glucosa de la sangre pueda entrar en las células, donde se puede usar como fuente de energía.

Pero en los niños con diabetes, el páncreas no fabrica suficiente cantidad de insulina (diabetes tipo 1) o el cuerpo no puede responder con normalidad a la insulina (diabetes tipo 2). Esto eleva la concentración de azúcar en sangre. Y, cuando la concentración de azúcar en sangre sea demasiado alta, la persona no se encontrará bien y su cuerpo no funcionará como debería.

¿Cuántos hidratos de carbono debo ingerir?

En tu plan de alimentación, no hay una cantidad "correcta o adecuada" de hidratos de carbono que debas ingerir cada día. Tu plan de alimentación tendrá en cuenta tu edad, tu talla, cuánto ejercicio físico haces, los medicamentos que tomas y otros problemas médicos que puedas tener. Te alegrará saber que tu plan de alimentación seguro que incluye muchos de tus alimentos preferidos. Tu plan de alimentación es posible que también sugiera cuándo deberías comer.

Si no estás seguro sobre la cantidad de hidratos de carbono que contiene un alimento, lee su etiqueta alimentaria o pregúntaselo a tus padres. También debes recordar leer las etiquetas de los alimentos dietéticos o de régimen. A veces, estos alimentos contienen mucho azúcar añadido.

Tal vez sientas la tentación de saltarte tu plan de alimentación e ingieras meriendas azucaradas. No pasa nada con tomar refrescos y pastas de vez en cuando, pero comer demasiados alimentos azucarados podría ser una mala idea. Si te pasas de la raya, no lo ocultes: cuéntaselo a tu mamá o a tu papá. Tus padres o tu médico te pueden ayudar para que tu concentración de azúcar en sangre vuelva a la normalidad.

Es mucho mejor que sigas tu plan de alimentación al pie de la letra. Si algunos alimentos que te encantan no se encuentran en tu plan de alimentación actual, pide a tus padres o a tu equipo de atención médica que los incluyan. Adoptando un enfoque inteligente para equilibrar los hidratos de carbono con la insulina y el ejercicio, podrás disfrutar de la comida al tiempo que te mantienes sano.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2016

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com