KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Seguridad en la bicicleta

(Bike Safety)

Es un día estupendo, brilla el sol y cantan los pájaros. Un día perfecto para ir en bici. Pero, ¡espera! Antes de sacar la bicicleta del garaje, descubramos que hay que hacer para mantenerse seguro sobre dos ruedas.

¿Por qué es tan importante la seguridad en la bicicleta?

Montar en bici es muy divertido, pero los accidentes ocurren. La forma más segura de utilizar la bicicleta es hacerlo como lo que es: un medio de trasporte, no un juego. En EE.UU., unos 300.000 niños han de acudir cada año a servicios de urgencias médicas debido a las lesiones que sufren cuando van en bicicleta, y un mínimo de 10.000 niños se hacen lesiones que requieren pasar varios días en el hospital. Algunas de estas lesiones son tan graves que los niños mueren, generalmente por golpes en la cabeza.

Una lesión en la cabeza puede implicar una lesión cerebral. Por eso es tan importante que lleves tu casco de ciclista siempre que andes en bici. El hecho de llevar casco no te da alas para convertirte en un conductor temerario, pero el casco te protegerá la cara, la cabeza y el cerebro si tuvieras caídas o accidentes cuando andes en bicicleta.

Manual de instrucciones sobre el casco

Los cascos de ciclista son tan importantes que el gobierno federal de EE.UU. ha establecido criterios se seguridad que deben ser cumplidos. Tu casco debe tener un adhesivo que diga que cumple los criterios de seguridad establecidos por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU (Consumer Product Safety Commission o CPSC, en inglés). Si tu casco no lleva éste tipo de adhesivo, pide a tu madre o a tu padre que te compren uno que sí que lo lleve. Ponte el casco de ciclista TODAS LAS VECES QUE ANDES EN BICI, incluso cuando el recorrido sea muy corto.

El casco debe ser de tu talla. No debe ser demasiado pequeño ni demasiado grande. No lleves nunca una gorra debajo del casco. Si no estás seguro de que el casco sea de tu talla, pregúntale al empleado de un establecimiento de venta de bicicletas.

Cuando dispongas del casco adecuado, necesitarás llevarlo de la forma apropiada para que te proteja bien. Lo deberías llevar bien nivelado en la cabeza, de modo que te cubra toda la frente. No te lo coloques orientándolo hacia atrás porque dejarías la frente al descubierto. Sus correas de sujeción deberían estar siempre abrochadas. Si las correas fueran sueltas o estuvieran desabrochadas, lo más probable es que el casco se te cayera de la cabeza cuando más lo necesitaras. Asegúrate de que las correas van lo bastante sujetas como para no poder sacar el casco ni girarlo alrededor de tu cabeza.

Cuida bien de tu casco de ciclista y no lo tires ni le des golpes. Podrías estropearlo y dejaría de protegerte cuando más lo necesitaras. Si tuvieras una caída o un accidente importante y pusieras tu casco a prueba, deberías asegurarte de comprarte otro nuevo. Los cascos no funcionan tan bien después de este tipo de accidentes.

Muchos de los cascos de ciclista de hoy en día son ligeros y vienen en colores muy divertidos. Si no te gusta tu casco tal y como es, personalízalo pegando tus adhesivos favoritos. Los adhesivos reflectantes son una buena elección porque, aparte de lucir bien permiten que te vea la gente que va en coche.

Después de ponerme el casco, ¿qué más tengo que hacer?

Andar en una bici que sea de tu talla también te ayudará a mantenerte seguro. Sigue estas recomendaciones:

  • Cuando estés sentado en la bicicleta, ponte de pie a horcajadas de la barra superior, de modo que ambos pies se apoyen planos sobre el suelo.
  • Debería haber un espacio de entre 2,5 y 7,6 centímetros (de 1 a 3 pulgadas) entre tu cuerpo y la barra superior de la bicicleta.

He aquí un listado de pautas de seguridad que tu madre o tu padre te pueden ayudar a revisar:

  • Asegúrate de que el asiento, el manubrio y las ruedas están bien ajustadas.
  • Revisa la cadena y ponle aceite con regularidad.
  • Revisa los frenos para estar seguro de que funcionan bien y de que no se enganchan.
  • Revisa las ruedas para estar seguro de que tienen bastante aire y que la presión es la adecuada.

¡Hazte ver!

