Improving the health of children and teens
Children's Physician Network Home Page

SEARCH
   

HomeFor ClinicsFor ProvidersFor FamiliesClinics & Physician ListHow To Contact Us

FOR FAMILIES

ABOUT US

CHOOSING YOUR CHILD'S DOCTOR

EMERGENCY PLANNING RESOURCES

HEALTH INFORMATION

FOR KIDS

FOR TEENS

FOR PARENTS

LINKS

Semana 4

Semana 4

El desarrollo de su bebé

Durante la cuarta semana del embarazo, su bebé (denominado ”embrión”) consta de dos capas de células (el epiblasto y el hipoblasto) que se desarrollarán hasta formar los órganos y las partes del cuerpo del bebé. En este momento, también se están desarrollando otras dos estructuras: el amnios y el saco vitelino. El amnios, que contiene el líquido amniótico, recubrirá y protegerá al embrión en desarrollo. El saco vitelino producirá sangre y ayudará a alimentar al embrión hasta que la placenta lleve a cabo esta función.

Su cuerpo

Durante esta semana el bebé continúa implantándose en el útero, alojándose profundamente en el endometrio. Una vez implantado, el bebé comienza a producir una hormona denominada “gonadotropina coriónica” (hCG) que ayuda a mantener la pared interna del útero. También envía una señal al ovario para que interrumpa la liberación de óvulos cada mes, lo cual impide la menstruación. Durante esta semana, algunas mujeres sufren calambres abdominales leves o una pequeña pérdida de sangre mientras se lleva a cabo la implantación y confunden estos síntomas con la menstruación ya que, por lo general, esto ocurre en la misma época en que deberían tener su período menstrual.

La hCG es la hormona que se mide en las pruebas de embarazo. Durante esta semana, la prueba debería detectar su embarazo. La hormona hCG es también la que causa los síntomas típicos del embarazo que suelen comenzar a aparecer durante esta semana. Cansancio, hormigueo, dolor de pechos o náuseas pueden hacerle creer que pronto tendrá su período menstrual, ya que los primeros síntomas del embarazo son similares a los del síndrome premenstrual (PMS por su sigla en inglés). Pero al final de esta semana, el período menstrual esperado no llegará. ¡Su embarazo está en camino!