SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Cuando el nivel de azúcar en sangre es muy bajo

(When Blood Sugar Is Too Low)

Hipoglucemia es la palabra que se usa en medicina para describir un nivel de azúcar en sangre bajo. Esta afección debe ser tratada de inmediato. ¿Por qué? Porque la glucosa, o azúcar, es la fuente de energía principal del cuerpo. Esto significa que tu cuerpo (incluido tu cerebro) necesita glucosa para funcionar correctamente.

Cuando el nivel de azúcar en sangre es inferior a lo normal, puedes enfermarte mucho. Tanto tus padres como el equipo del cuidado de la salud de tu diabetes te dirán qué nivel de azúcar debes mantener y qué hacer cuando éste baja mucho.

Las causas de un nivel de azúcar bajo

Un nivel de azúcar en sangre bajo ocurre como consecuencia de los medicamentos que debes tomar. Los niños con diabetes suelen necesitar una hormona llamada insulina y/o píldoras para la diabetes, con el fin de ayudar al cuerpo a utilizar el azúcar en la sangre. Estas medicinas ayudan a eliminar el azúcar de la sangre y a hacerla entrar en las células del cuerpo, lo cual disminuye el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo (sangre).

Pero a veces es difícil mantener el equilibrio adecuado y el nivel de azúcar en sangre puede ser muy bajo. El nivel de azúcar en sangre de los niños con diabetes no debe ser ni muy elevado ni muy bajo. ¿Cómo se logra esto? Con la ayuda de los adultos, se debe mantener el equilibrio de tres factores:

  • comida
  • ejercicio
  • tomar las medicinas

Cada uno de estos factores afecta al otro. Por ejemplo, comer más significa que el niño necesitará más insulina. Y hacer ejercicio hará necesario comer un bocadillo más. Nuevamente, un adulto puede enseñarte a controlar estos factores para que te puedas sentir bien.

Los siguientes factores pueden causar niveles de azúcar en sangre bajos:

  • saltear comidas o bocadillos
  • no comer lo suficiente durante las comidas o los bocadillos
  • hacer ejercicio físico por más tiempo o más vigoroso que lo habitual sin comer algo más
  • el exceso de insulina
  • no administrar las dosis de insulina en el momento de las comidas, bocadillos y ejercicio
  • bañarse o ducharse durante un tiempo prolongado inmediatamente después de aplicarse la insulina

Señales de que el nivel de azúcar en sangre es muy bajo

Una persona con un nivel de azúcar en sangre bajo puede tener una variedad de síntomas. No todas las personas presentan los mismos síntomas. Los síntomas pueden ser leves, como por ejemplo sentir hambre, o graves, como tener una convulsión o desmayarse. ¿Has tenido alguna vez un nivel bajo de azúcar en sangre? Der ser así, ¿recuerdas lo que sentiste? Recordar los síntomas puede ser beneficioso en caso de que ésto volviera a ocurrir.

Si tienes diabetes y tu nivel de azúcar en sangre es bajo, es posible que:

  • sientas hambre o sientas "un vacío" en el estómago
  • sientas que tienes temblores
  • tengas un ritmo cardíaco acelerado
  • te sientas sudoroso o tengas la piel fría y húmeda
  • estés pálido, tengas la piel color gris
  • tengas dolor de cabeza
  • te sientas de mal humor o molesto
  • tengas sueño
  • te sientas débil
  • te sientas mareado
  • camines en forma inestable o te tambalees
  • veas nublado o doble
  • te sientas confundido
  • tengas convulsiones
  • te desmayes

Si crees que tu nivel de azúcar en sangre es bajo, díselo a uno de tus padres, a un maestro o a la persona que te está cuidando. Un adulto puede ayudarte a medir el azúcar en sangre y tratarte para que comiences a sentirte mejor.

¿Cómo se tratan los niveles de azúcar en sangre bajos?

Cuando los niveles de azúcar en sangre son bajos, la meta es hacerlos volver a un nivel normal lo antes posible. La mayoría de los niños que tienen un nivel de azúcar en sangre bajo necesitan hacer lo siguiente:

  • comer o beber algo que contenga azúcar y que pase a la sangre rápidamente. Tu madre o tu padre te darán alimentos o bebidas que contengan azúcar, como sodas, jugos de naranja, cobertura de tortas, tabletas de glucosa o gelatina de glucosa (un tubo de gelatina azucarada).
  • esperar unos 10 minutos para que el azúcar surta efecto.
  • volver a controlar el nivel de azúcar en sangre con un medidor de glucosa para ver si el nivel de azúcar ha vuelto a la normalidad.

A veces, los niveles de azúcar en sangre pueden ser muy bajos y es posible que no te sientas lo suficientemente bien o despierto para comer o beber algo dulce. Cuando esto sucede, los niños deben recibir una inyección de glucagón. El glucagón es una hormona que ayuda a que el azúcar en la sangre regrese rápidamente a un nivel normal. Tu médico y el equipo de cuidado de tu diabetes te dirán si debes mantener estas inyecciones a mano, y además te ayudarán a entender cuándo es necesario utilizarlas.

Tus padres y otros adultos que cuidan de ti, deben saber cómo administrarte inyecciones de glucagón. Si no tienes una inyección de glucagón, o la persona con la que estás no sabe cómo administrar la inyección, alguien debe llamar al 911.

¿Es posible evitar un nivel de azúcar en sangre bajo?

La hipoglucemia puede parecer algo atemorizante. Por lo tanto, te debes estar preguntando si se puede evitar. Sin importar cuánto esfuerzo pongan los niños en su cuidado personal, el diabético a veces tendrá que enfrentar un nivel de azúcar en sangre bajo. Pero llevar a cabo estos pasos suele ayudar:

  • Trata de hacer las comidas principales y tomar los bocadillos a la hora que corresponde y no te saltees ninguna.
  • Toma la cantidad correcta de insulina.
  • Si haces más ejercicio de lo habitual, o el tipo de ejercicio es más desafiante, come un bocadillo más.
  • No te bañes o duches durante un tiempo prolongado inmediatamente después de aplicarte la insulina.
  • Sigue el plan de control de la diabetes.

¿Insulina y duchas calientes? ¿Qué tienen que ver las duchas con la diabetes? Bueno, si alguien se inyecta insulina y después se ducha o baña con agua caliente, el cuerpo suele absorber la insulina demasiado rápido. Y si esto sucede, puede provocar un nivel de azúcar en sangre bajo. Además de los baños y duchas calientes, la inyección de la insulina en un músculo que luego se usará mucho (como por ejemplo en un entrenamiento de fútbol) puede hacer que el cuerpo absorba insulina muy rápido.

¿Qué más puedes hacer? Lleva contigo una pulsera o collar de identificación médica que indique que eres diabético. De esta manera, cuando no te sientas bien, cualquier persona que esté contigo (aunque no te conozca) sabrá que debe pedir atención médica. Estos identificadores médicos también suelen incluir el número de teléfono del médico o de uno de tus padres. Cuanto más rápido recibas tratamiento, más rápido te sentirás mejor.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: junio de 2013