Ponerte ropa de colores vivos y llevar reflectores en la bici también te ayudará a mantenerte seguro. Así la gente que está en la carretera te puede ver mejor. Y, si te ven bien, será mucho menos probable que te atropellen o que choquen contigo. Conducir en las horas de luz es lo más seguro, de modo que evita conducir al anochecer o más tarde.

Deberás asegurarte de que nada puede engancharse en la cadena de tu bicicleta, como las piernas de tu pantalones, la correas de tu mochila o los cordones de tus zapatos. Lleva el calzado adecuado, de tipo deportivo, para andar en bicicleta. Las sandalias, las ojotas, los zapatos con tacón y los zapatos de fútbol no se enganchan bien en los pedales, o sea que no te los pongas cuando andes en bicicleta. ¡Y no se te ocurra andar en bicicleta descalzo! Si llevas guantes de ciclista, podrás agarrar mejor el manubrio ¡y parecerás un ciclista profesional!

Evita llevar auriculares cuando andes en bicicleta, la música te podría distraer de los ruidos circundantes, como la bocina de un coche que te avisa para que te apartes.

¿Dónde andar en bici?

Deberás hablar con tus padres sobre en qué lugares te permiten andar en bici. Necesitas saber cuánto puedes alejarte de tu casa y si debes conducir por la acera (vereda) o por la calzada (calle). Los niños menores de 10 años deben ir siempre por la acera, evitando la calzada.

Independientemente de donde conduzcas, siempre deberás estar pendiente de los coches y de los camiones. Incluso si conduces por la acera, un coche podría salirse de la calzada y atropellarte. Cuando tengas que cruzar calles de mucho tráfico, es mejor que te bajes de la bici y las cruces andando, arrastrando la bicicleta.

Los carriles para bicis, donde no pueden entrar los coches, son una buena opción. Pero recuerda siempre que deberás compartirlos con otros usuarios: ciclistas y peatones. Y, cuando vayas a recorrer un trayecto largo, lleva agua contigo.

Deberás estar pendiente de la carretera para que te puedas preparar para las subidas y para cualquier obstáculo que te podrías encontrar:

  • hojas húmedas
  • charcos grandes
  • cambios en la superficie de la calzada o de la acera
  • rejillas de desagüe, bocas de alcantarilla y desagües
  • piedras o empedrado
  • cordones
  • ¡niños pequeños que se crucen en tu camino!

Normas básicas de circulación

Si te permiten conducir por la calzada, sigue las siguientes normas básicas de circulación

  • Conduce siempre con las manos en el manubrio.
  • Al salir de un garaje, entrada para automóviles o callejón, o al bajar de un cordón o acera, detente siempre y presta atención al tráfico en ambas direcciones.
  • Cruza siempre por los cruces. Cuando una bicicleta sale a la carretera entre varios coches estacionados, los conductores no la pueden ver.
  • En los cruces con mucho tráfico, cruza siempre a pie arrastrando la bicicleta por el cruce de peatones y respetando los semáforos.
  • Circula siempre por el lado derecho de la calzada, en la misma dirección que los automóviles. No circules nunca en contra dirección (contramano).
  • Siempre que sea posible, circula por el carril bici o sigue rutas pensadas específicamente para las bicicletas.
  • No circules demasiado cerca de los automóviles estacionados: las puertas se podrían abrir repentinamente.
  • Para en todas las señales de "STOP" y obedece las indicaciones de los semáforos (parar ante la luz roja), como hacen los automóviles.
  • Cuando salgas en bicicleta con amigos, circula por la carretera siempre en fila india.
  • Cuando vayas a pasar a otro ciclista o a un peatón, hazlo siempre por la izquierda y avisa diciendo: "¡Por la izquierda!" para que sepa que alguien los va a pasar.

Señales con la mano

También te ayudará aprender a usar la mano para indicar tu dirección. Estas señales son como los intermitentes y las luces de freno para los ciclistas. Ayudan a que los coches y camiones sepan que vas a hacer a continuación y, de este modo, no te puedan atropellar.

Giro a la izquierda

Parar

Giro a la izquierda


Parar


Giro a la derecha

Giro a la derecha alternativo

Giro a la derecha

Giro a la derecha alternativo

Ahora que ya has aprendido cómo se utilizan las señales con la mano, ¡déjanos que te hagamos la señal de OK (con el pulgar hacia arriba) por haber aprendido tantas cosas sobre la seguridad en la bicicleta!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com