KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


¿Se mueven tus intestinos?

(Are Your Bowels Moving?)

El movimiento de los intestinos significa poder hacer caca. Si tú dices "guácala", no estás solo. A mucha gente no le gusta hablar sobre hacer caca. Pero los movimientos intestinales son una función importante del cuerpo, así que es bueno saber qué es normal y qué no lo es.

Tus intestinos, vulgarmente conocidos como tripas, son la parte más baja de tu sistema digestivo. Tus intestinos terminan el proceso de digerir la comida, un proceso que comienza en tu boca, sigue a tu estómago y termina cuando vas al baño.

Alrededor de 2 cuartos (1.9 litros) de comida y líquidos pasan a través de tu cuerpo cada día. Esa cantidad de comida puede estar en tus intestinos durante varios días, y es allí donde el cuerpo absorbe el agua y las sales. En tanto el agua es absorbida, la comida digerida se vuelve más sólida y se convierte en lo que los intestinos mueven (caca).

¿Qué es normal?

Mucha gente piensa que normal significa tener un movimiento de los intestinos cada día, pero no siempre es cierto. Cada persona es diferente y también son diferentes sus intestinos. Para una persona lo normal puede ser tener tres movimientos intestinales al día, y para otra persona puede ser normal tener tres movimientos intestinales a la semana. Si tus movimientos intestinales están dentro de ese rango, quiere decir que tú tienes un horario normal de movimientos.

Estreñimiento

El estreñimiento (lo que en los anuncios de televisión llaman "irregularidad") significa que tus intestinos no se están moviendo a menudo y tus movimientos intestinales son más duros y secos de lo normal.

Los movimientos intestinales normales deben ser suaves y fáciles. No deberían ser secos, duros o dolorosos. Si lo son o si han pasado 4 días sin tener uno (sin ir al baño), puedes estar estreñido.

Si piensas que estás estreñido, díselo a tus padres. Ellos podrán ayudarte a intentar maneras muy simples de recobrar tus movimientos intestinales para que sucedan en un horario regular. La mayoría de las veces, esto significa cambiar las comidas que comes, al menos por un tiempo. Tú podrías necesitar más comidas que tengan mucha fibra (como frutas, vegetales y granos enteros). Es posible que necesites comer menos comidas grasosas (como pollo frito y papitas fritas) y menos comidas azucaradas (como refrescos y golosinas). Tomar más agua a menudo es también una buena idea.

Hacer ejercicio es una de las mejores maneras de mantener tu sistema digestivo moviéndose, así que quizás quieras apagar la televisión y en su lugar montar tu bicicleta. También puedes levantarte un poco más temprano en la mañana para darte un poco más de tiempo para ir al baño antes de irte a la escuela. Y cuando estés en la escuela, si necesitas usar el baño, no esperes. Esperar solo hace que el estreñimiento se empeore.

Y no importa lo que digan los comerciales de televisión, no uses laxantes a menos que tus padres y tu doctor digan que está bien. Los laxantes pueden hacer que el estreñimiento se empeore y causar otros problemas si no se usan correctamente.

Algunas veces si estás muy estreñido, un líquido que parece diarrea se puede filtrar alrededor de la caca dura que no ha salido. Si esto pasa, puedes tener un accidente incómodo. Te puedes sentir un poco abochornado, pero habla con tus padres acerca de este problema. Tu doctor también puede ayudar para que tus intestinos vuelvan a la normalidad y para que aprendas cómo evitar accidentes en el futuro.

Diarrea

Diarrea significa que tus intestinos se tienen que mover muy a menudo y la materia fecal es suelta, blanda y aguada. Algunas veces esto pasa si cambias el tipo de comida que comes o si estás tomando ciertas medicinas. La diarrea también puede suceder cuando no te lavas las manos después de ir al baño y antes de comer. Al lavarte las manos el agua se lleva los gérmenes que podrían terminar en tu boca.

La diarrea puede ser causada por una infección en los intestinos o en otra parte del cuerpo. Algunas veces es el único síntoma de una infección. Una infección te puede hacer sentir enfermo, producirte fiebre y hacerte sentir ganas de vomitar. Si esto sucede, tus padres te pueden ayudar o pedir a tu doctor que aconseje lo que se debe hacer. Ellos te pueden ayudar a sentirte más cómodo y darte comidas que son fáciles de digerir y que ayudan a recuperarte.

¿Puede el estrés afectar tus intestinos?

Algunas veces estar preocupado o molesto te puede producir diarrea o estreñimiento. Hasta te puede dar dolor en el vientre, hinchazón (sentir como que estuvieras lleno de aire), gases, diarrea y estreñimiento.

Si te dan este tipo de síntomas, díselo a tus padres. Puede ser que tengas intestinos sensitivos, un problema común que los doctores llaman Síndrome de Intestinos Irritables (IBS pos sus siglas en inglés). El IBS también puede llamarse colon espasmódico, colitis mucosa o intestino nervioso.

El dolor abdominal es el problema más común del IBS. También, las personas con IBS pueden tener diarrea, estreñimiento, o ambas cosas en momentos diferentes. Cuando alguien con IBS tiene un movimiento intestinal, algunas veces le puede salir una sustancia mucosa (un fluido espeso y baboso que parece clara de huevo).

Las personas con IBS se pueden sentir mejor al cambiar su dieta. También pueden aprender nuevas formas de manejar sus preocupaciones de manera que se sientan menos estresadas.

¿Qué más necesito saber?

Algunas veces al tener un movimiento intestinal grande y duro se puede producir una pequeña ruptura de la piel alrededor del ano (el orificio por donde salen del cuerpo los movimientos intestinales). Esta pequeña ruptura, también llamada fisura, puede sangrar. Usualmente si ves rastros de sangre en el papel higiénico, esa es la razón. La ruptura de la piel sanará en pocos días y estarás mejor.

Pero cuando hay sangre en un movimiento intestinal eso también puede significar un problema más serio, especialmente si también te sientes débil o enfermo y con náusea, dolor, calambres o diarrea. Debes decírselo a tus padres inmediatamente, y ellos se lo pueden consultar a tu doctor.

Otra cosa importante de recordar es que toda la gente tiene movimientos intestinales, desde el presidente de los Estados Unidos hasta tus padres, maestros y amigos. Y todo el mundo puede tener a veces problemas como diarrea y estreñimiento. Pero con un poco de ayuda de tus padres, hay posibilidades de que te recuperes muy pronto.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: enero de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com