Niños


Experimento: ¡Sorpresa!

Experimento: ¡Sorpresa!

Experimento: ¡Atrapa la moneda

Que los reflejos funcionan más rápido que los mensajes que llegan al cerebro.

Qué Necesitas

  • Un libro pesado
  • Por lo menos una persona a quien sorprender

Qué Debes Hacer

  1. Sorprende a algún amigo o familiar arrojando un libro grande al suelo.
  2. ¿Qué sucede cuando el libro cae haciendo ruido? ¿La persona a la que buscas sorprender, se sobresalta, mueve la cabeza, pestañea, levanta las manos o grita?
  3. Si hace alguna de estas cosas, has visto cómo funciona un reflejo.

El cuerpo reacciona en forma automática, como cuando sacas la mano instantáneamente si tocas algo muy caliente. Sacas la mano antes de que el mensaje: “Uy, tengo la mano sobre algo caliente" llegue al cerebro. ¡Gracias, reflejos!

Experimento: ¡Atrapa la moneda!

El cerebro es el jefe

Revisado por: Eric H. Chudler, PhD
Fecha de revisión: noviembre de 2015