SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

¿Es posible prevenir la diabetes?

(Can Diabetes Be Prevented?)

La diabetes es un problema de salud que afecta a niños de todas las edades, pero no se contrae con la misma facilidad que un resfriado. En algunos casos, la diabetes puede prevenirse. ¿Cómo? Vamos a enterarnos.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta el modo en que el organismo utiliza la glucosa, un azúcar que constituye la principal fuente de combustible para el cuerpo. Nuestro cuerpo necesita glucosa para seguir funcionando. Ésta es la manera en que debería funcionar:

  1. Comemos.
  2. La glucosa contenida en los alimentos ingresa en el torrente sanguíneo.
  3. El páncreas produce una hormona llamada insulina.
  4. La insulina ayuda a que la glucosa ingrese en las células del cuerpo.
  5. El cuerpo obtiene la energía que necesita.

El páncreas es una glándula larga y plana, ubicada en el abdomen, que ayuda a que el cuerpo digiera los alimentos. También produce insulina. La insulina es como una llave que abre las puertas hacia las células del cuerpo. Y permite que ingrese la glucosa. Entonces, la glucosa puede pasar de la sangre a las células.

Sin embargo, cuando una persona padece diabetes, o bien el organismo no produce insulina (esto se denomina diabetes tipo 1), o la insulina no funciona en el cuerpo como debería (esto se denomina diabetes tipo 2). Como la glucosa no puede ingresar en las células normalmente, los niveles de azúcar en sangre aumentan demasiado. Cuando una persona tiene una elevada concentración de azúcar en sangre y no sigue un tratamiento, se enferma.

La diabetes tipo 1 no puede prevenirse

La diabetes tipo 1 no puede prevenirse. Incluso, los médicos no pueden determinar quién padecerá esta enfermedad y quién no.

Nadie sabe con certeza por qué algunos niños padecen diabetes tipo 1, pero los científicos creen que esta enfermedad guarda cierta relación con lo genético. Los genes, que se transmiten de padres a hijos, son algo así como instrucciones que determinan el aspecto físico y el funcionamiento del cuerpo. Sin embargo, para padecer diabetes, no es suficiente haber heredado los genes. En la mayoría de los casos, para que una persona tenga diabetes tipo 1, debe existir otro factor, como la presencia de una infección viral.

La diabetes tipo 1 no es contagiosa. Por lo tanto, uno no puede contagiarse de otra persona ni contagiar a ningún amigo. Además, consumir demasiada azúcar no puede provocar la diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 2 puede prevenirse

La diabetes tipo 2 es distinta. En algunos casos, puede prevenirse. En la diabetes tipo 2, el páncreas produce insulina, pero el organismo no responde a esta hormona como debería.

La mayoría de las personas que padecen diabetes tipo 2 tienen problemas de sobrepeso. En el pasado, sobre todo los adultos con problemas de sobrepeso padecían de diabetes tipo 2. Hoy en día, un mayor número de niños padecen diabetes tipo 2, probablemente porque hay más niños con sobrepeso.

¿Cómo puede prevenirse la diabetes tipo 2? Por ejemplo, logrando un peso saludable. Un exceso de sobrepeso hace que al cuerpo le resulte más difícil utilizar la insulina correctamente. Dos buenas opciones para prevenir la diabetes son elegir alimentos saludables y hacer suficiente ejercicio.

Algunas medidas que pueden tomarse para prevenir la diabetes tipo 2

Si quieres contribuir a prevenir la diabetes tipo 2, o simplemente sentirte más saludable de muchas otras maneras, sigue estos pasos:

  • Elige alimentos que sean saludables. Intenta comer alimentos que sean de bajo contenido graso, pero que contengan una gran cantidad de otros nutrientes. Éstas son algunas buenas opciones: cereales y panes enteros, frutas, verduras, leche, yogur, queso, carnes magras y otras fuentes de proteínas.
  • Restringe el consumo de comidas rápidas y refrescos con azúcar. El consumo excesivo de grasas y azúcar puede llevar al sobrepeso. Cuando se tiene sobrepeso, es más probable desarrollar la diabetes tipo 2. Intenta reducir el consumo de comidas rápidas con alto contenido de grasas y las bebidas dulces, como refrescos, jugos y té helado.
  • Levántate y ponte en movimiento. Cuando se trata de prevenir la diabetes y estar saludable, es mejor mantenerse activo que mirar televisión o pasar el tiempo con los videojuegos o los juegos electrónicos. Moverse mucho ayuda a prevenir la diabetes y a mantener un peso saludable, acorde con la altura. Mantenerse activo puede traducirse en algo tan sencillo como pasear al perro, correr alrededor del jardín o jugar al fútbol con los amigos. Intenta realizar alguna actividad que te ponga en movimiento todos los días.
  • Si tienes preguntas sobre tu peso, no dudes en preguntar. Si estás preocupado por tu peso, pídele a tu mamá o tu papá que te acompañen a la consulta con el médico. Un médico puede ayudarte a saber si tu peso es saludable y enseñarte cómo mantenerlo así.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2013