KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


Si tengo asma, ¿puedo tener una mascota?

A Austin le encanta ver la tele con su perro, Max. Pasan horas y horas juntos en el sofá los días lluviosos. A veces, Austin apoya la cabeza en el blando y mullido vientre de Max. ¡Qué maravilla de almohada!

Pero Austin ha descubierto que es alérgico a alérgenos de origen animal. Esto significa que es alérgico a sustancias o materiales que contienen los animales. Estas sustancias se encuentran en:

  • la caspa animal, o escamas de piel de los animales
  • la saliva animal
  • la orina (pis) animal 

Puesto que Austin es alérgico a estos materiales, lo más probable es que el hecho de pasar tiempo con Max esté empeorando su asma. Muchos niños asmáticos son alérgicos a los animales, y no solo a los animales peludos. Los animales provistos de plumas también pueden provocar reacciones alérgicas.

Aparte de la caspa, la saliva, la orina, el pelo y las plumas, los animales también pueden contener:

  • ácaros del polvo (bichos diminutos)
  • polen (procedente de las plantas)
  • moho (la sustancia que hace que huelan los sótanos)
  • otras sustancias y materiales que también provocan alergias.

Y cualquier animal que viva en una jaula (desde las aves hasta los jerbos) produce heces, donde se acumulan el moho y los ácaros del polvo.

Saber que eres alérgico a los animales puede ser triste porque, si tu asma fuera muy mala, tal vez tendrías que buscarle un nuevo hogar a tu mascota. Pero, puesto que esto sería algo muy duro, es posible que tu médico te sugiriera que probaras primero medicamentos contra la alergia o vacunas antialérgicas. Estos medicamentos, sumados a la medicación ordinaria contra el asma, te podrían ayudar a controlar las crisis asmáticas.

También puedes seguir los pasos que vienen a continuación para mantener tu habitación libre de alérgenos y para reducir los alérgenos en tu casa:

  • No permitas que tu mascota entre en tu dormitorio. Si es posible, mantén la mascota fuera de tu casa.

  • Aunque tengas una mascota de menor tamaño, como un ave o un jerbo, no la pongas en tu habitación.

  • En lo que respecta a los animales que viven en jaulas, haz que otras personas de tu familia limpien sus jaulas.

  • Si tienen una mascota en tu clase, informa a tu profesor sobre tus alergias.

  • Puedes jugar con tu mascota, pero intenta no besarla ni abrazarla.

  • Lávate las manos después de jugar con tu mascota.

  • Deshazte de cualquier alfombra, alfombrilla o moqueta que haya en tu habitación.

  • Limpia tu habitación para que no contenga polvo doméstico.

  • Haz que otra persona lave y cepille a tu mascota una vez a la semana.

Si probaras todas estas cosas y siguieras teniendo muchas crisis asmáticas, tal vez necesitarías buscar otro hogar para tu mascota. Esto te podría hacer sentir muchas cosas diferentes. Al principio, es posible que no sintieras nada en absoluto. También es posible que tuvieras ganas de llorar. Te podrías sentir muy solo o muy enfadado. Todos estos sentimientos son normales.

Es posible que te fuera bien hablar con tus padres sobre tus sentimientos. Ellos también podrían estar tristes y añorar a la mascota familiar. El hecho de hablar sobre ello te podría ayudar a sentirte mejor. Tal vez quisieras escribir un poema o hacer un álbum de recortes en honor a tu mascota.

Puede costar meses conseguir que los alérgenos desparezcan de una casa, de modo que es posible que tus alergias no mejoren de inmediato. Además, aunque no tengas animales en casa, lo más probable es que sigas entrando en contacto con alérgenos de vez en cuando.

Cuando vayas a la casa de un amigo que tiene una mascota, asegúrate de tomarte tu medicación contra la alergia antes de ir. Así mismo, lleva tu inhalador para el asma, por si acaso.

Si tuvieras que despedirte de tu mascota y la echaras mucho de menos, es posible que tardaras mucho tiempo en querer tener otra nueva. Pero, si llegara ese momento, podrías considerar la posibilidad de tener un pez, que es mucho menos probable que provoque alergias.

Fecha de revisión: enero de 2014

Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionadas por The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com