SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Cómo leer una receta de cocina

(How to Read a Recipe)

La lectura de una receta de cocina es diferente a la lectura de un libro. Una receta consiste en instrucciones para preparar una comida o una bebida. Una vez que sabes cómo seguir una receta, ¡estás listo para comenzar a cocinar!

Nombre de la receta

El nombre de la receta te indica lo que estarás preparando. Algunas recetas hasta tienen una breve descripción de la comida o la bebida. Por ejemplo, puede decir "Licuado de fruta tropical —una bebida de verano refrescante y saludable".

Algunas recetas también incluyen un dibujo o una foto para mostrarte el aspecto de la comida o bebida cuando está terminada.

Porciones

El número de porciones es importante porque seguramente quieras saber cuánta bebida o comida podrás hacer con esa receta. Por ejemplo, querrás saber si tendrás suficientes panecillos para toda la clase.

La mayoría de las recetas para niños permiten preparar pocas porciones porque es más fácil para los niños manejar pequeñas cantidades de comida. Pero es fácil preparar más cantidad (el doble o el triple) o menos cantidad (la mitad). Pídele a un adulto que te ayude a calcular la cantidad que necesitarás de cada ingrediente.

Análisis nutricional

Algunas personas se fijan en el análisis nutricional de una receta antes de decidir prepararla. Este análisis te indica cuántas calorías tiene cada porción. También es posible que indique lo siguiente:

  • grasas
  • proteína
  • hidratos de carbono
  • fibra
  • minerales (como el calcio o el hierro)
  • vitaminas (como la vitamina C)

Esta información es importante especialmente para los adultos y los niños que deben seguir una dieta especial para mantenerse sanos.

Tiempo de preparación

El tiempo de preparación te indica cuánto tiempo te llevará preparar la comida o bebida. Esto es importante ya que sabrás cuánto tiempo necesitarás. Y si estás preparando una cena, sabrás cuándo debes comenzar a prepararla.

La mayoría de las recetas para niños no toman mucho tiempo. Algunas recetas dividen el tiempo en dos: tiempo de preparación y tiempo de cocción. El tiempo de preparación es la cantidad de tiempo que estarás ocupado en la cocina. Estarás mezclando, pisando, cortando y haciendo todo lo que la receta te indique.

El tiempo de cocción es el tiempo que la comida tendrá que estar en el horno o las hornallas. (Recuerda que cuando la receta indica usar el horno o las hornallas, deberás pedir la ayuda de un adulto). En ciertas recetas, no tienes que hacer nada durante el tiempo de cocción. Puedes quedarte cerca, hacer las tareas o poner la mesa. Pero en otras recetas, es posible que tengas que revolver o controlar la cocción de vez en cuando.

Ingredientes

Esta es la lista de todo lo que necesitas para cocinar. La mayoría de las listas de ingredientes en recetas para niños son fáciles de seguir. Algunas hasta tienen dibujos; por lo tanto, es posible que hasta tengas una imagen que te indique exactamente cuántas tazas de harina o cuántos huevos necesitarás.

A veces las recetas incluyen información de un ingrediente especial, como por ejemplo:

  • ingredientes opcionales, los cuales no son necesarios pero pueden utilizarse para lograr más sabor o un sabor diferente.
  • ingredientes sin una medida específica. Es posible que diga "Sal, a gusto". Esto significa que puedes agregar la cantidad que desees en la receta. Puedes agregar un poco o mucho. Pero recuerda que no puedes quitar lo que ya pusiste.

Algunas listas de ingredientes te dicen lo que debes hacer inclusive antes de comenzar con las indicaciones. Por ejemplo, "un pepino en rodajas finas" o "un huevo batido".

Finalmente, algunas recetas pueden sugerirte sustituir algunos ingredientes para cambiar la receta. Esto puede ser útil en caso de que no tengas algunos de los ingredientes o que seas alérgico a un ingrediente (un niño que es alérgico a los frutos secos puede sustituirlos por pasas de uva al hacer galletas).

Indicaciones

Las indicaciones te dicen los pasos que debes tomar para hacer la comida. Siempre lee las indicaciones primero, de comienzo a fin. Al hacer esto podrás saber si:

  • necesitas la ayuda de un adulto
  • hay algo que no entiendes

Calentar el horno con anticipación es el paso inicial importante en el cual necesitarás la ayuda de un adulto. En muchas recetas, las indicaciones se enumeran o listan en líneas por separado para que se entiendan mejor y sean más fáciles de seguir. En ciertas recetas para niños hasta habrá dibujos. Por ejemplo, es posible que estos dibujos muestren cómo estirar la masa con el rodillo, aceitar un molde o mezclar ingredientes.

Sugerencias para servir el plato

Algunas recetas incluyen sugerencias sobre cómo servir el plato que estás cocinando u otros platos para acompañarlo. Por ejemplo, una receta de salsa casera puede decir, "Servir con nachos de grano entero". Una receta de pollo a la parrilla, puede decir, "Servir con arroz integral y espárragos".

Pero tú eres el chef y por lo tanto tú mismo decides cómo servirás tu creación. ¡Buena suerte y buen provecho!

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2013